Daniella Ahumada Comas.
6:30 pm. Jueves 22 de Noviembre de 2018
"Mis lágrimas eran de sangre, no podía abrir el ojo y pensé que lo había perdido"
6:30 pm. Jueves 22 de Noviembre de 2018
https://www.youtube.com/embed/xAwA1dDbGzk?rel=0
Daniella Ahumada relató a Zona Cero el calvario que vivió tras ser golpeada con un computador portátil por su expareja sentimental, Mateo Cabrera Urueta.

Su mirada luce serena y su rostro está intacto. Las secuelas físicas de la brutal agresión que sufrió ya no se notan a simple vista, pero las consecuencias psicológicas que padeció siguen latentes e imborrables. 

Daniella Ahumada Comas, la joven agredida con un computador portátil por su expareja sentimental, Mateo Cabrera Urueta, contó a Zona Cero el suceso que marcó su vida para siempre. 

Daniella Ahumada y Mateo Cabrera Urueta.

La mujer reveló detalles del incidente ocurrido en una vivienda del corregimiento de Sabanilla, el pasado 12 de julio. 

También confesó como fueron esos momentos en la clínica Portoazul, la cruda realidad que debió vivir con las heridas en su rostro y la recuperación posterior a las cirugías. 

¿Cómo has vivido estos cuatro meses después de la agresión por parte de Mateo Cabrera Urueta?

He pasado momentos bastante difíciles. No te puedo negar que gracias a mi familia, que siempre han estado ahí apoyándome, me he fortalecido más porque la situación ha sido bastante complicada con respecto a mi hijo y todo. 

¿Qué fue lo que pasó el 12 de julio?

Yo venía de la universidad muy contenta porque ya yo ingresaba el lunes (16 de julio) a mis prácticas (en sicología). El incidente pasó el jueves. 

Yo llego y él estaba en el computador. Le llega un saldo cartera pendiente del niño, por el cual él se estresa tanto que me pregunta ¿Daniella qué es esto?, ¿Por qué me llega este saldo cartera? 

Él me pregunta por los papeles que se anexan en el control del niño y los dos lo revisamos. Él estaba bastante alterado, llama la mamá, le comenta la situación y ella nos dice que busquemos bien los papeles. 

Yo saco el baby book (control del niño), llegó hasta el cuarto de él, le digo mira y él no me está escuchando porque estaba tan estresado por un cobro jurídico, sabiendo que no tenía por qué alarmarse tanto porque no era dinero que yo estaba manejando. 

Se lleno de tanta ira, no me dejaba de hablar y en ese momento coge el portátil y lo que hace es golpearme directamente, un solo golpe en la cara, lo recibo en mi ojo izquierdo. 

Cuando él me pega con el computador, yo empiezo a gritar, lloraba desesperadamente, eran chorros de sangre. Las lágrimas mías eran totalmente de sangre y yo no podía abrir el ojo. En ese momento yo dije 'Dios mío yo perdí el ojo'. Eso fue lo inmediato que pensé. 

Daniella Ahumada Comas después del ataque brutal.

¿Qué pasó después?

Él lo que hace es colgar la llamada con su mamá y me dice que nos vamos para la clínica. La señora que trabaja en la casa me coloca una toalla sobre el ojo. 

El niño en ese momento estaba en el cuarto de al frente, pero él no observó el hecho gracias a Dios. 

Yo salgo descalza porque me acababa de bañar y me fui para la clínica Portoazul. 

En ese momento se me ocurrieron un poco de cosas. Que me iba a morir, que me iba a dar algo. Nunca me desmayé, gracias a Dios llegué consciente. Si estaba a punto de desmayarme porque perdí mucha sangre. 

Él (Mateo Cabrero) estuvo por un momento conmigo porque después se fue. 

El guardia me dice ¿Te golpeaste con un vidrio?. Yo le dije que no. En ese momento estaba muy nerviosa y temblando. Tenía hasta la presión baja. Yo me enfocaba en el ojo porque no podía abrirlo. Sentía como un vacío. 

¿Lo de la puerta de vidrio te lo dijo el vigilante?.

El vigilante de la clínica, porque él no sabía lo que estaba pasando. Cuando eso pasa yo entro a urgencias. Yo no tengo EPS. Él entró, tenía mi billetera y mi celular. No tenía como comunicarme con mis papás. 

Me atiende una enfermera y yo, con el mismo susto, lo que comentó es 'mi ojo, mi ojo'. Ella me dice ¿Qué te pasó?. Yo nerviosa no le dije porque ese hombre estaba afuera y que tal que me rematara en ese momento. 

Daniella Ahumada Comas durante su entrevista a Zona Cero.

