Artículo
Artículo
Artículo
Bleidis Yoselin Meza Salas y Luis Alberto Castillo Orozco, los capturados por la masacre en 'El Gran Chaparral'.
5:24 pm. Sábado 09 de Febrero de 2019
"El múltiple crimen se dio para robar 4 celulares, un revólver y 500 mil pesos": Fiscalía
5:24 pm. Sábado 09 de Febrero de 2019
Los imputados no aceptaron los cargos y fueron asegurados en centro carcelario.

A las 2:40 de la tarde inició la audiencia de formulación de imputación contra Luis Alberto Castillo Orozco y Bleidis Yoselin Meza Salas por la masacre de la finca 'El Gran Chaparral', donde fueron asesinados con arma blanca Jaime Enrique Herrán Oviedo, la esposa Betsaida del Carmen Acevedo Espinosa, su hermana Griselda del Carmen y la prima de ambas Sandra Milena Ricardo Montes.

El Fiscal Segundo Especializado, Elkin Chiquillo, precisó en esta audiencia que Luis Alberto es natural de Mahates, Bolívar, y su mujer de Calamar.

El representante del ente acusador inició su imputación relatando que el pasado 2 de febrero en la finca 'El Gran Chaparral' los imputados dieron muerte a las víctimas con el propósito de hurtar pertenencias y probablemente usaron cuchillos para cometer ese múltiple crimen.

El fiscal precisó que cuando fueron hallados los cuerpos los hoy imputados se habían ido del sitio, ya que ellos laboraban en la mencionada finca.

El múltiple homicidio se habría cometido para cometer un hurto agravado calificado ya que los hoy imputados habrían amordazados y matado a las víctimas para robarles 4 celulares, todos avaluados en 2 millones de pesos; un revólver que cuesta 3 millones de pesos y que era de propiedad de Jaime Herrán; y una cajetilla de seguridad que tenía la suma de 500 mil pesos en efectivo.

Luis Alberto y Bleidis no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía y aseguraron que son inocentes.

Fiscalía pidió cárcel

Tras finalizada la audiencia de formulación de imputación, se inició se inmediato la de solicitud de medida de aseguramiento.

El fiscal pidió cárcel para la pareja porque los hechos ocurridos el pasado sábado en la finca se descubrió cuando el hijo de la víctima llegó al sitio y encontró la dantesca escena de ver a su padre degollado y a las tres mujeres amarradas de mano y acuchilladas.

El fiscal aseguró que hubo una entrevista a la novia del hijo de la víctima para establecer el vínculo de Luis Alberto y su pareja con Jaime Enrique.

"Ella estuvo en la finca hasta las 11 de la noche cuando la fue a recoger su novio. Allí también estaban los hoy imputados, ya que Jaime le había permitido estar en un apartamento del sitio a cambio de los quehaceres de la finca. Estos sujetos (señalando a los imputados) abandonaron el sitio el mismo día de los hechos", dijo el fiscal.

También había diferencias entre Luis Alberto y Jaime por el mal comportamiento que tenía el primero en las labores de la finca como ofreciéndole a un vecino abonos y tablones.

Del mismo modo hay una entrevista de una persona que indica que Luis Alberto le había planteado un plan criminal un día antes para robar en la finca.

El fiscal aseguró que desestima que Luis Alberto haya sido obligado para cometer el crimen, como lo dijo ante los medios de comunicación.

En el interrogatorio, el fiscal aseguró que Luis Alberto confesó que amarró a Jaime Enrique e inclusó le colocó la cabeza hacia atrás para que supuestamente un tercero lo degollara. Además que amarró a las tres mujeres y acuchilló a una de ellas, pero asegurando que fue obligado.

"¿Pero como puede ser obligado? ¿Acaso fue obligado a colocar sus manos en todas las escenas del crimen?", inquirió el fiscal.

Además señaló que hay contradicciones entre los interrogatorios de Luis Alberto y su esposa, ya que él dijo que a las 11 de la noche de ese viernes del 1 de febrero (un día antes de descubrir los cadáveres) se acostó y escuchó a los perros ladrar; y ella dijo que a las 9 ya estaban acostados y luego escuchó a los perros.

Sin embargo, en una entrevista realizada por la Fiscalía a una vecina de la finca ésta aseguró que los perros nunca se escucharon ladrar.

Además, el fiscal Elkin Chiquillo precisó que Luis Alberto aseguró en el interrogatorio que los tres supuestos hombres que ingresaron al lugar se marcharon a los cinco minutos. Sin embargo, el representante del ente acusador reiteró que no fueron obligados ya que ni él ni su esposa llamaron a la Policía para advertir lo que había pasado y lo que hicieron fue huir.

"No le ponga medida a la señora" 

Luis Alberto Castillo Orozco consuela a su pareja Bleidis Yoselin Mesa Salas.

Tras un receso de diez minutos, el abogado de los imputados precisó que en el interrogatorio dice que Luis Alberto ha colaborado con la justicia y que su actuar fue coaccionado por un delincuente, es decir, que fue obligado.

"Pido  al señor juez que se abstenga de imponer medida de aseguramiento porque el que porta un arma de fuego debe tener un salvaconducto. Deben certificar que esa arma hurtada si es legal. El fiscal debió traer el certificado de la Segunda Brigada y además debe haber número de celulares que fueron hurtados para saber quién tiene estos aparatos y así demostrar que mis apoderados no tienen estos celulares y en cuanto a la cajetilla de seguridad con 500 mil pesos no hay una acreditación del mismo. Considera la defensa en cuanto al homicidio, si bien es cierto nos encontramos en una etapa temprana para demostrar su inocencia, pero en interrogatorio se da cuenta que Luis Alberto está diciendo la verdad y fue obligado", dijo el abogado.

Aseguró que Luis Alberto lloró en el interrogatorio cuando contaba como lo obligaban a acuchillar a su patrona y como mataban a su patrón.

"Mi defendido actuó con un miedo insuperable", precisó el abogado.

También aseguró que Bleidis Yoselin no tiene nada que ver en los hechos y que ella estaba dormida en su cama y cuando escuchó los perros ya su esposo no estaba acostado.

"Ella no tiene nada que ver en este cuento señor juez. Ella se marchó con sus cuatro niños. Aquí ya se sabe quiénes fueron los que mataron a las víctimas. Ya la Fiscalía lo sabe, ya Luis Alberto lo dijo", manifestó el abogado.

A la cárcel 

Luis Alberto Castillo Orozco, durante la audiencia.

Tras un nuevo receso de 20 minutos, el Juez Promiscuo Municipal de Juan de Acosta, quien presidió las audiencias preliminares, decidió que sí es procedente la medida de aseguramiento en centro carcelario para los imputados ya que se considera necesario y apoyó el argumento de la Fiscalía.

Aclaró que deben ser asegurados mientras que un juez de conocimiento resuelve su situación judicial.

"Hay indicios que permiten indicar que los hoy capturados presuntamente participaron en los hechos que les imputa la Fiscalía", dijo el juez.

La mujer fue enviada a la cárcel El Buen Pastor y el hombre a la cárcel Modelo de Barranquilla.

No obstante, el abogado de la pareja solicitó recurso de apelación ante la decisión tomada por el juez.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
 title=
Artículo
Artículo
Artículo
Expreso Brasilia
Artículo