Universidad Metropolitana
Jaime Sanjuan, Personero de Barranquilla.
6:56 am. Lunes 03 de Febrero de 2020
"Con demoras en la atención de pacientes, las EPS les anticipan su muerte": Personero
6:56 am. Lunes 03 de Febrero de 2020
Afiliados son sometidos a prolongadas y tortuosas demoras para entrega de las autorizaciones médicas, muchas veces con desenlaces fatales.

Las prolongadas, tortuosas e inexplicables demoras a las que son sometidos los pacientes para la entrega de autorizaciones de citas médicas, suministro de medicamentos, procedimientos e intervenciones quirúrgicas, muchas veces terminan con desenlaces fatales: la muerte del afiliado.

Es lo que en la práctica se conoce como el famoso ‘paseo de la muerte’, que pese a que ha costado muchas vidas, es una práctica que se mantiene, y de manera peligrosa y reiterada.

Por eso, no en vano el Personero Distrital, Jaime Sanjuan Pugliese, sostiene que “no hay respeto por la vida de las personas, prácticamente le anticipan la muerte a los pacientes”, debido al cúmulo de omisiones y dilaciones por parte de las EPS.

Precisamente, la Personería, a través de la Coordinación de Salud, a cargo de Wilson Llanos, de manera permanente realiza vigilancia a las múltiples quejas presentadas por los pacientes afectados, pero, las EPS mantienen su práctica omisiva.

Muestra de ellos son los casos concretos de pacientes que llevan meses y hasta años esperando autorizaciones para sus tratamientos médicos.

Casos específicos de Coomeva EPS son los siguientes.

- Edilma Niebles, 8 meses esperando autorización para una prueba genética.

- Rubén Mauricio Mejía, desde agosto de 2019 esperando procedimientos por Displasia Hipoacusia.

- Johan Luis Sierra Herazo, desde abril de 2019 esperando tratamiento para Uretrocistoscopia y Uretroplastia y corrección de encordamiento peneano.

- Raquel Santander Siado, tiene cáncer y ni le encuentran lugar para hacerle las quimioterapias.

- Wilfrida Gámez Gutiérrez, tiene enfermedad cerebro vascular y desde hace 3 años no le entregan medicamentos.

- María Carmona Franco, desde 2017 está esperando autorización para una cirugía en el pie.

- Ana Virginia Carpio Bocanegra, desde hace un año presenta un tumor maligno.

- José Manuel Díaz Ospino, lleva más de dos años esperando tratamiento de Ortopedia.

Igualmente, se presentan los siguientes casos concretos de Medimás:

- Alvaro Ballesteros, lleva más de seis meses en trámites de Medicina Laboral.

- Luz Marina Paba Restrepo, tuvo que recurrir a la acción de tutela por demoras en la autorización de consultas de Reumatología y Osteodensitometría.

- Olinda Monsalve Cáceres, desde marzo de 2019 está luchando por autorizaciones.

- Gabriel Andrés Ayure Paba, padece de asma y solicita orden con Neumología, Alergología y Neurología.

- Dorelis Plata Silva, tiene cáncer y desde hace 4 meses espera autorizaciones.

- Sneider Mojica HenrÍquez, tiene 19 años, registra problemas coronarios, por lo que urge celeridad en los trámites.

Según el Personero, “no es justo que en Barranquilla no quieran recibir a un usuario de Coomeva”, constituyéndose en el mayor problema de las EPS.

El Agente del Ministerio Público también cuestionó la manera como las EPS se sustraen de su responsabilidad con personas ajenas al sistema.

“No es posible que sea un vigilante quien diga quién entra o no a determinada IPS. La salud debe ser oportuna y eficiente, pero los vigilantes son quienes deciden quién entra o no”, advirtió.

Adicionalmente, señaló, las EPS de manera unilateral deciden si una persona debe continuar o no con determinado tratamiento médico, sin tener en cuenta los conceptos de los tratante.

Otro efecto peligroso para los pacientes es el incumplimiento de los fallos de tutelas e incidentes de desacato por parte de las EPS. Mucho menos responden los derechos de petición.

En otros casos, las decisiones de algunas EPS no son tomadas en Barranquilla sino en otras ciudades. Son los casos de Coomeva (en Cali), Medimás (Bogotá) y Comparta (Bucaramanga) en materia de contratación.

El Personero también llamó la atención sobre la reciente situación que se viene presentando con Cajacopi. “Se ha venido a pique y se ha ido convirtiendo en otro problema”, afirmó.

También se registra el caso de la Nueva EPS que no quiere reconocer las urgencias prestadas a otras entidades.

Por todo ello, consideró que lo que ocurre con las EPS amerita una intervención drástica y de fondo, para no seguir vulnerando los derechos de los afiliados.

 

Te puede interesar

Artículo