El sicariato es la principal modalidad de homicidio en Barranquilla
7:10 pm. Miércoles 04 de Noviembre de 2015
Barranquilla, una ciudad de muertes por encargo
7:10 pm. Miércoles 04 de Noviembre de 2015
Los homicidios cometidos por sicarios representan la principal causa de muerte en la ciudad en lo que va corrido del 2015, un año que va camino a convertirse en el más violento de los últimos cuatro.

En Barranquilla la mayoría de los homicidios se cometen a sangre fría. El 44% de los asesinatos que se han presentado en la ciudad en lo que va corrido del año corresponden a muertes por encargo, muy por encima de las riñas, los atracos o los casos de violencia de pareja -que le siguen entre las principales motivaciones-. Así lo revela el último Informe de criminalidad y violencia del Sistema Unificado de Información en Seguridad (SIU).

El acto de mandar a matar a alguien, sorprenderlo a la vuelta de la esquina, en el frente de su casa, en la tienda o con su familia, es una realidad que en Barranquilla -durante este año- se ha vivido de a día de por medio, pues en 304 días del 2015 se registraron 150 casos de sicariato, casi una persona 'mandada a matar' cada dos días. Tomando en cuenta todas las causas de homicidios, en Barranquilla se mata a 11 personas cada 10 días.

Jorge Ávila, director del Fondo de Seguridad y Convivencia Ciudadana de Barranquilla (Fonsecon), está consciente de la situación. Asegura que "hemos visto como ha habido un cambio en el tipo de homicidios que se registran en la ciudad este año". Si antes los asesinatos estaban más relacionados a riñas, disputas entre jóvenes y pandillas, en estos momentos los homicidios selectivos, dirigidos por bandas delincuenciales, son el principal flagelo de la ciudad.

Flagelo que ha llegado a alcanzar en Barranquilla las peores expresiones del conflicto en Colombia. Las bandas delincuenciales no han tenido reparación en llevar a cabo, desde 2013 hasta 2015, ocho asesinatos con decapitaciones y desmembramientos, expresión máxima de la violencia que experimenta la ciudad, un método de exterminio que se creía limitado a las zonas del interior del país más golpeadas por el narcotráfico.

Aunque es necesario que termine el año para determinar qué tan grande ha sido el aumento en la violencia de la ciudad, Ávila acepta que el incremento con respecto a 2013 y 2014 es innegable. Sin aún haber acabado, este año ya supera a 2013 en 21 homicidios a 2014 en siete y está a dos muertos de sobrepasar el total de 2012

La tendencia, en todo caso, podría ir más allá. Con 340 homicidios registrados en 10 meses, el promedio de asesinatos por mes se situaría en 34 muertos, de repetirse cifras parecidas en los dos meses que restan del 2015, el total de muertos podría superar los 400, cifras que no se veían desde el 2006.

El director del Fonsecon de Barranquilla asegura que esta afirmación es exagerada. "Sabemos que si se mantiene un total de 30 muertos para estos dos meses la tasa de homicidio se ubicaría en 31 (por cada 100.000 habitantes), que es la forma estándar en la que se mide el homicidio" y que, por esta razón, no se puede hablar del periodo más violento de los últimos nueve años

Ávila asegura que el Distrito le ha pedido a la Policía que estos sean meses "de 25 muertos", lo que evitaría que se sobrepasaran los 400 asesinados.

Lo cierto es que una tasa de 31 homicidios por cada 100.000 habitantes sigue siendo una cifra preocupante, superior a la de los últimos cuatro años y bastante cercana a las de 2009 y 2010, con 31,2 y 32,1 respectivamente. Resulta desalentador, además, constatar que en los primeros cuatro días de noviembre se han registrado 10 homicidios, por lo que la tendencia en materia de violencia no parece estar cambiando.

Contrario a la afirmación del Distrito de que la tasa de homicidios en Barranquilla continúa siendo inferior a la del resto del país, lo cierto es que en estos momentos es superior. El último dato dado a conocer por el Gobierno Nacional sitúa la tasa de homicidios a nivel nacional en 26 por cada 100.000 habitantes, por debajo de los actuales 27,9 de la capital del Atlántico

Las bandas criminales que se dedican al narcotráfico le han pasado cuenta de cobro a la ciudad. Según las autoridades, gran parte de los homicidios que se han registrado en este año están relacionados con el microtráfico de drogas. Una práctica que parece estarse afianzando en ciertos sectores de la ciudad, claramente delimitados por lo que revelan las cifras del Informe de Criminalidad y Violencia.

Solo seis barrios concentran en Barranquilla un total del 23% de los homicidios en lo que va corrido del año: Villanueva, La Chinita, Santa María, La Luz, Rebolo y El Bosque. En términos de localidades, el suroriente de la ciudad concentra el 15,6% con 53 casos en lo que va corrido del año. 

Lineas invisibles a la vista, pero tangibles en las cifras de muertos, han sido trazadas en la ciudad por las bandas delincuenciales que imponen su ley de sangre en los territorios que reclaman como suyos, por encima de cualquier ley o Estado. "Aunque entendemos y valoramos que las autoridades y la Fiscalía están haciendo una labor para judicializar a estos grupos, les hemos solicitado mayores resultados para garantizar la seguridad de la ciudadanía", asegura Jorge Ávila.

Con el paso de los días no solo aumentan las muertes, sino también otros crímenes como el hurto y la extorsión, aunque la Policía reporta que las estadísticas sobre estos delitos han bajado, las autoridades del Distrito consideran que el miedo que imponen las bandas delincuenciales puede estar llevando a las personas a no reportar los casos. Así pues, las murallas de violencia que dividen Barranquilla se siguen consolidando y, sin acciones efectivas de las Fuerzas de Seguridad, los barranquilleros tendrán que vivir con la ominosa presencia de la muerte en la ciudad, que cada vez más llega a domicilio y por encargo.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo