Inscripciones abiertas!
Artículo
Artículo
Stiwart Acuña celebrando el gol.
10:59 pm. Jueves 12 de Septiembre de 2019
Julio Comesaña no pudo con su ‘experimento’ y el Cali eliminó al Junior de la Copa Águila
10:59 pm. Jueves 12 de Septiembre de 2019
El empate no fue suficiente para seguir avanzando y los ‘azucareros’ clasificaron por definición de cobros desde el punto penal.

Pese a un gol salvador de Matías Fernández en su regreso, Junior fue eliminado por Dportivo Cali al caer 4-3 en los cobros desde el punto penal, tras ganar en el minuto final 2-1 en los 90 minutos, y con un jugador más, este jueves en el estadio Metropolitano. 

La cantera tuvo que salir a poner la cara por lo que los veteranos, experimentados y consagrados jugadores del plantel dejaron ir en el partido de ida. La remontada era la gran meta, luego de recibir un partido que se perdía por 2-1 en el global y que podría proyectar a más de uno al equipo principal. 

Es que siete de los once jugadores en cancha de Junior vienen del proceso de las inferiores. Es más, hasta el entrenador encargado de permanecer en la raya de cal, Roberto Peñaloza, viene de entrenar ese equipo donde compartió con los referentes en el frente de ataque, Luis Sandoval, Stewart Acuña y Daniel Moreno, el más curtido de los tres jóvenes. 

La sangre fresca de los junioristas se reflejó desde temprano en la cancha. Los rojiblancos tomaron la pelota desde las primeras vueltas y de inmediato atacaron por las bandas la portería de un cuadro caleño que se veía sometido por el impulso de los juveniles. 

Tan tomados estaban por sorpresa que se vieron en problemas para frenar los embates por la banda derecha de Daniel Moreno, quien mostró una faceta mucho más agresiva de lo que tiene acostumbrado a los hinchas. Tanto es así, que fue vital para abrir el marcador. 

A lo 14 minutos, Moreno desbordó con exuberante velocidad por la banda para arrumar a la desesperada defensa visitante y despoblar el área, a donde mandó al punto penal una pelota que Stewart Acuña para empujar la bola a las redes y poner el 1-0 parcial e igualar de momento la eliminatoria. 

En un cuarto de hora las campanas redoblaron al viento. Parecía que la remontada venía en camino y las pulsaciones altas de los más chicos estaban sacando la cara por el equipo.

A los 25 minutos se presentó una jugada que pudo haber cambiado el rumbo del juego, cuando el portero azucarero, Pablo Mina, derribó en una pelota quieta en el área al defensor Germán Mera, en un muy posible jugada de tiro penal, que no fue sancionada por el central de la contienda, Edilson Herrera. 

Sea como fuere, los minutos fueron avanzando y pronto el equipo fue abandonando su mejor cara. La falta de ritmo en Luis Narváez se hizo evidente con un paquidérmico trasegar en el transcurso del partido, mientras que Sebastián Hernández y Freddy Hinestroza fueron totalmente erráticos con la entrega de la bola mientras más avanzaba el tiempo. 

Finalmente, a los 37 minutos una desconcentración le pasó cuenta de cobro a la defensa rojiblanca. Hinestroza se quedó pegado pidiendo un fuera de lugar y a su espalda llegó Christian Rivera, quien aprovechó el despiste para definir al segundo palo e igualar el partido y montar nuevamente al conjunto azucarero en el global. 

Para cerrar la primera mitad, a los 44 minutos, Junior dio signos de lucha con un potente disparo de media distancia de Hinestroza que estalló en los guantes de Mina, quien salvó como pudo la oportunidad de anotar.

Así, con el 1-1 en el tablero, Roberto Peñaloza recibió en el camerino a los suyos. Tendría que volver a ordenar todo y tratar de ajustar las cosas en un partido que se le empezó dando bien y que terminó fuera de las manos.

Además, ordenó el cambio del arquero José Luis Chunga, por una aparente lesión en el aductor derecho. 

Las cosas no mejoraron con el pasar de los minutos. Peñaloza, decidió meter cambios y en una acción complicada de entender, sacó a Sebastián Hernández para ingresar a Marlon Piedrahíta. Dos minutos más adelante, el ingreso fue para Matías Fernández que reapareció para sustituir a Stewart Acuña, autor del gol. 

Los minutos finales fueron de sufrimiento, especialmente en el remate del partido, a falta de 7 minutos, tras la expulsión Matías Cabrera en la vista, por doble amarilla, en un tiro libre que se presentó como la gran oportunidad para emparejar la serie. Sin embargo, el potente zurdazo de Hinestroza fue despejado por Mina. 

Sin embargo, en la agonía del partido, como en una reminiscencia del debut del chileno, Matías Fernández llegó con la punta de su zapato derecho a un centro de Piedrahíta de un tiro libre, para meterlo en las redes y poner a Junior en los cobros desde el punto penal. Matías fue el salvador. 

Los penales

Los cobros desde el punto penal definirían al semifinalista. El novato Pabón tenía toda la responsabilidad de sacar adelante al equipo en el momento de mayor presión del partido. De otro lado, Deportivo Cali sufriendo en la estancia del manchón blanco tras sacar a algunos de sus cobradores durante el juego. 

Un apagón de las luces del estadio, sobre el sector de suroriental, hizo que se vivieran momentos tensos en la cancha, mientras que la grada no paraba de alentar, revivida por el gol agónico que regresó a la pelea a la escuadra currambera. Finalmente, se determinó patear en el arco norte del estadio donde no se fue la iluminación. 

Pese a todo, el esfuerzo no alcanzó para los penales. Los más veteranos, Luis Narváez y Freddy Hinestroza fallaron el primer y quinto penal respectivamente. Marlon Piedrahíta, César Haydar y Luis Sandoval anotaron los suyos. 

En la visita, Christian Rivera, Juan Dinenno, Andrés Arroyo y Faiver Mercado marcaron los suyos, este último para sentenciar la tanda. Solo falló su cuarto pateador Juan Camilo Ángulo para dejar el marcador 4-3. 

Junior ahora resignó la oportunidad de la lucha por el título, mientras que Deportivo Cali se medirá ante el Deportes Tolima, por las semifinales del torneo.

 

Te puede interesar