Universidad Metropolitana
Imágenes de los dos venezolanos y del modelo de carritos, suministradas por los afectados a la Policía.
8:03 pm. Domingo 17 de Septiembre de 2017
Dos venezolanos se ‘fugan’ con dos carritos y kits de aseo que les dieron para vender
8:03 pm. Domingo 17 de Septiembre de 2017
Fueron contratados en Sabanalarga y se perdieron con los elementos cuando fueron a distribuirlos en Ciénaga, Magdalena.

Dos venezolanos fueron denunciados por apoderarse de dos carritos cargados con 12 kits de aseo que les fueron entregados para ser distribuidos en el municipio de Ciénaga, Magdalena.

Las dos personas, identificadas como Jesús Alberto Dorante Sánchez y Miguel Alejandro Sánchez González, ambos con cédulas expedidas en Maracaibo, Venezuela, contactaron el miércoles pasado a una empresa de suministros de aseo localizada en el municipio de Sabanalarga.

Aseguraron que iban de parte de un antiguo trabajador de dicha empresa y señalaron que se dedicaban a la venta de dulces en los buses.

En ese momento los dueños de la empresa tenían programado un viaje de promoción y distribución de los productos en Ciénaga, para el viernes pasado.

“Ellos dijeron que eran unos ‘echaos’ pa lante y por eso les tomamos las fotos para el carnet de identificación, revisamos sus cédulas expedidas en Maracaibo y les firmamos los contratos”, precisó la dueña del negocio, que tiene junto con su esposo, en diálogo con Zonacero.com.

En estos casos, los propietarios verifican que los ciudadanos venezolanos cuenten con permiso de trabajo o con el pasaporte sellado, lo que efectivamente hicieron para proceder con los contratos.

De inmediato se les entregó la dotación de trabajo, consistente en camiseta, gorra y zapatos.

Al día siguiente, el jueves, se les hizo una capacitación sobre la actividad a realizar “y hasta hicieron una demostración de cómo vendían ellos”.

Entre tanto, uno de los trabajadores de la empresa comenzó a sospechar de ellos, por la manera secreta como se hablaban los dos venezolanos, pero la situación no pasó de ahí.

El mismo jueves viajaron a Ciénaga con todo el grupo de trabajadores y se hospedaron en un hotel del municipio.

Ya el viernes fue su primer día de actividad. Cada uno salió con un carrito en el que llevaban los kits de aseo, 12 en total, que incluyen escobas, rastrillos, limpiavidrios, entre otros elementos.

Así transcurrió el día hasta que a las 5 de la tarde el grupo de trabajadores regresó al hotel donde se hospedaban, menos los dos venezolanos.

Ante la prolongada ausencia, la preocupación se apoderó el dueño del negocio que los acompañaba, hasta que a las 10 de la noche, después de buscar a los dos venezolanos por todo el municipio, decidió acudir a la Policía para denunciar la desaparición de ellos.

Con los retratos mostrados en la Policía le manifestaron que los habían visto vendiendo en la ciudad.

Luego que en la resto de la noche y el día sábado no aparecieron, los dueños del negocio llegaron a la conclusión de que habían sido objeto de robo por parte de los dos venezolanos. Y es cuando deciden acudir nuevamente a la Policía de Ciénaga para interponer otro denuncio, esta vez por robo.

“Queremos que se conozcan los rostros de estas personas para que la gente tenga cuidado y así evitar que por robarle algo a alguien vayan a hacer un daño”, como lo ocurrido recientemente con el homicidio de una abogada en Malambo, donde también están involucrados dos venezolanos.

Una vez interpuesta la denuncia las autoridades andan tras la pista de las dos personas.

“Ellos son unos ladrones que vinieron a hacer daño y más nada. Intentan llegar a un lugar tratando de ganarse la confianza de la gente y lo que hacen es robar. Y por robar le hacen un daño a una persona”, puntualizó.

Con este hecho, los dos venezolanos se llevaron los dos carritos, los 12 kits de aseo y la dotación que les fue entregada.