Universidad Metropolitana
El lunes, Alcalde en la reactivación del comercio en la localidad Riomar.
10:00 pm. Sábado 01 de Agosto de 2020
¿Qué le espera a las empresas en Barranquilla con la reactivación económica?
10:00 pm. Sábado 01 de Agosto de 2020
Empresarios, comerciantes, emprendedores están preocupados por lo que sucederá en meses venideros.

Cuando comienza a despejarse el panorama para las empresas y los comerciantes en Barranquilla por la reactivación paulatina de algunos sectores de la economía desde finales de este mes de julio, necesariamente hay que mirar hacia atrás y revisar lo que sucedió durante la pandemia en la ciudad desde marzo 25 cuando se decretó el aislamiento obligatorio por parte del Gobierno Nacional.

Ningún sector tenía la ‘medicina’ que lo protegiera de los embates ­­­económicos que traía el coronavirus, que en Colombia a la fecha deja más 295.508 casos de Covid-19 y en Barranquilla cerca de 30 mil contagiados.

Pero lejos de las cifras de salud están los números que mueven la economía local, aquella que genera el sustento diario en miles de hogares de la ciudad y el departamento que se han visto mermados por la situación. 

Según Fundesarrollo, "en el Atlántico, cálculos recientes muestran que las pérdidas económicas a causa del aislamiento preventivo obligatorio podrían estar entre los $196 mil millones y los $2,6 billones de pesos por mes".

El impacto

Para el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Barranquilla, Manuel Ariza Fernández, “el impacto económico dejado por el Covid-19 en el Atlántico se evidenció con mayor pronunciamiento durante el mes de mayo”.

“Las ventas dejan ver que en el mes de junio hay una reducción menor frente al mes de mayo y frente a junio del año anterior, lo que refleja el inicio de la reactivación económica para este último mes”, dijo.

Barranquilla, de acuerdo con datos del DANE, tiene la tasa más baja de desempleo para el trimestre abril- junio, época de pandemia con 15,9%. Sin embargo, los diferentes sectores de la economía en la ciudad han resultado golpeados de una manera muy particular.

A diario durante los tres últimos meses, los barranquilleros hemos visto como bajan la persiana muchos restaurantes, negocios de calzado, papelerías, pequeños almacenes, locales medianos y grandes. 

Carlos Marín, presidente de Undeco, indicó que de sus afiliados unos 80 negocios han cerrado, entre los que se cuentan tiendas, restaurantes y estaderos, "Y otros, por no decir que todos, les ha tocado despedir empleados", agregó.

"Todos sabemos que el sector de los restaurantes está bien afectado y sin facturar y pagando arriendo, servicios y nómina; se vuelve una carga insostenible", indicó el dirigente de Undeco.

Sobre cuántas empresas no renovaron matrícula mercantil, según los registros de CamComercio, “con corte al 28 de julio de este año, reportamos 39.385 comerciantes renovados”.

Y agregó: “esta cifra corresponde al 72% de los empresarios que a esta misma fecha renovaron en el año 2019. Ahora bien, aún hay comerciantes, que dada esta coyuntura no han renovado su matrícula y que seguramente en la medida que se reactiven sus sectores, así lo harán. Sobre las cancelaciones, las cifras son las siguientes: en Barranquilla: 832 y en Soledad, 158”.

Las cifras aclaran son a corte de información de cancelaciones 15 de julio de 2020.

El panorama

Las cadenas de abastecimiento no han dejado de funcionar desde que comenzó la pandemia, pero esto no significa que a este grupo de comerciantes le vaya mejor que a los de otro sector, puesto que a medida que el bolsillo de los barranquilleros disminuye, la compra también baja.

En cuanto a los depósitos de víveres, el presidente de Undeco dijo que han tenido problemas de inseguridad. "En medio de esta pandemia, se han presentado varios atracos en el mercado".

Precisó que las tiendas en algunos casos han tenido hasta un 50% de disminución en sus ventas. "Hay barrios donde la gente que habita vive del día a día y al no poder trabajar tampoco tienen ingreso; por ende, no tienen cómo comprar en la tienda", agregó.

