Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1141690650770989057
Artículo
Artículo
Artículo
Luis Narváez celebrando el primer gol de los junioristas.
8:29 pm. Miércoles 05 de Junio de 2019
​¡Junior, finalista en la Liga Colombiana!: A defender la corona ante Deportivo Pasto
8:29 pm. Miércoles 05 de Junio de 2019
Superó 3-2 al Atlético Nacional y ahora buscará la novena estrella.

Tras una racha de 15 años sin ganarle en Medellín, Junior venció 3-2 al Atlético Nacional y se clasificó a la gran final de la Liga Águila, donde defenderá el título colombiano ganado en el mes de diciembre y bordar la novena estrella en el escudo barranquillero.

Había que sufrir. Con Junior no puede ser diferente. Un gol, solo un gol, significó la diferencia a favor de Junior para clasificarse a la gran final de la Liga. El triunfo tolimense en Cali puso por momentos a temblar a un equipo mermado por tres lesiones en un mismo juego.

En solo 2 minutos los argumentos se le complicaron a Junior, con la lesión de uno de sus principales jugadores. Stiven Lucumí lesionó a Freddy Hinestroza con una fea entrada sobre su tobillo derecho, que inmediatamente lo dejó fuera de las acciones.

Para terminar de complicar las situación, acto seguido a los 3 minutos, Lucumí desbordó a Gabriel Fuentes y lanzó un centro al área donde Aldo Leao Ramírez entró para ajusticiar a Sebastián Viera con un tiro entre las piernas y poner inesperada y rápidamente abajo a la visita. 

Sacando la casta de campeón, Junior no se desesperó y reacomodó sus fichas con el ingreso de Sebastián Hernández al campo de juego. Era la hora de demostrar de qué estaba hecho el conjunto rojiblanco y no decepcionó. 

A los 7 minutos, tal vez el más humilde de los jugadores del plantel, Daniel Moreno, despegó por la derecha y superó a su marcador para encarar a José Fernando Cuadrado, quien no tuvo más que hacer que derribar al delantero para un inobjetable tiro penal. 

Frente a la pelota, goleador de Junior, Luis Narváez, quien con apenas unos pasos, engañó a Cuadrado para mandar la pelota al poste contrario al que voló el guardameta para dejar el tablero en 1-1 y dejarle toda la tranquilidad al equipo en procura de seguir allanando el camino a la final. 

Junior siguió cargando con la categoría del campeón. A los 27 minutos el equipo presionó la salida de Nacional, robó la pelota y en una combinación entre Víctor Cantillo a Narváez quien de cabeza la dejó en el segundo palo a Teófilo que como todo un matador entró y la puso en las redes. 1-2 y caminando rumbo a la final por el empate a esa altura en Cali, sin goles. 

Sin embargo, la mala fortuna volvió a atentar contra Junior quien perdió a su central Willer Ditta por una lesión de tobillo, tras otra entrada temeraria, otra vez de Lucumí. La lesión obligó a la entrada de David Murillo a marcar la izquierda y dejar de central a Gabriel Fuentes. 

El gol que resultaría clave fue a los 35 de juego, cuando Sebastián Hernández corrió al espacio tras la espalda de Alexis Henríquez, para recibir una asistencia perfecta de Teófilo, que lo dejó mano a mano para definir picado ante la salida de Cuadrado para un 3-1 que ya parecía definitivo. 

Solo un segundo tiempo de terror podría mandar a Junior a la lona y sacarlo de la final. Pero las lesiones se hicieron presente otra vez. Daniel Moreno se lesionó nada más empezar el complemento lo que obligó a Comesaña a resguardarse en el fondo con el ingreso de Leonardo Pico.

Producto de eso, tras un prolongado asedio, a los 76 minutos un gol de Vladimir Hernández apretó la situación a tal modo que puso el riesgo la posibilidad de defender la corona de campeón en la final. El 3-2 se unió a la combinación de un 2-0 que a esa altura del juego ya le aplicaba el Tolima al Cali.

Durante ese tramo del partido la diferencia de gol era la misma para los dos, +4 que desempataba a favor de los barranquilleros gracias a la mayor cantidad de goles de visitante marcados, por 6 contra 5. Los nervios se apoderaban de la situación, pero el descuento 2-1 de Cali nuevamente dio el plus a Junior para aguantar hasta el final.

Así las cosas, con los silbatazos en Medellín y Cali, Junior defenderá su corona de actual campeón ante un Deportivo Pasto, que se jugará en la ida el sábado en Barranquilla y en la vuelta en estadio por definir, que podría ser Cali o Bogotá a causa de la falta de garantías en Ipiales.

 

Te puede interesar

Artículo
 title=
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/HRcB285zG8o
Expreso Brasilia