Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
El desafío es cambiar la mentalidad de los hombres que sí pueden cuidar a los niños.
10:18 am. Domingo 02 de Julio de 2017
Desafío en América Latina es que los hombres cuiden a los niños, dice experta
10:18 am. Domingo 02 de Julio de 2017
La "desigualdad" también está en el pensamiento de que el cuidado de los niños es solo para las mujeres.

La equidad de género en América Latina tiene como uno de sus retos conseguir que los hombres asuman la responsabilidad de cuidar a los niños, afirmó en Bolivia la economista uruguaya Soledad Salvador, especialista en promover las políticas públicas para desarrollar un sistema de cuidados.

"Uno de los principales desafíos ahora es cambiar la mentalidad de los hombres para que puedan compartir los cuidados de los niños y que se comparta esta corresponsabilidad y que no solo caiga en la mujer", dijo Salvador en una entrevista con Efe.

La especialista ha participado estos días en Bolivia en un encuentro nacional para desarrollar una planificación y presupuestos "para políticas públicas contra la violencia y la construcción de una Agenda de Cuidado", impulsada en La Paz por la organización privada no gubernamental Coordinadora de la Mujer.

Se trata de políticas relacionadas con desarrollar una conciencia acerca de la necesidad de promover un sistema de cuidados para los hijos, los padres ancianos, o personas con discapacidad, en el que haya verdadera participación de hombres y no solo de las mujeres.

Según Salvador, hay un avance progresivo lento en las sociedades de la región que se ha ido registrando en países como México, Colombia y El Salvador.

La "desigualdad" en América Latina, advirtió la experta, también está en el pensamiento de que el cuidado de los niños, de los ancianos o de las personas que no pueden valerse por sí mismas es una función exclusiva de las mujeres "porque saben como hacerlo".

Para generar un cambio se debe luchar contra estos "estereotipos de género" para que se comprenda que el cuidado en general es una corresponsabilidad en la que el hombre también debe participar.

Agregó que esta participación debe ser activa, por ejemplo en el cuidado de los niños, no solo encargarse de recogerlos o llevarlos al colegio, sino también cooperar en alimentarlos, bañarlos y escucharlos.

"Que no solo sea como una ayuda para la mujer, sino que sea una participación voluntaria", señaló.

La experta enfatizó que para que estas acciones se hagan realidad también se debe trabajar con las mujeres para que permitan a los hombres participar en ese proceso.

"Las mismas mujeres también deben abrirles espacios para que los hombres cuiden de los niños", enfatizó.

La importancia de esta corresponsabilidad en el cuidado de los niños se traduce en construir un lugar más equitativo con el resultado de que las mujeres tengan tiempo libre y no "dobles jornadas", de trabajo y de cuidado, advirtió.

La especialista destacó que en su país, Uruguay, se han registrado avances por ejemplo con los permisos de diez días para los padres para que puedan hacerse cargo de los menores.

También hay subsidios para los cuidados infantiles para que los padres puedan trabajar menos horas y compartir el cuidado de sus niños en los primeros seis meses de vida del hijo.

Sin embargo, la experta advirtió que las empresas todavía prefieren contratar a un hombre que a una mujer para desligarse de los permisos maternos y que muchas veces no se hacen efectivas las licencias de los hombres o estos prefieren no sacarlas.

EFE
 

Universidad Simón Bolivar
Artículo
Triple A