Inscripciones abiertas!
Al DLE le añadieron 229 artículos y 88 adiciones de acepción.
11:17 am. Viernes 08 de Noviembre de 2019
Estas son las novedades de la edición 23 del Diccionario de la Lengua Española
11:17 am. Viernes 08 de Noviembre de 2019
Dobletroque, juetazo, juete, sánduche y veragua, usados en Colombia.

Palabras como sánduche, textear, veragua, dobletroque  son algunas de las novedades de la 23 edición del Diccionario de la Lengua Española (DLE), presentadas el jueves en Sevilla por el director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado.

En total, el nuevo diccionario incluye 1.100 modificaciones con respecto a la versión anterior, y la adición de 229 artículos, lo que ha supuesto la entrada de voces como arboricidio, beatlemania, brunch, cumplemés, identitario, panhispanismo, y de coloquialismos como bordería.

También están zasca (para imitar el sonido de un golpe), antitaurino (contrario a las corridas de toros ) o casoplón (Casa grande y lujosa)

Todos estos cambios se han detallado en el marco del XVI congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española que se celebra en Sevilla.

En cuanto a las adiciones de acepción (88 en total), destacan la de aplicar como ‘presentar una solicitud oficial para algo’, marcada como propia de América, o la de sieso, que, aplicado a las personas, ahora se define también como ‘desagradable, antipático, desabrido’, con la marca de uso en España.

Además, entre las 284 enmiendas de acepción que se han producido, resalta el cambio en homeopatía, que ha pasado de ‘sistema curativo’ a ‘práctica’.

Entre las novedades también se encuentran agendar, aguantadero (lugar donde se esconde o refugia un delincuente), amá, amish, amodorrante (que produce modorra- somnolencia), annus horribilis (año de gran infortunio), apá, bebop, besapié, brioche, candidatar (proponer a alguien como candidato), capillita, carajal (embrollo, enredo, confusión), centrocampismo, enllavar, penthouse, router, rúter, textear y torá.

Esta ha sido la tercera actualización de la 23ª edición del Diccionario de la Llengua Española (DLE) mientras se sigue trabajando en la 24, de la que también se está hablando estos días en el congreso.

EFE