Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/VxeLDhWUjss?rel=0
Artículo
Artículo
Artículo
Óscar Taborda, José Cabrera y Boris Páez.
8:57 pm. Miércoles 01 de Mayo de 2019
En el Día del Trabajador, despiden al más antiguo de Televista: Telecaribe iba a emitir nota en homenaje al productor
8:57 pm. Miércoles 01 de Mayo de 2019
Las directivas del noticiero retiraron al Jefe de Producción, con 33 años de servicios, a un editor y al coordinador de deportes, uno de los presentadores estelares del Canal.

Paradójicamente, las directivas de Televista, que se emite de lunes a viernes a la 1 de la tarde por el Canal Telecaribe, decidieron retirar para el Día del Trabajador a tres de los empleados más antiguos del noticiero y en consecuencia del Canal Telecaribe.

Se trata del Jefe de Producción, Óscar Taborda Restrepo, con 33 años de servicios en Televista, el mismo tiempo que acaba de cumplir el Canal Telecaribe y con una amplia trayectoria en medios nacionales.

Paradójicamente, la semana anterior Taborda había sido entrevistado para el programa ‘El contenedor’, que es el espacio para el Defensor del Televidente. Allí se le hacía un homenaje a Óscar como el empleado más antiguo de quienes vieron nacer el Canal Regional

Igualmente, el editor José Cabrera, con 3 años de servicios bajo contrato de prestación y otros 19 años bajo la modalidad de Empresa Asociativa de Trabajo (EAT). Y el coordinador de la sección deportiva, Boris Páez Guzmán, con más de 20 años de servicios y uno de los presentadores estelares en el Canal Regional Telecaribe.

“Por medio de la presente me permito comunicar a ustedes, nuestra decisión de dar por terminado unilateralmente el contrato de suministro de servicios”, señala la misiva firmada por el Representante Legal Antonio Beltrán De la Rosa y en la que agrega: “Hemos recibido notificación de una demanda laboral en contra de la empresa, en la que un empleado suministrado por esa empresa, pretende pago de prestaciones y sueldos por supuestamente existir contrato de trabajo realidad, lo que hace necesario prescindir inmediatamente de los servicios prestados con su empresa”.

La situación se remonta a una reclamación de pagos que hace más de un año presentaron dos periodistas y 4 técnicos, petición que no fue respondida por las directivas de la empresa.

Ante ello decidieron presentar un Derecho de Petición, el que tampoco fue respondido, por lo cual optaron por interponer una demanda laboral.

En concreto, los trabajadores reclaman el pago de vacaciones, primas, prestaciones sociales, pensión y los aumentos salariales de los últimos tres años, con sus respectivos retroactivos.

Esta situación desencadenó inicialmente en el despido del camarógrafo Omar Santiago y el periodista Luis Romero. Además de la renuncia del también camarógrafo Carlos Gutiérrez.

Otra periodista, Elsy Beleño, y el editor Oliver Rincón, también presentaron demanda laboral por las mismas circunstancias, al igual que el camarógrafo Luvin Castro, este último con mucha antelación.

Tanto Óscar Taborda como José Cabrera y Boris Páez, fueron sorprendidos cuando junto con el pago de la quincena les fueron entregadas las correspondientes cartas de despido.

Lo curioso del caso es que las cartas están dirigidas a las Empresas Asociativas de Trabajo (EAT) a través de las cuales la empresa cancelaba el “suministro de servicios”. Sin embargo, en la práctica estas EAT cuando la propia empresa les planteó el cambio de modalidad de pago a través de contratos laborales.

Pero, realmente, esto último nunca se dio y pese a que las EAT figuraban como inexistentes por falta de renovación en la Cámara de Comercio de Barranquilla, en el entendido que la modalidad de pago había cambiado, la situación de pago se mantuvo en las mismas circunstancias, con la promesa de que “las cosas iban a mejorar”, bajo la promesa de la una inyección de capital que haría un nuevo socio - inversionista, lo que a su vez generaría beneficios de pagos de salud, pensión y ARL.

No obstante, la incertidumbre sobre la llegada del eventual inversionista, fue lo que obligó al grupo de trabajadores a continuar con la demanda laboral.

En la práctica, las EAT solo eran un requisito para el giro de los pagos, teniendo como beneficiarios a los respectivos trabajadores que cumplían sus horarios, comenzando por la firma de un libro donde diariamente quedaba radicada la entrada a la jornada laboral. Más aún, los mismos trabajadores cumplían sus labores mediante órdenes de las propias directivas.

Lo que también llama la atención es que uno de los trabajadores despedidos, Óscar Taborda Restrepo, figura como Gerente suplente de Televista, en los registros de la Cámara de Comercio, situación de la cual nunca fue enterado ni mucho menos se le pidió autorización para su inscripción como tal.

La situación se presenta durante la eventualidad de una nueva licitación del Canal Telecaribe para contratar la producción de los noticieros regionales y subregional, cuyos pliegos siempre exigen que los proponentes no pueden tener procesos judiciales pendientes y menos laborales.