Inscripciones abiertas!
Reunión de obispos de frontera por erradicación de cultivos
7:02 pm. Jueves 20 de Junio de 2019
Obispos de la frontera colombo-ecuatoriana rechazan fumigación de cultivos ilícitos con glifosato
7:02 pm. Jueves 20 de Junio de 2019
Por ser nocivo para la salud y el medioambiente.

Los obispos católicos de la frontera colombo-ecuatoriana rechazaron este jueves la decisión anunciada por el Gobierno colombiano de reanudar las fumigaciones aéreas de cultivos ilícitos con el herbicida glifosato por ser nocivo para la salud y el medioambiente.

"Rechazamos frontalmente la decisión ya anunciada por parte del Gobierno de Colombia de reanudar las fumigaciones de cultivos de uso ilícito con glifosato, dadas las consecuencias negativas para la vida humana y el medioambiente", dijeron los obispos de las Jurisdicciones Eclesiásticas de Ipiales, Pasto, Tumaco y Mocoa Sibundoy, en Colombia, y Tulcán, Ibarra, Sucumbíos y Esmeraldas, en Ecuador.

El ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, afirmó el pasado martes que las autoridades esperan reanudar las aspersiones aéreas con glifosato, suspendidas hace cuatro años, tras una reunión del Consejo Nacional de Estupefacientes que se realizará el próximo mes.

Los prelados, añade la información, consideran que el Gobierno "debe tener en cuenta que la presencia de estos cultivos es, en muchos casos, consecuencia del abandono en que viven sumidos los habitantes de estas regiones".

Igualmente invitaron a la Administración del presidente Iván Duque a "que se exploren mecanismos complementarios que den una respuesta más integral sobre esta problemática que afecta a nuestros pueblos".

En el comunicado, emitido al finalizar el encuentro de Pastoral Fronteriza, los prelados reiteraron su preocupación ante "la pobreza generalizada y expresada en una crisis social, aparentemente sin solución, que limita las posibilidades de un desarrollo humano integral" de las comunidades en la zona.

La Pastoral se reunió el miércoles en el Santuario de Las Lajas, en la población colombiana de Ipiales, departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, para abordar diversos temas sociales.

El Gobierno colombiano suspendió en mayo de 2015, durante el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018), las fumigaciones aéreas de cultivos ilícitos con glifosato tras un fallo de la Corte Constitucional que ordenó hacer seguimiento a los posibles efectos que la aspersión aérea de ese potente herbicida pueda tener sobre la salud humana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que no se utilice el glifosato luego de la publicación de varios estudios sobre los efectos negativos en las zonas que han estado expuestas al herbicida.

En ese sentido, el presidente Duque manifestó esta semana que el Gobierno ha avanzado "en todas las líneas de precaución, en todas las líneas de análisis, en todos los exámenes técnicos, en todos los exámenes científicos (de los efectos del glifosato)" para "lograr tener todas las herramientas a disposición" en la lucha contra el narcotráfico.

Según un informe de la Casa Blanca divulgado a mediados del año pasado, en 2017 el área sembrada de coca en Colombia alcanzó un récord de 209.000 hectáreas, mientras que la producción potencial de cocaína pura subió hasta las 921 toneladas métricas.

Los críticos del anterior Gobierno colombiano atribuyen ese aumento de los cultivos ilícitos a varias razones, entre ellas la suspensión de las aspersiones aéreas con glifosato.

Duque aseguró que desde que comenzó su Gobierno, el 7 de agosto pasado, el Gobierno ha avanzado en el cumplimiento de los protocolos exigidos por la Corte Constitucional para el uso del glifosato.

EFE