Troy Jones intentando ante la cesta frente a Miguel Marriaga.
10:00 pm. Martes 13 de Noviembre de 2018
Titanes no tuvo efectividad ante FastBreak: Este miércoles de nuevo por la final
10:00 pm. Martes 13 de Noviembre de 2018
Los barranquilleros perdieron como locales y dejaron la serie 2-1 a su favor.

Los Titanes de Barranquilla cayeron este martes 78-84 ante FastBreak de Cali, en un resultado sorpresivo que lo sigue dejando a tan solo una victoria de llegar a la gran final del torneo, pero del que deberán levantarse con serenidad ante un juego en el que lucieron desesperados y erráticos.

El más destacado por los de casa, en medio de un mar de imprecisión, fue el americano Xavier Roberson con 27 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias. Mientras que en la visita las palmas fueron para Karl Moore, quien firmó 21 unidades, 10 rebotes y 3 asistencias. 

La tensión era evidente en el primer cuarto. Mucho celo había en las defensivas, sobre todo bajo el aro, para tratar de evitar que el rival convirtiera, por lo cual la pizarra se mantuvo inmaculada hasta que quedaban 8:17 en el marcador para jugar, el primero en encestar fue Stalin Ortiz de la visita, con un tiro libre.

Troy Jones neutralizando una acción de la visita, 

En el primer cuarto tardaron en aparecer los americanos, pero finalmente Troy Jones y Michael Sneed prendieron la máquina para producir en el aro contrario. Principalmente Sneed quien terminó con con ocho puntos en el primer cuarto, además de un triple, por lo que era la carta más fuerte de los de casa. 

Tras el primer cuarto cumplido, la diferencia era de apenas 18-16, ante unos caleños que se veían encendidos para la noche, mientras que los barranquilleros ya daban señas que las jugadas no les estaban saliendo tan fluidas, sobre todo en la zona de pintura. 

Sin embargo, los verdaderos problemas llegaron en el segundo cuarto, cuando la puntería de Titanes se perdió en absoluto. No importa la fórmula o el nombre, simplemente las jugadas de pizarrón de los basqueteros de casa no surtían efecto. El desespero se hacía cada vez más evidente en el rostro del entrenador de casa Tomás Díaz, quien movió el banco sin mayores resultados. 

Kenneth Brown de Fastbreak intentando encestar.

Pronto FastBreak se dio cuenta de la situación y tomó ventaja de ello para irse arriba, de la mano de Jezreel De Jesús quien dejó ocho anotaciones en la canasta contraria, al igual que el americano Karl Moore, quien se echó a la bolsa durante ese capítulo 11 puntos para propulsar la ventaja de la visita. 

Titanes se repitió en su falta de puntería, cada vez más consumidos por el desespero y al ver que la diferencia en el tablero se hacía cada vez amplia, adicionado a que Xavier Roberson y Michael Sneed no estaban en su mejor noche para el juego fuera del perímetro. 

Al final del segundo periodo, unos Titanes sin brújula estaban quince puntos por debajo en el tablero, con marcador de 29-44 y medio partido por disputar. La diferencia, aunque larga, no era imposible de descontar, pero el quinteto necesitaría un cambio total de cara para los últimos 20 minutos de partido. 

El show del medio tiempo estuvo a cargo del cantante Danny Daniel.

Y a fe que los Titanes salieron enojados para el tercer periodo. Comandando por tres canastas consecutivas de los americanos Jones, Sneed y Roberson comenzaron la complicada labor de reducir el margen de diferencia de tantos puntos. Al trabajo se unió el venezolano Jesús Medina, quien también dio buenos puntos. 

La furia de los Titanes se comenzó a sentir en la pizarra y pronto la diferencia comenzó a irse en picada a favor de los de casa. Así, tras un esfuerzo imponente, los barranquilleros lograron dejar la diferencia en 55-63 de cara al último parcial. Es decir, ocho puntos los separaban de cazar en la punta a la visita. 

Aunque hubo un descuento rápido empezando el último tiempo, cuando el marcador separaba por cuatro puntos a los de casa de empatar las acciones, la desesperación y la falta de puntería volvieron a hacer de la suyas. 

Miguel Marriaga, de los vallunos, a punto de encestar.

La diferencia se volvió de hule, reduciendo hasta cuatro y de nuevo estirando hasta los siete. Nuevamente Titanes descontaban, Pero FastBreak pisaba el acelerador para mantenerse a una distancia segura. A los 2:30 por jugar la diferencia ya se había ampliado nuevamente los once puntos, merced de las debilidades bajo el tablero para sobre todo los rebotes defensivos. 

Sin embargo, un último minuto de juego de Roberson volvió darle aire a los de casa, que a falta de 56.7 segundos tenían el empate a solo seis puntos. Sin embargo, no pudieron conjurar las jugadas del caso para recuperar rápidamente la bola y anotar canastas necesarias, zanjando el marcador a favor de la visita finalmente por un contundente 78-84.  

A pesar de la derrota, Titanes aún tiene la posibilidad de llegar a la final, si este miércoles se impone en casa ante FastBreak, en el cuarto partido de la serie que se jugará desde las 8:00 de la noche en el coliseo Elías Chegwin.

Michael Sneed intentando superar la marca visitante.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
 title=
Artículo
Expreso Brasilia
Artículo