Artículo
Artículo
Artículo
Francisco y Catalina Uribe Noguera, hermanos de Rafael Uribe Noguera, condenado por el crimen de la niña Yuliana Samboní.
5:59 pm. Jueves 29 de Junio de 2017
Fiscalía acusó a los hermanos Uribe Noguera por presunta destrucción de pruebas
5:59 pm. Jueves 29 de Junio de 2017
La fiscal del caso sostuvo que “ellos sabían dónde estaba Rafael desde el comienzo de la investigación".

La Fiscalía acusó a los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera, como presuntos autores de los delitos de favorecimiento en secuestro y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio, durante la audiencia desarrollada en el Juzgado 46 Penal del Circuito de Bogotá.

"De acuerdo con el escrito de acusación, las investigaciones adelantadas por la Fiscalía dan cuenta de que los hermanos Uribe Noguera al parecer realizaron maniobras dilatorias para proteger y ocultar material de prueba que vinculaba a su hermano Rafael, en la violación y muerte de una menor de edad, en hechos ocurridos el 4 de diciembre de 2016", informó el ente acusador.

Rafael Uribe Noguera fue sentenciado a 51 años de prisión como autor de los delitos de feminicidio agravado, secuestro simple y acceso carnal violento.

"El relato del delegado del ente acusador se fundamenta en que los hermanos Uribe Noguera aparentemente proporcionaron los medios pertinentes para alterar y ocultar pruebas de los hechos ocurridos en el apartamento 601 del edificio Equus 64, ubicado en la calle 64 con carrera primera de la capital del país, a donde fue llevada la pequeña víctima del crimen", indicó un comunicado la Fiscalía.

Advierte que el testimonio de uno de los efectivos del Gaula indica que el portero del Edificio donde residía Rafael, advertía que el ya sentenciado había salido de su apartamento a eso de las 9:20 de la mañana del 4 de diciembre pasado y que regresó minutos después alterado y tratando de ingresar al parqueadero casi golpeando la camioneta.

“Son circunstancias que de plano, son claras y en tiempo modo y lugar”, sostiene el escrito de acusación.

Por esta razón, la fiscal del caso sostiene que “ellos sabían dónde estaba Rafael desde el comienzo de la investigación, además lo llevan a una clínica alegando temas de supuesta crisis de salud, posteriormente lo llevan a otra clínica”.

Agregó que cuando los uniformados del Gaula tuvieron conocimiento del paradero del señor Rafael Uribe Noguera, no pudieron acceder al lugar ni tener contacto con esta persona.

“Precisamente sus hermanos le impidieron, le colaboraron, le favorecieron a fin de eludir los actos desplegados por las autoridades que desde  la mañana de ese día,  entorpecieron la investigación en relación con el rapto de la niña y el paradero de la menor”, puntualizó la fiscal.

Del mismo modo, indicó que los Uribe Noguera, después de sacarlo de su apartamento lo llevaron a una clínica y “se hacen a su celular, celular que entre otras cosas pertenece a otra persona, es decir a Rafael Uribe.,

“Tomaron el control del celular, se hicieron a su clave, luego borraron información que la Fiscalía pudo constatar es vital para la investigación y así mismo hicieron lo propio con sus celulares”, anotó la delegada del ente investigador.

Finalmente, concluyó “ellos ayudaron a su hermano Rafael Uribe a eludir la acción de la justicia tras el secuestro, homicidio y feminicidio de la menor”.

Te puede interesar

Artículo
Artículo