Leandro Ramón Pérez Devia, implicado en el caso.
12:37 am. Miércoles 17 de Mayo de 2017
Barranquillera denuncia a su exmarido español de abusar al hijo de ambos
12:37 am. Miércoles 17 de Mayo de 2017
La mujer advierte complot de autoridades locales con el extranjero para despojarle de los derechos del menor.

“La vida de mi hijo está en peligro”.

Así comienza su relato Dilia Rosa Fonseca, una mujer barranquillera, para describir el drama que se encuentra padeciendo, en defensa del hijo que tuvo con un ciudadano español.

Dilia Rosa estuvo vinculada al consulado de Colombia en España durante los años 2007 y 2008 y tras concluir su labor, regresó al país.

Más tarde, regresó a España y fue cuando conoció a Leandro Ramón Pérez Devia, un abogado penalista, independiente, a quien describe como una persona que con una gran fobia contra Colombia.

“País de mierda, país de indios”, me decía.

“A los dos meses quedé embarazada”, situación que, antes de estrechar la relación lo que hizo fue generar un verdadero drama entre ellos.

La intolerante relación entre ellos motivó a Dilia Rosa a regresar a Colombia. Ya en su país, Dilia le notificó, por correo certificado, el lugar de residencia de ella con su hijo acá “para que no fuera a pensar ni fuera a pensar ni fuera a denunciar que yo me había venido con el hijo secuestrado”.

En respuesta a ello, Pérez Devia propuso una seria restricción: él se quedaba en España y el niño acá. Y cuando quisiera ver al niño que la mamá lo enviara solo, sin ella, con las azafatas del avión, para él estar con el menor en España.

Es cuando Dilia recuerda que, en España, el niño no hablaba casi, permanecía callado. “Pero cuando llegamos acá comenzó a soltar la lengua y es cuando me comienza a decir todo lo que le hacía el papá. Él abusaba de su propio hijo”.

Los testimonios, asegura, reposan en la IPS del Sisben, en el Centro de Atención a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas) y la misma Fiscalía Internacional procedió con ello en octubre de 2015.

Fue entonces cuando Dilia no decidió firmar el “convenio” que Pérez Devia le envió desde España y, por el contrario, lo denunció por abuso sexual al menor.

Sin embargo, la denuncia, también le ha resultado un verdadero martirio.

Sospechosamente, denuncia, ni la Defensoría del Bienestar Familiar, ni la Juez de Conocimiento ni la Magistrada del Tribunal Superior que también conoce del caso, han sido pertinentes con la situación. Según ella, pareciese que hubiese un complot de las autoridades contra ella para quitarle la potestad de su hijo y entregárselo a su papá en España.

“Hicieron una valoración (una Trabajadora Social ordenada por una Juez) y dijeron que él (papá) está apto y yo no, cuando yo siempre he estado atendiendo a mi hijo y él no”, afirmó.

Las dilaciones en el proceso también condujeron a que no tuviera la oportunidad de defenderse.

“La Defensora del Bienestar engavetó el proceso durante 6 meses. La misma Defensoría del Pueblo le consiguió un abogado (al papá), creo que hay un complot para vender a mi hijo y por eso también los denuncié ante la Fiscalía”, recalcó.

“La Juez y la Magistrada del Tribunal han tenido en cuenta lo procesal pero no realmente los derechos del niño y no han obrado  en su defensa”, señaló.

Expresó que en este caso tampoco cabe la repatriación de su hijo a España como lo pretende el papá, porque ya hubo consentimiento de él para que el menor estuviese en Barranquilla.

“Realmente lo que ha habido es una deficiente defensa técnica en favor del niño por parte de las autoridades”, indicó.

Ante ello, puntualizó, “la vida de mi hijo está en peligro “porque, incluso, una vez me dijo en España que si el niño lo dejaba ahogar en la piscina daban una plata por él. Él es un drogadicto, un perverso.

Dilia Rosa solo reclama justicia para su hijo.

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/GZk4kNoFgNQ?rel=0
 title=
Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Expreso Brasilia