¿Qué te decía Mateo Cabrera durante el camino a la Clínica Portoazul?. 

Él se puso nervioso, lloró y estaba histérico. Me echaba las culpas de lo que había pasado y yo le decía que se calmara porque no podíamos estrellar en el carro. 

No hablamos más nada porque en ese camino lo que él hizo fue llamar a la mamá, pero no le especificaba lo que había pasado. 

¿Qué ocurrió después en la clínica?

La enfermera me pregunta qué me había pasado y yo por temor en el momento le dije que me habían golpeado con un computador portátil. Yo no hablaba porque él (Mateo Cabrera) entraba y salía, y yo me abstuve en el momento. 

Luego empiezo a vomitar sangre. Botaba coágulos y yo decía 'me voy a morir'. 

La enfermera ingresa de nuevo y yo le pedía irme, pero ella me calmó con una pastilla y en ese momento le confesé: 'El que está allá afuera me pegó con un computador portátil'. 

Daniella Ahumada Comas durante su estadía en la clínica.

Familia de Mateo Cabrera quería tapar el incidente...

Luego llegó un hombre que trabaja con la familia de él, un trabajador personal de su mamá. Llegó a "ayudar". Me dijo que íbamos a denunciar, pero después porque tú sabes que ese proceso se demora y yo me quedaba callada. Ya me estaba dando cuenta que querían tapar el hecho de que había pasado una violencia doméstica porque eso da para cárcel. 

'Entonces me dijo: vamos a decir que a tu ibas a salir a tomar un bus, un transporte de Sabanilla y que tú tenías el computador en tu bolso, y que te golpearon con el portátil en la cara, ósea, fingir un atraco'. 

¿Quién era esta persona?

Esa persona viene siendo un trabajador de la empresa de la mamá, donde él labora. Yo después me doy cuenta que cambian los hechos en la clínica porque yo estaba sola y él afuera. 

Antes de hablar con la enfermera, Mateo Cabrera llamó a mi papá y le dijo: 'Daniella se cayó del baño, tiene unos punticos mariposa, no es mucho y estamos en la Clínica Portoazul, vente para acá'. 

Me entregó el celular y cuando llegó su mamá él se fue del lugar. Después llegó mi familia y la mamá de Mateo se fue molesta del sitio porque prácticamente me echó la culpa de todo lo que había pasado, cosa que es completamente falso. 

Mateo, un agresor reincidente...

En la clínica yo me entero de muchas cosas. Que ya él (Mateo Cabrera) había tenido un problema con otra expareja. Tenía antecedentes. 

Daniella Ahumada Comas durante su entrevista a Zona Cero.

¿Cómo era la relación de ustedes antes del ataque brutal?

Al principio era una relación normalmente de novios. El agresor nunca se muestra como tal. Habían unos comportamientos y yo quedé embarazada al comienzo. 

Los problemas vienen es después cuando yo prácticamente ya iba a tener a mi hijo y empezaron unas disputas familiares. Cosas que entre parejas se manejaban, pero esas discusiones se iban mucho más allá y él siempre me echaba la culpa a mí de todo. La mamá le justificaba todo.

Sicológicamente ya él te estaba mandando un mensaje agresivo...

Si, claro. Tuvimos muchas discusiones después. Él lanzaba cosas, aparatos, controles y celulares. 

Las discusiones no eran por celos, te soy sincera. Gracias a Dios ni él contra mi, ni yo contra él. Pero eran otras situaciones, donde él era bastante agresivo y no tenía límites. Lastimosamente tuvo que ocurrir este hecho. 

Yo le doy gracias a Dios porque estoy viva y porque realmente puedo contar mi historia, muchas mujeres no pueden hacer eso. Si es un error callar este tipo de situaciones porque una como mujer cree que está con una persona idónea y piensa que esto no puede pasar a mí, él se controla, tira las cosas, uno no lo ve tan grave. 

Habían situaciones que podían tener arreglo, pero su agresividad no delimita. 

¿Cómo fue la recuperación?

Que gracias a Dios veo, si veo con dificultades. Aún sigo con mi proceso de recuperación. Viví momentos muy dolorosos en la clínica, no te llegas a imaginar yo todos los días. No dormía, físicamente me desgasté. 

Una cirugía tan complicada, se me subió la presión recién pasó todo. Viví muchos momentos duros y dolorosos porque no solamente te destruye una parte física, sino una parte interna. Tu autoestima también baja. Muchos me ven como una mujer fuerte, pero soy una mujer noble, amorosa y dedicada a la familia, y eso fue lo que más me dolió. 

Daniella Ahumada Comas momentos antes de la cirugía.

¿Cómo fue su estadía en la clínica? 

