Álvaro Cruz, exgobernador de Cundinamarca, renunció a su cargo para enfrentar el escándalo judicial.
9:36 am. Sábado 03 de Octubre de 2015
Los $2 mil millones que enredan aún más al exgobernador de Cundinamarca
9:36 am. Sábado 03 de Octubre de 2015
La Fiscalía canceló la negociación con el exmandatario, que ayer aceptó cargos por corrupción

La Fiscalía anunció hoy que no seguirá el proceso de negociación con el detenido exgobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz dentro del proceso que se le sigue por su participación en el llamado "carrusel de la contratación" de Bogotá.

La determinación fue anunciada en un comunicado en el que el ente acusador señala que Cruz "habría pagado" 2.000 millones de pesos al procurador judicial administrativo Hernán Jovel Muñoz para que a través de un entramado "se lograra que fiscales y directivos de la Fiscalía favorecieran las investigaciones" que cursan en contra de Cruz.

Para la Fiscalía, esa maniobra "se trató de un absurdo episodio de falsos intermediarios, que habrían llegado a acuerdos delictivos con el exgobernador Cruz, sabiendo de antemano la transparencia de esta administración".

Así las cosas, agrega el documento, "a partir de este momento queda cerrada cualquier posibilidad de negociación" entre la Fiscalía y Cruz "respecto de las investigaciones que se siguen en su contra".

El documento añade que "no puede contemplarse la idea de otorgar beneficios jurídicos a una persona que obstruye el buen curso de la administración de justicia".

Cruz, fue detenido hoy bajo la acusación de pagar sobornos a concejales de Bogotá para conseguir contratos por un valor de 23.000 millones de pesos.

La Fiscalía llamó el pasado 17 de julio a Cruz para imputarle cargos por los delitos de "interés indebido en la celebración de contratos, cohecho por dar u ofrecer, y abuso de confianza calificado".

La Fiscalía señaló que Cruz al parecer tiene nexos con la firma ICM Ingenieros, a la que habría utilizado para pagar millonarios sobornos no solo a concejales, sino también a otros funcionarios intermediarios involucrados en el escándalo.

Según las investigaciones, el exgobernador hizo los pagos entre diciembre de 2009 y febrero de 2010 a funcionarios públicos de la Unidad de Mantenimiento y Rehabilitación Vial de Bogotá (UMV) y a concejales de la ciudad que manejaban esa entidad.

Después del presunto pago del soborno, le fueron adjudicados contratos de suministro de asfalto y emulsión asfáltica a la Unión Temporal Asfaltos 2009, de la cual formaba parte ICM Ingenieros.

Cruz renunció a su cargo el pasado 11 de agosto y días después el presidente Juan Manuel Santos, designó al entonces consejero presidencial para los Derechos Humanos, Guillermo Rivera, como gobernador encargado de Cundinamarca.

Suspenden al procurador administrativo

A raíz de estos hechos, la Procuraduría General de la Nación emitió un comunicado en el que informó que retiró de su cargo al funcionario involucrado, Ulpiano hernán Jovel Muñoz, y anunció que contribuirá a que se esclarezcan los hechos. 

"La Procuraduría no ha tolerado, tolera y tolerará la corrupción en ninguna Entidad del Estado y menos al interior del Ministerio Público", manifestaron.

De igual forma, el jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez Maldonado, ordenó a la Veeduría de la Entidad iniciar de manera inmediata las investigaciones disciplinarias correspondientes de acuerdo a la Ley.

Con información de EFE