Desde Undeco, contó han acompañado a muchos de estos negocios con la implementación de los protocolos de bioseguridad. "Realmente los problemas de las ventas obedecen al alto desempleo que hay y a las restricciones por la pandemia que ha decretado el gobierno nacional y distrital", agregó.

En cuanto a los negocios de abarrotes en Barranquilla han continuado abiertos atendiendo la demanda durante el aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno.

Para la directora ejecutiva de la Asociación de Abarroteros de Barranquilla, Asaba, Mireilli Camacho, "desde el inicio de la pandemia han acompañado a cada uno de sus miembros en todo el proceso de mantenerlos actualizados en las normas establecidas para que se diera el cumplimiento".

Desde Asaba, contó Camacho se desarrolló el protocolo de bioseguridad para todos y se asesoró a sus afiliados en cómo debían estar los negocios de manera segura, a través de un negocio modelo para ser replicado en todos. 

El Centro

Los cuatro meses de pandemia dejaron afectaciones económicas y sociales en el Centro de Barranquilla: unos 200 establecimientos comerciales bajaron las esteras, informó la directora de Asocentro, Dina Luz Pardo.

Uno de los casos es el de Valentín Mestre, quien después de 12 años de tener su negocio en el Shopping Center, tuvo que cerrar el local.

Visiblemente preocupado dijo que este negocio se generaba un 80 por ciento de sus ingresos y hoy sufre un detrimento en su economía familiar por la situación del Covid-19. "Es como si a uno le quitan la segunda casa", dijo el comerciante.

Para Dina Luz Pardo, el tema no es solo económico sino familiar, en la mayoría de los casos. Y aunque esta semana reabrieron muchos negocios el panorama no está claro para muchos de quienes siguen en la lucha diaria para sobrevivir y no desaparecer.

Preocupación y expectativas

Según la segunda ‘Encuesta Empresarial Unificada de Gremios’, aplicada por la Cámara de Comercio entre el 8 y 17 de julio a los afiliados “la disminución total de puestos de trabajo fue del 0,9%, reflejado principalmente en el empleo temporal, mientras que se muestra un ligero incremento en los puestos de trabajo permanentes, jalonado por el sector de la construcción, el cual fue de los primeros en reiniciar su operación. Entre los sectores que continúan perdiendo empleados se encuentran las actividades de servicios administrativos y de apoyo, y las relacionadas con los servicios de alojamiento y restaurantes”.

“Las expectativas se mantienen en terreno positivo, solamente un menor número de empresas mantienen expectativas negativas, representadas por microempresas, que en su mayoría pertenecen al sector comercio”, se lee en las conclusiones de la encuesta. 

 “Sabemos que hay puntos preocupantes y que deben ocupar nuestras agendas: Es importante anotar que la afectación generada a través de la pérdida de empleos y de la disminución del ingreso de los hogares es un gran peso que debe superar la economía”, opinó Ariza Fernández.

La reactivación

“La reactivación está siendo progresiva”, sostuvo el presidente de la Cámara de Comercio de Barranquilla, Manuel Ariza Fernández, basado en los datos

Y agrega: “deja entrever signos de reactivación en el aparato productivo departamental, toda vez que el 81% de las empresas dijo que se encuentran listas con sus protocolos de bioseguridad para empezar a operar; asimismo, se observa que el 50% de las compañías manifestó tener expectativas positivas para los meses venideros, animándose un importante porcentaje de ellas a realizar inversiones para la adquisición de equipos y maquinaria y ampliación de sus negocios”.

De igual manera, indicó “un 60% de las empresas informó que necesita asesoramiento en temas relacionados con la identificación de nuevas oportunidades de negocio, mejorar la tecnología digital, reestructuración del plan de empresa y mejorar la gestión de clientes y comercialización”.

El presidente de la Cámara de Comercio de Barranquilla aseguró que desde el inicio de la pandemia están trabajando de cerca con los empresarios, escuchándolos y diseñando estrategias o rutas conjuntas para su reactivación económica.

“Adicionalmente, estamos acompañando a diferentes sectores golpeados por esta crisis, fue así mismo como nos reunimos con la Secretaría de desarrollo económico del Distrito y otros gremios para impulsar una hoja de ruta para la reapertura del sector de restaurantes, los hemos acompañado en su preparación para cumplir los protocolos de seguridad y plan piloto que emprenderá la Alcaldía Distrital. Con otros segmentos como hoteleros hemos iniciado la ruta, identificando sus necesidades y acciones para su reactivación, una vez el Gobierno Nacional así lo disponga”, comentó.

