Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Bella Labouz Gómez, la paciente afectada.
10:39 pm. Jueves 09 de Enero de 2020
Por desatención de Coomeva de un trasplante ahora a la paciente tienen que hacerle otro
10:39 pm. Jueves 09 de Enero de 2020
Por omisiones en las autorizaciones del post tratamiento y ahora la EPS sigue desatendiendo los requerimientos médicos para el segundo trasplante.

En un grave hecho, atribuido exclusivamente a la omisión de trámites por parte de Coomeva, una paciente que fue sometida a un trasplante de la médula ósea deberá ser cometida a otro similar, teniendo en cuenta que la EPS no atendió oportunamente los requerimientos médicos exigidos para el el post tratamiento del primero.

Esta dramática situación es la que ha estado viviendo, durante los últimos siete años, Bella Esther Labouz Gómez, una paciente residente en Barranquilla.

Para Bella Esther, la vida le dio un inesperado giro cuando en el año 2013 se le diagnosticó con Mieloma Múltiple (cáncer de la médula ósea) con fractura de cadera izquierda y reemplazo total, por lo cual le fue ordenado y practicado un trasplante hematopoyético autólogo, el 22 de septiembre de 2015, en la clínica Las Américas de Medellín. 

Previamente, el 5 de junio de 2013 había sido sometida al reemplazo total de cadera izquierda.

Luego de ello fue tratada hasta el mes de septiembre de 2016 y desde entonces comenzó su calvario porque Coomeva EPS, de manera reiterada e inexplicable, le negó los viáticos para el tratamiento post-trasplante requerido en la ciudad de Medellín

Esta grave omisión de Coomeva trajo como consecuencia que en diciembre del mismo año el cáncer se le activara nuevamente. En pocas palabra, el trasplante prácticamente se había perdido por la desatención de la EPS.

Por ello, el hematólogo tratante en Barranquilla consideró que debía someterse a otro trasplante “y desde entonces he estado luchando para que me lo realicen”, comentó Bella Esther Labouz Gómez a Zona Cero.

En medio de esa lucha, el 8 de agosto de 2018 solicitó a la entonces Gerente de Coomeva, Ángela María Cruz Libreros, la autorización del trámite para la asignación de trasplante, pero transcurrió un tiempo sin obtener respuesta alguna, por lo cual pidió la intervención del Coordinador de Salud de la Personería de Barranquilla, Wilson Llanos Ballestas, el 24 de octubre del mismo año. 

Fue así como el 31 enero de 2019 le asignaron una cita en la IPS Universitaria (sede Clínica León XIII, Medellín), siendo atendida por la hematóloga Beatriz Elena Urrego, quien consideró que se tenía que realizar los exámenes en la capital antioqueña y que ellos se encargarían de llamarla para la asignación de turno de los mismos. 

Sin embargo, en vista de que no recibió llamada alguna, en el mes de junio de 2019 recurrió nuevamente al Personero Delegado pidiendo su intervención por el incumplimiento de fallo de tutela, por parte de Coomeva, que le había sido favorable.

De inmediato, el agente del Ministerio Público le dirigió a Coomeva, el 17 de junio de 2019, una comunicación advirtiendo que el incumplimiento de dicho fallo colocaba a la paciente “en perjuicio irremediable ya que tiene enfermedad de alto costo”.

También hizo lo propio ante la Superintendencia de Salud (Supersalud), con lo cual logró que al día siguiente (18 de junio de 2019) recibiera la notificación IPS Universitaria en la que le asignaban cita para valoración por hematología para el 9 de julio de 2019, a las 12 del mediodía.

Seguidamente, el 5 de julio, llamó la atención ante la Procuraduría en el sentido de que con esta nueva cita para valoración de trasplante, la que le fue realizada el 31 de enero del mismo año, en la Unidad de Trasplante de la IPS Universitaria de Medellín por parte de Beatriz Elena Urrego Garcés y quien ordenó el trasplante de médula ósea, ya no tenía validez. Además, Coomeva condicionó la misma a una previa aprobación por parte de sus oficinas centrales en la ciudad de Cali.

En ese entonces le suministraron unos números telefónicos a los que de manera recurrente se comunicó y siempre recibió como respuesta que no se encontraba en ninguna agenda y que todo estaba en manos de un comité médico. Hasta esta fecha (5 de julio) no recibió confirmación alguna.

No obstante, procedió a solicitar ante la EPS los viáticos correspondientes para asistir finalmente a dicha cita, “pero Coomeva nunca me los dio. Tuve que prestar dinero y me fui sola a riesgo propio, ya que no puedo movilizarme con facilidad”. 

En esta oportunidad fue atendida por el hematólogo Francisco Cuéllar Ambrosi quien le confirmó que no había ninguna cita anterior a la que le estaba realizando y le ordenó una serie de exámenes cuyos resultados tendría que presentar en la próxima consulta. 

Sin embargo, tuvo que recurrir nuevamente ante la Procuraduría para la consecución de la próxima cita, la cual le fue asignada para el 24 de septiembre. Para entonces ya tenía todos los resultados de los exámenes que le habían ordenado para ser presentados en esa fecha. 

Para su sorpresa sólo el 17 de octubre recibió una llamada en la que le notificaron la cancelación de la cita sin razón alguna, situación que de inmediato puso en conocimiento de la Supersalud.

A partir de entonces y hasta la fecha no ha tenido ninguna respuesta ni una nueva asignación. 

“Desde el mes de febrero de 2019 estoy sin tratamiento a consideración del hematólogo de Barranquilla para que mis células tengan movilidad y puedan realizarme el trasplante. Estoy tomando solamente corticoides y acetaminofén para el dolor. Aún me encuentro a la espera del reembolso de mi dinero y la asignación de la cita porque Coomeva debe responder por mí y los exámenes se están venciendo”, manifestó con preocupación e indignación. 

Para ella la situación cada vez es más complicada “porque desde hace10 meses estoy sin medicamentos porque el hematólogo revisó la historia clínica y consideró que para la movilidad de las células el medicamento que estaba tomando es muy fuerte”.

“Ya no sé a quién más acudir y lo único que busco es que me atiendan. Mi cuerpo se cansa mucho de tanto desgaste. Pido que me ayuden. ¡Por favor! Sólo quiero que no se me siga vulnerando el derecho a seguir viviendo”, sostuvo finalmente.

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo