Galería
Artículo
Artículo
Artículo
La casa de la familia Aguirre Suárez.
6:05 pm. Sábado 16 de Diciembre de 2017
La magia de la casa navideña que alumbra el sector de la Murillo con 19
6:05 pm. Sábado 16 de Diciembre de 2017
Es una de las mejores casas decoradas luces de Navidad en Barranquilla.

Su tradición es inagotable. Sus luces la consolidan desde hace 15 años como el punto focal de uno de las zonas más transitadas de Barranquilla, la calle Murillo. Ilumina con superioridad el sector de la carrera 19.

La magia que produce la hace atractiva de inmediato ante el paso de los distintos vehículos y los transeúntes que tan solo se detienen a admirarla y tomarse una foto con ella detrás. A los niños se le iluminan sus ojos con facilidad. La observan impactados y les saca sonrisas la variedad de luces que esta vivienda presenta.

La lluvia de colores rojos, amarillos, verdes y azules le dan un toque armonioso a los distintas piezas que conforman la decoración. Un Papa Noel orquesta el alumbrado desde la terraza de la vivienda. Velas, arbolitos, arcoíris, una cascada, dos ángeles y dos renos lo complementan.

La mascota de la familia Minny disfruta de las luces de la casa.

Las rejas de la entrada y las paredes están completamente forradas de extensiones con luces de distintos colores. Todos los bombillos se mantienen encendidos desde las 6 de la tarde hasta las 1 de la mañana.

Sin duda alguna, a cualquiera le genera una sorpresa la forma en que decoran esta vivienda desde hace muchos años. La razón es clara: Las casas en la ciudad ya no son alumbradas de esa manera, la tradición se ha perdido de a poco.

Los niños que pasan por la vivienda le piden a sus padres que le tomen alguna foto.

Amor desbordado por la Navidad

Los artífices de esta mansión navideña son la familia Aguirre Suárez, quienes arribaron a la ciudad de Barranquilla desde hace 25 años, provenientes de Manizales. Su amor por la Navidad es desbordado, tanto, que se prohíben así mismos no viajar durante la época de fin de año.

“Siempre nos quedamos aquí. Ni se nos pasa por la cabeza. Viajamos en el mes de enero”, expresó José Aguirre Muñoz, cabeza del hogar.

Junto a su esposa Diana Suárez Sierra han edificado una tradición familiar que esperan que sea eterna y se propague de generación en generación con sus cuatro hijas.

“Es una tradición familiar que queremos mantener por siempre. Ya no se ven tantas casas decoradas en la ciudad como antes, entonces eso nos motiva a que sigamos alumbrando nuestro hogar de esta manera”, expresó Aguirre Muñoz.

La familia Aguirre Suárez.

Armado con trabajo arduo

Relataron que el armado de la decoración es un trabajo en conjunto de 10 personas, en las que se incluyen ellos con sus hijas, nietos, amigos cercanos y un electricista que les colabora con la instalación de las luces.

Se demoran tres semanas en instalar todo. Trabajan en jornadas desde las 3 de la tarde hasta altas horas de la madrugada como 1 o 2 de la mañana. Arrancan desde noviembre y hasta no tener todas las luces listas, bombillo por bombillo, no encienden el alumbrado. “Si algún foco se daña, de inmediato la cambiamos”, agregó Diana.

La pareja manifestó que todos los años renuevan las luces, las cuales guardan caja por caja después de haberlas lavado primero, antes de quitarlas el 6 de enero. “Nos gusta innovar. Este año tenemos chorros y una cascada. Cada cosa nueva que sale la compramos”, indicó.

Una de las nietas de José y Diana posando al lado del Papa Noel.

De acuerdo con la familia, la inversión en luces si la hicieran nuevamente por completo, costaría aproximadamente unos 20 millones de pesos. Agregaron que la renovación de las mismas está rondando entre los 3 a 5 millones.

“El recibo de la luz se incrementa el doble. De 400 mil pesos puede pasar a 900 o incluso, 1 millón”, expresó Diana. Aunque dejó claro que eso pasa a segundo plano cuando la gente pasa alegre y los felicita por la decoración. "Que se tomen fotos y nos saluden, nos llena de alegría”, aseguró.

Dos ángeles y dos renos engalanan desde arriba la decoración de luces.

Trabajo social

La familia indicó que duraron por mucho tiempo ofreciendo una novena navideña a los niños del sector. Sin embargo, desde hace dos años decidieron hacerla de manera privada, en familia.

Aseguraron que lo hicieron porque prefirieron donar los regalos a niños de barrios de escasos recursos. “Nos dimos cuenta que los papás de los niños en el barrio (San José) tienen con que comprarle un obsequio a sus hijos”, expresó Diana Suárez.

Expresó que aproximadamente 80 niños asistían a la novena, la cual ahora es solo disfrutada por 20 miembros de su familia, que se reúnen con broche de hora el día 24 de diciembre, a la cena familiar.

Agregó que este año tienen pensado donar 200 regalos. Todavía no tienen claro a que sector se van a dirigir, pero en esta semana comprarán los obsequios.

Las velas iluminan los extremos de la reja en la terraza de la casa.

Legado para la eternidad

Ganarse un premio como la mejor casa navideña en la ciudad no los desvela. Sin embargo, no descartan participar en algún concurso.

La decoración la instalan con amor y esperan seguir haciéndolo por muchos años más, con la misión de dejar un legado eterno en su familia y garantizar que esa zona de la carrera 19 con calle Murillo seguirá siendo iluminada por la magia que produce su hogar en esta festividad.

Fachada de la decoración de la vivienda de la familia Aguirre Suárez.

 

 

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo