Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/qJlP91xjvsQ?rel=0
María Margarita Pimienta, etnoeducadora.
5:49 pm. Martes 26 de Mayo de 2020
Fabio Zuleta tiene un concepto distorsionado de los wayúu: etnoeducadora guajira
5:49 pm. Martes 26 de Mayo de 2020
“Es hora de repensarnos como pueblo y valorar lo que realmente tenemos”, dijo.

“No estoy de acuerdo con la manera en que los señores que realizaron este video se expresan sobre la mujer wayúu y la dote que se acuerda durante el arreglo del matrimonio; en este sentido no quiero ser la caja de resonancia de una situación que es reprochable desde todo punto de vista, pero sí quiero que reflexionemos y que analicemos esta situación desde otros ángulos como por ejemplo las causas y consecuencias de estas expresiones constantemente escuchadas a muchos wayúu y alijunas”.

Así analizó la etnoeducadora wayúu y candidata a doctora en educación, María Margarita Pimienta, el caso en el que Fabio Zuleta y un palabrero de la etnia wayúu conversan sobre la supuesta venta de jovencitas indigenas guajiras.

Vivencias culturales 

Para la etnoeducadora, “muchas de las vivencias culturales se han perdido en el tiempo porque están siendo superadas por las demandas de la realidad global. Es frecuente escuchar de las mismas wayúu conceptos estereotipados cuando dicen: ‘a mí no me van a vender porque yo no soy yo un objeto’. Esto sucede como consecuencia de la educación impartida en las instituciones educativas en las cuales la cultura propia se muestra como la de los grupos atrasados y para poder pertenecer o dejar de ser wayúu es necesario parecerse cada vez más a los miembros de la cultura de enfrente. En este sentido la transición de un entorno tradicional a otro moderno hace que se encuentren con un mundo que no siempre es fácil de interpretar.”.

Dijo que “Las viejas normas ya no sirven y la primera reacción es de confusión, las reglas de la nueva situación no siempre se entienden ni siempre se asumen con todas las consecuencias, aferrarse a reglas que ya no son adaptativas, interpretar las reglas de las nuevas sociedad a su manera; es construir híbridos entre las viejas y las nuevas reglas... son las formas de transición que pueden llegar a prolongarse durante una o varias generaciones”

“Los wayúu actuales no sólo residen en el entorno ancestral sino  que interactúan con miembros de otras culturas en ámbitos y territorios diversos, la reproducción de la cultura está ligada al contacto y, por lo tanto, tiene niveles y matices; muchos desconocen prácticas tradicionales como la del matrimonio, sus verdaderas implicaciones sus fronteras culturales son diversas y fragmentadas, la aceptación pasiva de la cultura dominante les ha llevado sin darse cuenta a convertirse en un wayúu vulnerable a todo tipo de cambios generados desde la educación y desde la propia dinámica social en la cual se encuentra inmerso; aquí aunque se hagan esfuerzos para mantener la cultura se debe  tener en cuenta que el tiempo no se detiene en el ayer y la realidad muestra otro camino más a seguir, las prácticas culturales de los pueblos nos enseñan hay que vivirlas para entenderlas quien no las entienda es porque no las ha vivido”, comentó. 

Al preguntarle si Fabio Zuleta malinterpretó la cultura wayuu?, contestó: “Creo que el señor Zuleta tiene una concepción distorsionada sobre los grupos culturales que tienen prácticas culturales distintas. Para ellos no es fácil entender que las culturas indígenas funcionan de otro modo y obedecen a lógicas distintas".

"Con relación a lo dicho por Orlando Mejía Serrano, con lo que estoy muy de acuerdo, pienso que así como los medios de comunicación dedicaron páginas enteras para deplorar los comentarios de Zuleta, desde el presidente de larepública, la vicepresidente y todos los miembros de la sociedad nacional;respondieran a la propuesta wayúu para la puesta en marcha de un plan integral para atender la problemática del agua a miles de familias wayúu en medio de esta emergencia nacional”, anotó Pimienta, una de las mujeres wayúu más preparadas.

Es licenciada en etnoeducacion, especialista en planeacion educativa, magíster en ciencias sociales y candidata a doctora en ciencias de la educacion superior.

Además es docente de tiempo completo de la universidad de la Guajira.

Acerca de la tradición de la dote para el matrimonio de la mujer wayúu está vigente en los territorios y en cuáles, según Pimienta: “Debido a la concepción estereotipada como lo dije al principio que se ha dado a lo de la dote ha generado interpretaciones diversas por las personas de la cultura o ajenas a ella, pero eso no indica que haya desaparecido en los sectores más tradicionales de la sociedad wayúu, lo que ha cambiado son los elementos que ofrecen como dote, por ejemplo: anteriormente se ofrecían reses, chivos, ovejas, mulas, collares, hoy se busca hacer una equivalencia entre lo que cuestan esos elementos y se ofrece dinero en efectivo u otros elementos. La dote es el recurso con que contara el matrimonio para construir su economía familiar, es decir que como nuestra sociedad es matrilineal lo que se hace con esta dote es una redistribución de los bienes adquiridos entre la familia paterna y materna, quienes de manera recíproca apoyaran a la nueva familia ante cualquier eventualidad”.

Sobre como etnoeducadora qué piensa de la educación que se ofrece a las niñas wayuu?  Dijo que "la influencia de la sociedad nacional en las sociedades indígenas es fuerte; los wayúu estamos haciendo esfuerzos en el sentido de encontrar una educaciónque armonice lo tradicional del grupo con lo nuevo propuesto por la sociedadnacional, como una manera de interpretar no sólo el mundo, sino los intereses ylas expectativas de los wayuu de hoy; de ello dependerá la intensidad yprofundidad de los cambios culturales que se produzcan en el grupo y que irán modelando los procesos de identidad".

“Desde mi punto de vista, está bien que se pronuncien en torno a estossucesos que son reprochables, pero de lo malo hay que sacar lo positivo, y es que nuestra reflexión parta de desde la mismidad, realmente estamos enseñando opracticando los valores culturales wayuu en cuanto a la relación con el ‘otro’diferente. Es hora de repensarnos como pueblo y valorar lo que realmente tenemos.Qué bonito seria que todas esas niñas wayúu que se manifestaron en las redes sociales optaran por revivir el matrimonio wayúu. Solo así dejaríamos las cadenas mentales que nos han impuesto desde la colonia", comentó.

Te puede interesar

Artículo
https://www.youtube.com/embed/jZ6CMCYEF9c
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad libre
Triple A
San Antonio