Adriana Guillén Arango, presidenta ejecutiva de Asocajas.
3:44 pm. Miércoles 12 de Agosto de 2020
678 mil afiliados menos en las Cajas de Compensación por desempleo disparado
3:44 pm. Miércoles 12 de Agosto de 2020
En los últimos tres meses se registró una caída en aportes del 8,1% por lo que las Cajas han dejado de recibir como mínimo $109 mil millones.

El mercado laboral continúa afrontando un escenario complejo como consecuencia de la crisis ocasionada por la emergencia sanitaria. Bajo este escenario, las afiliaciones al Sistema de Compensación Familiar se han reducido los últimos meses en un 7,1% y se encuentran en números que no se advertían desde julio de 2016, principalmente en San Andrés, Putumayo, Tolima, Arauca y Quindío.

En relación al número de empresas que aportan al Sistema la disminución es menos dramática, ya que se pasó de 697 mil a 687 mil entre marzo y junio de 2020, los departamentos con mayor afectación son Risaralda, Amazonas, Norte de Santander y Nariño.

Teniendo en cuenta el comportamiento de los cotizantes al Sistema de Compensación Familiar según su actividad económica, encontramos que en la actividad asociada al alojamiento y servicios de comida se destruyeron el 30% de las plazas formales, siendo la que más ha sufrido los efectos del aislamiento.

La segunda actividad con mayor afectación fue la explotación de minas y canteras con un retroceso del 21% de los cotizantes, seguida por la construcción y actividades artísticas, de entretenimiento y recreación, entre otros.

Formación y capacitación para la reactivación económica

Hay sectores económicos que han empezado a movilizarse y que registran la mayor oferta de vacantes en el servicio de empleo de las Cajas de Compensación Familiar. El 11,7% del total de las vacantes se concentra en el sector de otras actividades profesionales y técnicas, donde las actividades de consultoría de gestión; arquitectura e ingeniería; jurídicas y otras actividades profesionales, científicas y técnicas fueron las de mayor aporte a la generación de ofertas laborales.

Otro de los sectores con más ofertas laborales en las agencias de empleo son las relacionadas con actividades de atención de la salud humana y actividades de comercio del sector servicios, que, a pesar de la crisis, siguieron generando empleo mediante mecanismos virtuales de ventas.

Dentro de estos sectores económicos, existen unas ocupaciones que son las más solicitadas por los empleadores que registran sus puestos de trabajo en el SISE (Sistema de Información del Servicio de Empleo), el cual es utilizado por las 42 agencias de empleo de las Cajas de Compensación Familiar.  La ocupación, que registra un mayor grado de demanda por parte de los empleadores es el de vendedores, empleados de trato directo con el cliente y los técnicos y profesionales nivel medio de ciencias e ingeniera.

Para las Cajas de Compensación es fundamental contribuir a la formación de personas para ocupar vacantes con mayor demanda, así como ofrecer esquemas educativos que sean pertinentes para el trabajo y el emprendimiento. En este escenario, las entidades operan una parte importante de la política activa de empleo, al contar con 42 agencias de empleo, 100 centros de formación y más de 14 mil cursos de formación para el trabajo y desarrollo humano en las regiones, a los que pueden acceder los afiliados al sistema y los cerca de 210 mil beneficiarios del subsidio de emergencia. Sin duda, esta gestión será vital para la reactivación productiva.

Beneficio de emergencia al cesante

Precisamente con el propósito de proteger a la clase trabajadora vulnerable y mitigar los impactos del desempleo, las Cajas desarrollaron, implementaron y financiaron el Mecanismo de Emergencia para el Cesante, que consiste en un beneficio económico dirigido a aquellas personas que tenían un empleo formal y lo perdieron en los últimos años, con el objetivo de ayudarlos a afrontar los efectos económicos de la crisis ocasionada por el Covid19. A corte del 5 de agosto se registraban 843.880 postulaciones, de las cuales habían pasado el proceso de validación de requisitos y resultaron aprobadas 318.913  y de estas 211.414 personas ya habían sido notificadas del beneficio con un compromiso que sobrepasa el medio billón de pesos ($624 mil millones).

Sin duda, este esfuerzo constituye el aporte más importante que ha hecho el sector empresarial no solo por el volumen de los recursos asignados, sino también en el beneficio que representa para la población trabajadora preservar un nivel de ingresos que los aleje de condiciones de pobreza.  Una clara política frente a los efectos económicos de la crisis ocasionada por el Covid19.

Dado que los recursos con los que se ha operado el beneficio NO provienen del presupuesto público sino del aporte parafiscal de los empleadores, y como se menciona en el decreto 488, se podrá mantener el mecanismo hasta donde permita la disponibilidad de recursos.

En estos términos, para las personas que perdieron el empleo a partir de 12 de marzo de 2020 y que no alcancen a ser beneficiadas, se generarán listas de espera las cuales podrán acceder al ingreso solidario, reglamentado en el Decreto 801/2020 los cuales serán atendidos con por el Gobierno Nacional en las condiciones que establezcan.

Cifras de Interés sobre los beneficiarios del auxilio de emergencia al cesante:

- El 52% de los beneficiarios del subsidio de desempleo son mujeres.

- El 40% de los beneficiarios gana menos 2 smmlv.

- Del total de beneficiarios el 24% ha alcanzado educación media, el 21% tienen formación universitaria y el 16% formación técnico laboral.

- Dentro de las ocupaciones de dichos beneficiarios se destacan asesores comerciales (9%), operarios de producción (7%), asesores de ventas (7%), asistentes administrativos (7%), auxiliares contables (6%) y auxiliares de bodega (6%).

*Con información de Asocajas

Te puede interesar

Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Cementos del Oriente
Triple A
Predial Alcaldía de Barranquilla