Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
Karina Cequeda, enfermera.
9:23 pm. Lunes 13 de Julio de 2020
Otro cambiazo: a enfermera se le murió su papá pero le entregaron otro cadáver
9:23 pm. Lunes 13 de Julio de 2020
https://www.youtube.com/embed/oN6a5hACMBU?rel=0
En la Reina Catalina de Baranoa.

Las clínicas del departamento siguen fallando en la disposición final de cadáveres en medio de la pandemeia. Una nueva denuncia de conoció este lunes desde el municipio de Baranoa, en el centro del Atlántico.

Karina Cequeda, una enfermera jefe que vive en Palmar de Varela, es quien hace la denuncia.

“Me entregaron el nombre rotulado y embalado con el nombre de Manuel Cequeda Hernández”, dijo. Ese era el nombre de su abuelo, el mismo que la crió.

Dijo que tras el fallecimiento de su abuelo le pidió el favor al encargado de la entrega de los cuerpos. Pese a que la mujer tenía las medidas de bioseguridad. "Me dice automáticamente que no puedo hacer reconocimiento del cadáver”.

Como al hombre le exigió una foto del cadáver, cuando se la dieron, la enfermera vió el cuerpo de un hombre "con esparadrapo puesto". "Está mi papá sin tubo. Mi papá estaba ventilado con sonda nasogástrica. Y nada de eso tenía mi papá. Toda la cara vendada con esparadrapo”, cuestionó.

Acto seguido, “le digo enseguida al muchacho, ese no es mi papá". Pero tremenda sorpresa se lleva la mujer cuando el joven le responde: "Ese es su papá y ese es el que tiene que llevar”.

Desconfíando del cuerpo que le habían entregado "cuando llego a Palmar de Varela, digo, no lo voy a sepultar sin verlo. Antes de sepultarlo lo veo. Me vestí nuevamente, con todas las  medidas que ustedes ven”, contó la mujer con un vestido de bioseguridad.

“Cuando veo, no es mi papá, es un señor mayor de edad. No es mi papá. Es una persona de más de 85 años. Con lunares en la cabeza. mi papá tenía dientes. El paciente no tenía ni chapa.Tenía los dientes como comido”. Y tiene rótulo de mi papá Manuel Cequeda. Llego nuevamente aquí la clínica y le echan la culpa a la Funeraria. Qué pena, las funerarias no conocen a los pacientes”, expresó con sorpresa la mujer.

Tras el hallazgo, la mujer regresó a la Reina Catalina de Baranoa “y está el cadáver de otro paciente. Lo destapo y es mi papá. Me entregaron  mi papá con el nombre Manuel, pero otro cadáver”.

Karina Cequeda, quien labora en Barranquilla, pidió a las clínicas que "por favor no jueguen con los familiares".

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad libre
Triple A
San Antonio