Y anotó: “Tenemos un trabajo articulado, por ejemplo, con el clúster de Turismo de Eventos y Negocios para que alisten sus negocios a la nueva normalidad”.

Sobre si en medio de la pandemia, han surgido nuevas empresas, Ariza Fernández informó que “de acuerdo con los datos estadísticos que se desprenden del Registro Mercantil de la Cámara de Comercio de Barranquilla durante enero – junio de 2020, se observa que el total de personas naturales y sociedades matriculadas o creadas en el departamento del Atlántico ascendió a 5.611 unidades, presentando una notable reducción del 34%, frente al mismo periodo de 2019, cuando se constituyeron o se crearon un total de 8.506 empresas”.

“La caída- según lo explicó-  se debe a las significativas disminuciones en febrero y marzo, meses en que empezaron aparecer las primeras manifestaciones del Covid-19 en gran parte del mundo y afianzándose en el país desde mediados de marzo;  sin embargo, los meses de abril y mayo fueron en los que se presentaron las mayores bajas en el número de empresas llegando al  -94% y -76% en su orden, respecto al mismo periodo del año inmediatamente anterior, haciendo ver la marcada incertidumbre que se vivía en ese momento en el departamento del Atlántico y en Colombia en general”.

 Sostuvo que, para el mes de junio, no obstante, cuando se inició el proceso de reactivación económica en los sectores de manufactura, construcción y de algunos servicios, “las cifras presentan cierto repunte, por lo que se refleja un menor descenso que llegó a -14,8% frente al mismo mes en 2019, lo cual se puede señalar como un signo alentador para la economía departamental”.

Los retos

El presidente de la Cámara de Comercio de Barranquilla destacó que desde la entidad tienen dos grandes retos en el marco de la pandemia: trabajar por la sostenibilidad de las empresas y contribuir solidariamente con los hogares más vulnerables en el territorio.

El primer propósito se materializó con la puesta en marcha del Plan Reactiva, que ha sido la respuesta a las necesidades del tejido empresarial en el Atlántico, ofreciendo herramientas de gestión y financieras, que están impactando los negocios de los empresarios. “Hemos formado más de 15.780 empresarios, a través de 127 eventos virtuales sobre temas productivos, laborales, financieros, conciliación y comerciales”, indicó.

Explicó que, con el programa de acompañamiento para acceso a crédito y alivios financieros, “1.102 empresarios están gestionando acceso a crédito, de éstos, 336 han recibido el alivio financiero que les entrega la Cámara de Comercio de Barranquilla, para no abonar intereses, ni capital durante tres meses”.

También los empresarios tienen acceso a servicios y plataformas digitales como HagamosNegocios.com, plataforma que conecta a las empresas y mercados para la internacionalización de los negocios y ConsigueloYapp, que es un directorio virtual georreferenciado, en el que se encuentran ubicados todos los establecimientos registrados en la Cámara de Comercio de Barranquilla.  

Por su parte, el presidente de Undeco, Carlos Marín, manifestó que el reto para los comerciantes afiliados al gremio es "recuperar la productividad y el empleo que es lo que hoy nos golpea como sociedad, esto va de la mano con la seguridad".

"La verdad hablamos de reinventarnos, pero no creo que se haya hecho mucho o más bien hay pocas posibilidades, no pensemos que un restaurante por vender domicilios y vender cortes de carne empacados al vacío para preparar en casa nos estamos reinventando, estamos sobreviviendo y no dejando acabar el trabajo que se ha hecho por nuestras marcas", puntualizó.

Finalmente, la directora de Asocentro, considera que el reto a futuro es lograr repuntar en la importancia que el centro tiene en la ciudad, donde en la reapertura con medidas de bioseguridad un promedio de 1.400 negocios abrieron. "La idea es seguirlo posicionando como el gran centro comercial del caribe colombiano y  trabajar muy fuerte en todas aquellas problemáticas que le afectan", anotó.

 

 

 

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad libre
Triple A
San Antonio