Artículo
Artículo
Michael Rangel celebrando el gol con sus compañeros.
8:37 pm. Miércoles 27 de Marzo de 2019
Otra vez el clásico quedó en tablas, en medio de la polémica y un Junior flojo
8:37 pm. Miércoles 27 de Marzo de 2019
El duelo finalizó 1-1, tras un gol polémico en el minuto final.

Igual que en la fecha de clásicos, Junior igualó 1-1 ante el Unión Magdalena, esta vez en el estadio Metropolitano, en un duelo donde los barranquilleros se fueron en ventaja y luego sufrieron la expulsión de Fabián Sambueza. Finalmente, la polémica de un gol discutido significó el empate en medio del mal juego de los de casa. 

El partido empezó trabado. El ambiente de clásico se vivió desde antes del pitazo inicial, contagiado desde las gradas por la afición, que se entusiasmó con el regreso del duelo de los dos más grandes rivales del Caribe.

Pancartas y tifos en las tribunas populares, completamente llenas, más un buen número de asistentes en occidental y oriental daban un decorado emotivo. 

El clima de duelo clásico se vivía con intensidad en la cancha. Durante los primeros minutos fue imposible que alguna de las dos escuadras armara un ataque claro sobre el arco contrario. El cuadro samario fue el que más intentó con un par de escaramuzas, mientras el Junior se ocupaba por hacerse de la manija de la pelota para imponer su estilo. 

No fue sino hasta pasados los 12 minutos, que en jugadas consecutivas Junior tocó la puerta del Unión. Primero en esos exactos 12 minutos, Víctor Cantillo encontró el suficiente espacio para sacar un zapatazo desde el borde del área que fue controlado por César Giraldo. Un minuto más a delante, a los 13, Fabián Sambueza se descolgó por la derecha para que Luis Narváez, descolgado al ataque, cabeceara la pelota por encima del arco. 

Pero los samarios no se quedaron con eso. Ellos también protagonizaron una doble jugada de riesgo en un minuto. A los  28 por intermedio de un zapatazo de media distancia de Jhojan Valencia que contuvo con seguridad Sebastián Viera. Luego, a los 29, Luis Carlos Arias ensayó un zurdazo que se fue a las manos del arquero uruguayo.  

No fue sino hasta entrados los quince finales que Junior generó las dos más claras de la primera mitad. A los 36, luego de un centro en pelota quieta, Michael Rangel remató la pelota con dirección de gol para una nueva estirada de Giraldo, quien la dejó rebotando para que Rafael Pérez, sin marca, la mandara por encima del travesaño. 

Sin embargo, Giraldo venía demostrando que no tenía las manos más seguras, las pelotas le rebotaban y un buen remate, cargado del suficiente veneno, podía meterlo en un problema. Y así ocurrió a los 38 minutos. 

Por la izquierda se escapó Freddy Hinestroza, quien sacó un potente tiro que Giraldo no pudo contener del todo y en rebote entró para mandarla al fondo Michael Rangel y poner el 1-0 en el tanteador. Un gol celebra con euforia por el mismo atacante que calmó su sed de tantos y por la hinchada, que necesitaba ponerse por arriba del eterno rival. 

Así, con esa ventaja en el marcador, los de Luis Fernando Suárez se fueron al descanso dejando una impresión de superioridad en la cancha, pero con apenas un tanto de ventaja. Habría que tener concentración, claridad y contundencia en los finales 45 minutos para llevarse el clásico en casa. 

Sin embargo, los errores volvieron a parecer. Fabián Sambueza, que en el primer tiempo ya había recibido amarilla, fue expulsado por acumulación a los 20 minutos tras pisar a un rival, para dejar al equipo con uno menos.

En la misma jugada, recibió amarilla por reclamar Viera. 

Sin esperar más, viendo al equipo disminuido, Suárez mandó a la cancha a Teófilo Gutiérrez para ordenar su conjunti, en lugar de Rangel, que poco figuró más allá del gol. Más que nunca, los rojiblancos no se podían permitir ni un solo error para poder sacar el resultado adelante. 

De otro lado, Harold Rivera se la jugó toda en la visita. Sacó del campo al veterano Abel Aguilar, de buena actuación en la noche, para ingresar al todavía más experimentado David Ferreira y así tratar de sacar ventaja del hombre de menos de los barranquilleros 

A los 40 minutos, en un partido donde Junior se dedicó a aguantar sin mayor profundidad, Arias recibió un precioso centro en el área, que lo dejó mano a mano con Viera, el cual el zurdo no logra resolver bien, sacando una volea que se fue por encima del travesaño. Un alivio para los junioristas y al mismo tiempo un campanazo de alerta, pues los samarios se venían con todo para el final de las acciones. 

La especulación de Junior en la segunda mitad le pasó cuenta de cobro. En el minuto final el Unión Magdalena llegó al empate luego de una discutida jugada en el fondo de la cancha, donde los jugadores de Junior aseguraron que la pelota traspasó la línea y que al final terminó siendo empujada al fondo por Yulián Gómez. 1-1 y el clásico otra vez en tablas. 

La polémica del partido no podrá ocultar el mal partido de Junior en el segundo tiempo, donde no hizo ni un tiro al arco. Aun así, está invicto en la liga, en 12 partidos y ahora suma 24 puntos que lo mantienen al tope de clasificación, misma casilla que defenderá el fin de semana ante Jaguares de Córdoba.

 

Te puede interesar

 title=
Artículo
https://www.youtube.com/embed/THknw_b9dPI?rel=0
Expreso Brasilia
Artículo