Inscripciones abiertas!
Artículo
Galería
Artículo
Artículo
Teófilo Gutiérrez, celebrando el gol.
9:17 pm. Miércoles 20 de Noviembre de 2019
Teófilo dirigió la orquesta del campeón y Junior derrotó a Nacional para ser líder
9:17 pm. Miércoles 20 de Noviembre de 2019
El cuadro rojiblanco venció por 2-0 para llegar a la punta.

Junior derrotó la noche de este miércoles 2-0 al Atlético Nacional, bailando a un gran ritmo marcado por un genial Teófilo Gutiérrez, quien anotó los dos goles del duelo y además manejó todos los hilos para poner a los rojiblancos en el primer lugar del cuadrangular. 

Cúcuta jugó para Junior. La grada del Metropolitano, que palpitó desde antes de empezar el partido el compromiso con un clima digno de una final, y que solo podría ser mejorado con una victoria que pusiera  a los rojiblancos a ser los líderes del cuadrangular. 

La grada vibró con la salida a la cancha de los jugadores. Pero en especial de uno, el dueño de la cancha. Teófilo Gutiérrez salió a la cancha y perfumó la gramilla con el aroma de la maestría. Se veía diferente a todos los demás, corría con ligereza en el calentamiento, mirada con hambre al rival. Se quería comer la cancha. 

Sin embargo, mientras llegaba el momento para desatar la genialidad, Junior comenzó poniendo las condiciones en nada más tres minutos de partido, cuando Víctor Cantillo pescó un rebote de frente en la medialuna y le metió el derechazo que se fue apenas por un ladito de la meta de José Fernando Cuadrado. 

Tres minutos más adelante, a los 6, Nacional tuvo la que sería su única aproximación en todo el primer tiempo. El argentino Pablo Cepellini encontró apenas espacio para elevar un tiro que Sebastián Viera controló con un puente en sus manos para mandar a la esquina.

De allí, todo fue pista abierta para el baile de Teófilo, que danzó con la pelota por toda la grama del estadio Metropolitano. La deuda de honor que tenía cazada con Alexis Henríquez pronto quedó saldada. Más rápido de lo que todos esperaban. 

A los 9 minutos, Teófilo lanzó una sensacional asistencia a la derecha para que Luis Sandoval sobre la velocidad enganchara y mandara un centro que fue mal rechazado por Henríquez. El capitán visitante tuvo la vergüenza de servir un pase perfecto al goleador de La Chinita, que sin pensarlo dos veces, como venía la introdujo en las redes para el 1-0.

La grada despertó. Una explosión de felicidad. Bien lo decía la tribuna norte del estadio en los actos de protocolo: juntos por el tricampeonato. El fervor de la hinchada hacía temblar desde sus mismas bases al Metropolitano y también las piernas de un Nacional que se veía impotentes. 

Pero Teo siguió de largo con su recital. A los 21 minutos pescó una pelota cruzada al segundo palo para empujarla nada más. Gutiérrez la tocó al fondo de las redes al estar habilitado por Daniel Bocanegra. El 2-0 y una felicidad absoluta. Junior se veía gigante y Nacional, muy pequeño. 

A los 36 minutos vino el primer drama de la noche. Víctor Cantillo pisó mal y se resintió el tobillo. Apenas pudo mantenerse en pie y Julio Comesaña decidió sacarlo del campo. Cantillo se negó, le rogó que lo dejara terminar el primer tiempo, justo cuando hacía un magistral duelo. Comesaña lo complació reversando la orden a James Sánchez. 

Justo antes del final del partido, Teo recuperó una bella pelota que terminó en un penal sobre Freddy Hinestroza. Frente al cobro se reportó Luis Sandoval, quien vio como su tiro fue atajado por Cuadrado, para mantener vivo a Nacional al descanso.

Ya en el camerino Comesaña asumió el primer reto, sacar a Cantillo para ingresar a James Sánchez. Luego de eso encontrar las indicaciones justas para que el equipo olvidara el fallo de penal reciente y no bajara la guardia ante el maravilloso partido y la ventaja.

De otro lado, Juan Carlos osorio fue presa de su desesperación. De entrada, hizo dos cambios. Y unos minutos más tarde quemó el tercero con el ingreso de Hernán Barcos. Era todo lo que quedaba por hacer luego del enorme baile sufrido en la primera mitad.

De un momento a otro se dejó de jugar. Teófilo Gutiérrez apareció con un moretón en la cara y Cepellini hizo méritos para que lo expulsaran. El juego se enfrió. Y todo jugó para los rojiblancos. Solo fue pasar los minutos. Eso sí, la visita la sacó barata, pues pudo irse humillado del Metro.

Con el triunfo Junior se instaló en la punta del cuadrangular con 7 puntos, los mismos del Deportes Tolima, pero con mayor cantidad de goles anotados como visitante. Ahora apuntará su mirada al duelo de local ante Cúcuta, mientras que Nacional irá ante Tolima.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/ZEwEI4MP0EY?rel=0
Corporación Universitaria Americana
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Triple A
Alcaldía de Barranquilla