Inscripciones abiertas!
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Torre de control del aeropuerto Ernesto Cortissoz.
6:40 am. Martes 19 de Enero de 2016
Gobierno y concesionario estudian construir nuevo aeropuerto en vez de modernizar el Cortissoz
6:40 am. Martes 19 de Enero de 2016
Este viernes habrá una trascendental reunión para evaluar esta posibilidad.

El 5 de marzo de 2015, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) suscribió con la Sociedad Grupo Aeroportuario del Caribe SAS el contrato para la modernización del Aeropuerto de Barranquilla Ernesto Cortissoz por una inversión de $345 mil 543 millones, y la respectiva operación de este por los próximos 15 años.

Si bien este contrato de asociación público-privada contempla la construcción de algunas terminales nuevas, como la de carga, que tendrá 6.200 metros cuadrados, o la nueva terminal de aviación corporativa y un edificio de mantenimiento de aeronaves, otra gran parte del trabajo implica un proceso de modernización a una edificación que tiene más de 30 años de construida, y que seguirá en pie.

Esta situación fue analizada por el Gobierno Nacional, que a través de la ANI y el Ministerio de Transporte, revisaron el tema en detalle con el concesionario y concluyeron que el proceso de modernización de la terminal aérea, que implica volver sismo resistente la estructura de la edificación, prácticamente costaría lo mismo que demoler las edificaciones y construirlas nuevamente.

Atlántico en Noticias, Zona Cero y CV Noticias conocieron en primicia que la discusión sobre este tema va tan avanzada, que ya se habla de la posibilidad de modificar el contrato firmado en marzo del año pasado, para reconstruir el aeropuerto en vez de modernizarlo.

Para concretar el tema, la Ministra de Transporte, Natalia Abello, sostendrá un encuentro este viernes 22 de enero con el representante del concesionario Grupo Aeroportuario del Caribe SAS y la asistencia del alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, así como del gobernador del Atlántico, Eduardo Verano.

Se conoció también que al Gobierno Nacional le llama más la atención construir el nuevo aeropuerto en vez de modernizarlo por una razón sencilla: si el concesionario ‘repotencializa’ el aeropuerto, dentro de 15 años, cuando finalice la concesión, le devolverá a la ciudad una terminal aérea con 50 años de construida (pues el aeropuerto fue erigido en 1979), mientras que si es reconstruido, cuando el concesionario lo devuelva, tendrá apenas los 15 de antigüedad.

Reconstrucción en dos etapas

De llegarse a concretar la modificación al contrato, la reconstrucción del aeropuerto Ernesto Cortissoz se llevaría a cabo en dos etapas:

En la primera de estas, la zona internacional sería demolida y erigida nuevamente, por lo que la operación completa del aeropuerto se llevaría a cabo en el ala nacional. Y una vez finalizada esta etapa, se invertiría: toda la operación del aeropuerto se desplazaría a la moderna ala internacional, mientras que el concesionario lleva a cabo la debida reconstrucción en el área nacional.

Fuentes confirmaron a estos medios de comunicación que, contemplado de esta manera, las incomodidades que presentarían los usuarios de la terminal aérea serían mucho menores que si se mantiene la modernización del aeropuerto. 

Este aeropuerto, administrado durante 15 años por los gremios económicos de Barranquilla, agrupados en ACSA y cuya licitación se la ganaron únicamente con la cédula en mano, no fue objeto de ninguna clase de inversión, mientras que los administradores recibieron millonarias ganancias por su operación hasta convertirlo en una terminal aérea nada competitiva.

Se espera que con estas inversiones, la terminal aérea de Barranquilla, que es la cuarta más importante del país, incremente en un 40% su capacidad de movilizar carga (actualmente transporta alrededor de 37 mil toneladas).

Asimismo, la proyección es que la afluencia de pasajeros, que actualmente es de 2,4 millones de pasajeros al año, se incremente en un 25% hacia el año 2020.

 title=
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Comfamiliar
Triple A
Alcaldía de Barranquilla