Luis Díaz en una jugada de ataque al inicio del partido.
7:11 pm. Domingo 14 de Abril de 2019
¿Empate con asomo de crisis?: Junior quedó 0-0 con Nacional, en casa
7:11 pm. Domingo 14 de Abril de 2019
El conjunto barranquillero sumó su quinta igualdad en el Metropolitano.

Junior volvió empatar en casa, en uno de sus peores partidos en mucho tiempo, 0-0 ante el Atlético Nacional por la fecha 15 de la Liga Águila, en un duelo que dejó muchas preocupaciones a sus aficionados por el paupérrimo nivel de sus jugadores y las pocas reacciones de Luis Fernando Suárez desde el banco. 

Aunque el estadio presentó una aceptable cantidad de aficionados, el gris de las nubes alrededor del escenario iban a terminar reflejando lo que sería el duelo en sí. Realmente, el juego tuvo marcado por el sopor casi insoportable de dos equipos que corrieron más de lo que hicieron daño y cuyo único evento destacado fue una lesión. 

La esperanza de poder desquitarse la eliminación en la Copa Libertadores, se quedó en eso. La realidad de las cosas es que el partido jugado en el Metropolitano fue aún más terrorífico que la goleada sufrida ante Palmeiras.  

A los 34 minutos se produjo la lesión de Jefferson Gómez, central barranquillero, tras la disputa de la pelota. Haciendo claros gestos de dolor, incluso pegando puñetazos contra el suelo, tuvo que salir del campo de juego para darle su puesto a Leonardo Pico y que Luis Narváez se metiera en la defensa. 

Luego de eso, poco más que decir. Jugadores como Luis Díaz y Fabián Sambueza se vieron poco encaradores, mientras que Teófilo Gutiérrez estuvo completamente desconocido en su nivel. Por otro lado, Víctor Cantillo dejó evidencias de su falta de nivel, a la hora de repartir el balón, demorando la entrega y siendo impreciso. 

Luis Fernando Suárez, tan reacio hace algunas jornadas a que su equipo jugaba mal, aunque no perdiera, no podría negar el pálido compromiso de los uyos. Y lo peor de todo, con poca actitud para al menos arrinconar al rival a los empujones, porque la verdad sea dicha, los verdes tampoco hicieron mucha diferencia. 

Sin embargo, el segundo tiempo empezó con la declaración de guerra por parte de los antioqueños, menos de un minuto Sebastián Viera debió hacer frente a dos opciones claras de peligro, primero con Omar Duarte que sacó provecho a un resbalón de Rafael Pérez y luego una incursión por la izquierda de Yerson Candelo, en el minuto 58 y 59. 

Más pronto que tarde, Suárez terminó quemando sus alternativas al mandar al campo a Daniel Moreno por un inédito Fabián Sambueza y a Michael Rangel por el más destacado del equipo, Sebastián Hernández. Pese a que el talento de Matías Fernández era necesario para destrabar el juego, el DT eligió dejarlo sentado, tal y como en Brasil. 

No obstante, la jugada más vistosa del partido, llegó de una reacción salvadora de Viera, cuando a los 80 minutos del complemento Nacional se venía a su arco en una jugada de peligro, y el charrúa salió a cortar el centro en una maniobra suicida con la cabeza que terminó poniendo de pie al estadio. 

Los minutos finales fueron angustiosos. Junior, desesperado, cargó contra el arco de Nacional y en la última jugada casi pudo llevarse el triunfo, en una jugada con varios rebotes en el área, que no pudo finiquitar Marlon Piedrahíta tras tirarse en plancha. 

Así, los barranquilleros sumaron su quinto empate en casa y alargaron su ya descolorido invicto de 15 jornadas sumando 27 puntos. Pero sobre todo dejaron muchas dudas en el aire y aún más preocupación. No se pierde, pero no se gana y lo peor es que cada día el equipo juega menos. 

¿Alcanzará la paciencia de los hinchas y los dueños, tras la eliminación de la Copa Libertadores? Lo cierto es que esta Semana Santa será aún más de reflexión para Suárez y su equipo.