Fueron unos momentos de shock impresionante. Yo no me creía lo que estaba pasando. Mi familia no me comentaba, pero yo me he podido quedar ciega. 

Mi cirujana me dijo que yo 'era un milagro de Dios porque Dios te trajo aquí y te dio una segunda oportunidad de vida'. 

No se me nota mucho físicamente, pero ella me dijo que mi golpe ha podido ser mortal. Dos centímetros más y te mueres, no hubiera quedado para echar el cuento. Gracias a Dios pude vomitar los coágulos y si los rentenía, pudo ser peor. 

El golpe fue tan fuerte que es un impacto como si te hubiera golpeado una tractomula. El ojo sale de su órbita y otra vez. 

¿Pedías espejo para verte en la clínica? 

Yo si me veía. Al principio no me podía levantar. La cirugía duró más de 4 horas y media. No me pudieron hacer la cirugía de nariz porque tengo dos fracturas de tabique, la cual la tendré muy pronto. 

El ojo cambió de posición después de la cirugía. El ojito me quedó más arriba, tenía una asimetría. Entonces yo veía doble. Es el mismo caso que le pasó a la actriz Eileen Moreno. 

Me pusieron una mallita que me va a quedar de por vida para sostenerme el ojo. Cuando él me golpea, me tuvieron que poner una alta dosis de corticoides para que yo pudiera ver. 

Daniella Ahumada Comas durante su entrevista a Zona Cero.

¿Qué opinas que le hayan dado casa por cárcel?

Esa situación es muy complicada y dolorosa porque uno siente que a la justicia de este país le falta mucho. Apretar las leyes y todo porque si este caso no hubiera pasado aquí, sino en otra parte, creo que él no hubiera contado con la misma suerte de contar con una domiciliara. Pero yo creo que Dios es justo y lo que le toque pagar a él, sería lo más justo e ideal. 

No queremos dinero, queremos que se haga justicia porque yo estoy viva de milagro porque realmente la situación es dura. Al principio no podía dormir, sino era semi sentada en una clínica. Actualmente tengo una almohada especial, no puedo hacer peso, tengo un hijo de cuatro años. Fue algo que realmente me marcó. 

Daniella Ahumada Comas durante la entrevista.

¿Mateo Cabrera ha intentado comunicarse contigo?

No, realmente no. Ni de texto, ni por Instagram, ni por nada. Yo lo bloqueó por todas las redes a él y su familia. No tuvieron la delicadeza para marcar, ni decir nada. 

Inconsistencias en el proceso judicial

El abogado de Daniella, Ernesto González Daza, denunció varias inconsistencias en el caso que afronta su cliente con la expareja sentimental.

El pasado 10 de septiembre, el Juez Promiscuo Municipal de Puerto Colombia decidió cobijar con medida de aseguramiento a Mateo Cabrera Urueta.

La Fiscalía le imputó al mencionado los cargos de violencia intrafamiliar en concurso sucesivo y homogéneo, los cuales el presunto agresor no aceptó.

Ernesto González, abogado de Daniella Ahumada Comas.

¿Cuáles son las inconsistencias en el caso?

Parece algo extraño que el proceso haya terminado en Piojó, Atlántico. No podemos decir que haya sido algo manipulado, pensemos que fue algo aleatorio del sistema de reparto.
Ellas (Daniela y su mamá) tienen un descontento porque, entre otras cosas, es un municipio que está lejano y que hay un desplazamiento que implica unos costos. Ellas hubiera preferido la ciudad de Barranquilla. 

Incumplimiento en la medida de aseguramiento...

El otro tema pasa porque este señor (Mateo Cabrera Urueta) tiene una medida de aseguramiento vigente, que consiste en una detención domiciliaria de carácter provisional. 

La familia conoce de primera mano, de gente en común que esta persona no está respetando esta medida de aseguramiento, que está saliendo a la calle, haciendo su vida social y está asistiendo a lugares públicos. Este tema ya lo pusimos en conocimiento de la autoridad competente, que tiene la obligación de velar que se cumpla esta medida de aseguramiento. Se comprometieron a hacer las visitas pertinentes. 

Si el incumplimiento de Mateo Cabrera persiste ¿Qué medidas van a tomar?. 

Ya el Inpec tiene conocimiento de la situación. También vamos a informar a la Fiscalía, para que esta persona cumpla la detención. Si el incumple con eso, se estaría inmerso en una fuga de presos. 

Se ve a diario en este país que personas que tienen una domiciliaria hacen una vida común como si no tuvieran algún tipo de restricción. El objeto es que permanezca en su lugar de residencia.

Si el no cumple, deben revocarla y trasladarlo a un centro presidiario.