Inscripciones abiertas!
Sebastián Hernández celebrando el segundo gol juniorista.
9:45 pm. Domingo 02 de Junio de 2019
Junior enciende la ilusión de Barranquilla: Victoria ante Cali y tomó la punta
9:45 pm. Domingo 02 de Junio de 2019
Venció 2-0 con lo cual es líder del cuadrangular B de la Liga Águila, a una fecha del final.

Con goles de Luis Narváez y Sebastián Hernández, Junior venció la noche de este domingo al Deportivo Cali por 2-0 y se trepó a la punta del cuadrangular B de la Liga Águila a una fecha del final, con los mismos 9 puntos del Deportes Tolima, pero con mejor diferencia de gol para tomar la primera casilla a una jornada del final. 

Llegó el momento de probar la categoría. El actual campeón del fútbol colombiano no podía aflojar, ahora menos que nunca, en su intento de revalidar su corona, teniendo en cuenta la victoria del Deportes Tolima ante el Atlético Nacional por 2-1. Para mantener la lucha hasta el último segundo, los rojiblancos estaban obligados a ganar, fuese como fuere. 

Para ello, Julio Comesaña no se guardó nada y mandó al campo un equipo con una doble combinación en punta, con Teófilo Gutiérrez y Michael Rangel. A eso le sumó el equilibrio de James Sánchez por la derecha y el desborde continuo por la banda izquierda de Freddy Hinestroza. 

De otro lado, el Cali vino a intentar imponer un juego con un alto ritmo, a disputar la pelota con los barranquilleros y tratar de sacar provecho a alguna fisura en la mitad pensando que Víctor Cantillo y Lus Narváez no iban a ser suficientes para contener las arremetidas de Carlos Rodríguez y Agustín Palavecino. 

Sin embargo, fue Hinestroza el primero en meter peligro en el partido. A los 4 minutos, el zurdo encontró espacio de media distancia para sacar un zapatazo que hizo estirar al portero Pablo Mina, quien tenía que llenar la enorme ausencia de Camilo Vargas, quien se fue con la Selección Colombia.

No obstante, la mala fortuna acompañó a Mina, quien apenas en 15 minutos debió salir del campo lesionado, para dejar su lugar al inexperimentado Johan Wallens, quien en el partido más duro de la temporada vio su debut como profesional y en muy poco lo pusieron a prueba. 

A los 29 de acciones Teófilo Gutiérrez corrió por la derecha, y en una reminiscencia de sus tardes más alegres, dribló en tres defensores, para disparar a las manos del novato arquero, que como pudo, la mandó al tiro de esquina. 

Sin embargo, el Cali no parecía dispuesto a dejarse amilanar por las circunstancias. Mediante su creativo argentino, Palavecino, llevó peligro al arco con un remate potente a la meta, que Sebastián Viera se esforzó para mandarla por encima de su cabaña con un manotazo, a los 34 de acciones. 

En el minuto 39 Junior encontró la llave para abrir la portería azucarera. Primero, Hinestroza dejó temblando el arco con un zapatazo de tiro libre que dejó mirando estrellas al portero Wellens. 

Acto seguido, el rebote fue peleado y desde el segundo palo James Sánchez elevó un centro para que, en medio de la montonera, Narváez conectara de cabeza un tiro que se fue con extraño efecto al segundo palo, donde entre Wallems y la defensa no pudieron despejar y que se convirtió en el 1-0.

Un delirio emotivo en las gradas puso a temblar el estadio. El veterano volante de marca, el más efectivo en el arco rival en el presente torneo, con cinco goles, le proporcionó una dosis de lucha a la disputa de la pelota y la puso en el fondo para emocionar a las gradas y dejar adelante a la escuadra rojiblanca antes del descanso. 

Pensando en la segunda mitad, de cara a lo que resta del cuadrangular, la idea estaba clara: Había que rematar el juego con más anotaciones, para seguir el pulso con el Tolima era más que necesaria una buena cantidad de goles por si el empate en puntos se mantenía hasta el final. 

Pero la resolución del duelo no iba a estar tan sencilla. En solo 10 minutos del complemento, Cali armó una tocata en las afueras del área local, para el desborde de Darwin Andrade que sirvió centro a Faiver Mercado, quien llegó por todo el centro de las cinco con cincuenta para mandar la pelota apenas por un costado. 

La respuesta juniorista fue con otro tiro libre de Hinestroza, esta vez un indirecto en el área, tras un toque de Piedrahíta, que quemó las manos de Wellems y reventó nuevamente contra el paral derecho, para arrancar un lamento en las tribunas, que vieron la pelota hacer un recorrido de gol. 

Cali no paraba en sus aspiraciones y a cada ataque del local, venía una respuesta. En esta oportunidad, a los 14, fue Juan Dineno  que midió las manos de Viera con un derechazo desde fuera del área, que el uruguayo supo controlar en dos tiempos, en medios de los aplausos de la parcial. 

A los 19 de acciones, Junior nuevamente fue por el gol que los acomodara en la parte alta de la tabla del cuadrangular. Esta vez, una jugada tejida entre Marlon Piedrahíta, Teófilo Gutiérrez y el recién ingresado Sebastián Hernández, en lugar de Rangel, que terminó malogrando un mano a mano contra el portero. 

A los 34 minutos, luego de un bache en el partido, Comesaña decidió seguir moviendo sus fichas. Por eso, sacó a un desgastado James Sánchez para darle minutos a Daniel Moreno, con la idea de que diera despliegue por la banda derecha y acompañara a Teófilo en el frente de ataque. 

El tiempo de adición llegó, y un chispazo de genialidad puso a Junior primero a dos minutos del final. Daniel Moreno recuperó una pelota que le quedó a Sebastián Hernández y este asistió a Teófilo en el área quien de una devolvió de taco a Sebastián para un enganche y definición con zurda al segundo palo. El 2-0 y primer puesto del cuadrangular. 

Tras los minutos finales de ole en las gradas, la victoria quedó sentenciada: 9 puntos y un gol más que el Deportes Tolima para llegar a la fecha final en Medellín, ante Nacional el miércoles, como primeros del grupo. Más que nunca la novena estrella brilla con intensidad en las ilusiones de los rojiblancos.

 

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
 title=
Artículo
Artículo
Artículo
Soledad con dignidad!
Triple A