Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
El sistema enciende unas luces fácilmente visibles para los conductores que indican las intenciones de manejo del motociclista.
10:45 am. Martes 21 de Junio de 2016
Novedoso chaleco para prevenir accidentes en moto gana concurso
10:45 am. Martes 21 de Junio de 2016
Un estudiante fue el ganador de ‘Idea tu Empresa’ en Uniautónoma

Cifras de la Organización Mundial de la Salud revelan que cada año 1,25 millones de personas pierden la vida en accidentes de tránsito y que la mitad de todas las muertes que acontecen en las carreteras del mundo se produce entre los usuarios menos protegidos de las vías de tránsito: motociclistas (23%), peatones (22%) y ciclistas (4%).

El panorama en materia de accidentalidad vial y muertes por accidentes de tránsito en Colombia es igual de preocupante. De acuerdo con las cifras del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, con base en los datos de Medicina Legal, las muertes por accidentes de tránsito son la segunda causa de muerte violenta en Colombia, registrando en los últimos 10 años 22.074 motociclistas fallecidos, de los cuales, 2.909 fallecieron en 2014 y 2683 en 2015.

En el Atlántico, en los últimos 10 años, 786 usuarios de motocicleta han muerto en accidentes de tránsito. Asimismo, en Barranquilla se registraron en los últimos 10 años 415 muertes de motociclistas, según el reporte presentado el año pasado por el Ministerio de Transporte cuando lanzó el Programa Integral de Estándares de Servicio y Seguridad Vial para el Tránsito de Motocicletas en Colombia.

El 28 de octubre de 2013, un joven motociclista de 23 años estuvo a punto de engrosar las crudas estadísticas de accidentalidad en Barranquilla, cuando fue arrollado por una buseta de servicio público en la esquina de la calle 80 con carrera 38 en el norte de la ciudad.

El impacto fue tan fuerte que por poco pierde su pierna izquierda y el accidente lo dejó seis meses internado en una clínica.

Hoy Cristian David Mejía Torres tiene 26 años, acaba de terminar noveno semestre de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones en la Universidad Autónoma del Caribe y fue el ganador del concurso ‘Idea tu Empresa’, que cada semestre busca entre estudiantes y egresados de esta institución las ideas de negocio más innovadoras.

Para ayudar a una amiga con una tarea de su universidad, Cristian desarrolló su idea, la cual comenzó a madurar tras el accidente que lo dejó con muchos temores y que lo alejó por muchos meses de las motos.

El estudiante Cristian David Mejía Torres diseñó la iniciativa teniendo en cuenta su propia experiencia como víctima de un accidente de tránsito.

Ya con el concepto y el prototipo más claro, el futuro ingeniero presentó su iniciativa a la sexta edición del concurso promovido por la Vicerrectoría de Extensión y Proyección Social de la Autónoma.

Se trata de un chaleco automático inalámbrico con luces de tráfico, que reproduce las luces que se ejecutan en la moto para poder comunicarles a los demás conductores de la calle cuáles son las intenciones de manejo.

La moto tiene instalada adentro una tapa de monitoreo que es la que captura las señales de direccionales y stop, las transmite por un cable USB hacia una tapa de transmisión y las envía por radiofrecuencia al aire. Por otra parte el chaleco tiene una tapa de recepción que reconstruye la señal original y la reproduce en la zona alta de la espalda y los hombros del chaleco con una instalación de luces led.

“Hemos notado muchas veces que los carros lo tropiezan a uno, porque cuando uno coloca el direccional o presiona el freno las luces de la moto quedan debajo de la puerta y la persona no ve. Entonces teniendo las luces arriba es mucho más factible que logren ver que intenta hacer uno y evitar una posible colisión”, explicó Cristian Mejía.

Por ser el ganador del concurso, Cristian recibió un capital semilla de 6 millones de pesos, que utilizará para mejorar el prototipo del chaleco y corregir algunos detalles técnicos para seguir avanzando y lograr la producción y comercialización de estas prendas que pueden salvar muchas vidas en Colombia y el mundo.