Inscripciones abiertas!
Artículo
Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1175200289785339904
Artículo
https://www.youtube.com/embed/Dmey_Lbw_rw?rel=0
Artículo
https://www.youtube.com/embed/l4cxsggqxAw?rel=0
Galería
Fachada Centro Cívico
10:18 pm. Martes 10 de Septiembre de 2019
Ejemplar condena a empleado de juzgado y un cómplice: “tumbaron con cesantías” a compañera de trabajo
10:18 pm. Martes 10 de Septiembre de 2019
Robaron $17.2 millones de cesantía a otra empleada judicial y lo condenan a 12 años de cárcel, multa de 546 millones de pesos y pagarle $48 millones a la compañera.

El notificador del Juzgado Cuarto Penal Municipal, Luis Eduardo García Cantillo, y el particular Luis Miguel Pino Gil, fueron condenados a 12 años y 8 meses de prisión por los delitos de fraude procesal y estafa agravada, en un proceso en el que la víctima resultó ser una empleada del mismo despacho judicial, compañera de trabajo del primero.

En la sentencia proferida por el Juzgado Once Penal del Circuito se les impone también una sanción pecuniaria de 660 salarios mínimos legales mensuales vigentes (546.4 millones de pesos)  que cada uno de ellos debe pagar al Tesoro Nacional.

El despacho judicial negó a a García Cantillo y a Pino Gil la prisión domiciliaria como sustitutiva de la prisión intramural, y ordena a la Fiscalía y a la Policía, capturarlos para que cumpla la pena impuesta en el establecimiento carcelario que determine el Inpec.

Luis Eduardo García Cantillo y Luis Miguel Pino Gil deben pagarle a la víctima, como indemnización, la suma de 48.1 millones de pesos por perjuicios materiales y otros 48.1 millones de pesos como perjuicios morales.

En el mismo fallo judicial se condena y se ordena a los fondos BBVA Horizonte, Pensiones y Cesantías S.A. y Porvenir, restituir los dineros correspondientes a las cesantías parciales de la señora Yolanda Quintero Cubillos por valor de 17.251.096 pesos, suma debidamente indexada.

Hechos

En octubre de 2004, Yolanda Quintero Cubillos, empleada del Juzgado Cuarto Penal Municipal de Barranquilla, denunció que le falsificaron su identidad y ante la Dirección Ejecutiva de la Administración Judicial, solicitaron a su nombre un avance parcial de las cesantías para lo cual presentaron una supuesta promesa de compraventa de un inmueble. Ese avance era de $17.000.000.

Ese dinero en efecto fue retirado en el Fondo de Cesantías por los dos condenados concluyó el juzgado once penal del circuito.

“Las experticias grafológicas a los documentos, incluyendo la solicitud de cesantías” fueron presentadas por los condenados y se pudo establecer que “ni la firma ni la huella” de los documentos “corresponden a ella”.

En las investigaciones se encontró que el abonado telefónico que se puso en el formato de retiro de cesantías del Fondo Horizonte era propiedad del señor José Pino, pariente de Luis Pino.

La Fiscalía argumentó en su momento, al solicitar la condena de los acusados, que  fueron García Cantillo y Pino Gil quienes tramaron la estafa a la mujer.

El Juez Once Penal del Circuito de Barranquilla concluyó que el fraude procesal y la estafa agravada, delitos imputados a los dos hombres, “se encuentran indudablemente demostrados”. Añade tener la certeza de la conducta punible y la responsabilidad de los enjuiciados.

Luis Eduardo García Cantillo al trabajar como notificador del Juzgado Cuarto Penal  Municipal de Barranquilla se había ganado la confianza de Yolanda Quintero a quien le cambiaba los cheques y para lo cual en repetidas ocasiones tenía la custodia de la cédula de ciudadanía de su compañera de labores.

Luis Miguel Pino Gil por su parte había sido llevado al juzgado como hombre de confianza y era quien hacía “las vueltas” a los empleados de ese juzgado.

 

Te puede interesar