Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Hospital San Francisco de Asís, en Sincelejo.
9:53 pm. Domingo 28 de Junio de 2015
Decisiones burocráticas podrían costarle la vida a una niña de 9 años
9:53 pm. Domingo 28 de Junio de 2015
Médicos en Sincelejo denuncian que una niña está en riesgo de morir por una infección en el rostro. Nadie quiere asumir el traslado de la ambulancia a una clínica de mayor complejidad.

En la noche del sábado fue remitida a la ESE Hospital San Francisco de Asís de Sincelejo una niña de 9 años de edad que tiene una grave infección de su rostro producida por un hongo, y que amenaza con provocarle una neuroinfección e,  irremediablemente, la muerte.

El hospital donde se encuentra la menor Daniela Lizeth Gómez es de primer nivel y ni siquiera cuenta con un lugar aislado donde tenerla hospitalizada, mucho menos cuenta con el personal médico adecuado para atenderla, razón por la cual se hace urgente trasladarla a una clínica de cuarto nivel. 

Un grupo de médicos que a través de redes de comunicación conoció del caso, hicieron gestiones por su cuenta y establecieron contacto con infectólogos del Hospital Universitario Pablo Tobón de Medellín, quienes manifestaron su disposición para recibir a la menor e iniciar un tratamiento de inmediato, pero es necesario que para esto la niña sea trasladada hasta Medellín en una ambulancia. 

El hongo que le salió a la pequeña Daniela le ha carcomido su rostro.

Según relatan médicos del Hospital San Francisco de Asís, el costo de la ambulancia, que oscila entre 1.5 y 2 millones de pesos, no lo quiere asumir nadie. La EPS Comfacor, a la que pertence la pequeña Daniela Gómez, se negó a asumir los costos. Asimismo, funcionarios de la Secretaría de Salud, dijeron que no tienen competencia para asumir el traslado. 

“La niña presenta un alto riesgo de neuroinfección y muerte. Los médicos estamos para atender a los pacientes sin importar el nivel socioeconómico. Es imposible que las personas que dirigen las instituciones no tengan el corazón de echar a un lado las retribuciones económicas cuando prima la vida de una niña”, manifestó uno de los médicos que se enteró de este caso.

Daniela nació en El Difícil, Magdalena, y a los seis años, justo el mismo año en que le inició un extraño sangrado en el paladar, su mamá la abandonó, quedando a cargo del cuidado de su padre, Elser Aníbal Gómez Mercado, quien no cuenta con suficientes recursos -entre los médicos del hospital de Sincelejo reúnen dinero para sostener la estadía del hombre en esa ciudad-.

La situación de la menor es bastante crítica. El hongo, que apareció en su rostro hace unos 10 meses, se reproducido con una velocidad vertiginosa y, a su paso, ha ido comprometiendo el rostro de la menor, al punto de que prácticamente perdió su nariz, al tiempo que la infección sigue avanzando.

Debido a la gravedad de la situación, una iglesia accedió a ayudarle a Elser Gómez y por eso terminó en Sincelejo junto a su hija. 

El secretario de Salud de Sincelejo aún no se pronuncia, para que se ordene tan pronto sea posible el traslado de la menor. Tampoco lo ha hecho el Ministerio de Salud, aunque les han hecho conocer del caso a través de redes sociales con sentido de urgencia.