Galerías

La novena fue en junio y su gestor fue 'Julio Noveno': Barranquilla celebra

Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.
Celebración de los hinchas de Junior en 'La Troja'.

Una novena estrella muy especial se celebró en Barranquilla este miércoles.

Fue en junio y no en diciembre, no en un pesebre sino en 'La Troja' y esa estrella no vino de Belén sino del estadio El Campin, el templo del fútbol "rolo". Más exactamente desde el punto penal.

El gestor de la Novena fue 'Julio Noveno' que regresó a Barranquilla en un momento crítico del equipo al final del todos contra todos.

La hinchada barranquillera salió a las calles en esta celebración demostrando la alegría de los aficionados tiburones.

Una inmensa felicidad se tomó a la ciudad que después de esperar siete años la octava, cantó la novena apenas seis meses después.

En 'La Troja', fue una celebración que inició con el himno de Barranquilla. Las letras de Amira De la Rosa se escucharon en dos ocasiones cantadas a todo pulmón por la hinchada juniorista que colmó 'La Troja' este miércoles. 

En adelante vinieron para los aficionados las emociones en las dos porterías. Jugadas de ida y vuelta, con protagonistas como Teófilo Gutiérrez o Fabián Sambueza, en Junior, aumentaron los aplausos de la hinchada. Igual sucedió con las atajadas de Sebastián Viera.

Similar situación se vivió para el segundo tiempo y faltando 15 minutos para el final cuando no paraban los aplausos y los pitos, llegó el gol de Ray Vanegas que amargó la noche a los barranquilleros.

Luego "la paridera" de la definición por penales que está vez favoreció al equipo barranquillero.

Se resalta en esta celebración el orden de la afición y el acompañamiento de la Policía Metropolitana de Barranquilla con un dispositivo que se montó en la zona de la calle 74 con carrera 44 desde las primeras horas de la tarde.

 

Comentarios