Artículo
Artículo
Sebastián Hernández festejando el tercer gol de los 'tiburones'.
7:05 pm. Domingo 24 de Marzo de 2019
Ante Huila, Junior encontró el camino de la victoria, los goles y la punta del torneo
7:05 pm. Domingo 24 de Marzo de 2019
Goleó 3-0 para instalarse en la parte alta del tablero y superar su racha sin victorias.

En un partido práctico, menos vistoso de lo habitual pero con una buena dosis de goles, Junior superó la noche de este domingo al Atlético Huila por 3-0, con una gran actuación del zurdo Freddy Hinestroza, para confirmarse como puntero de la Liga Águila y salir de la mala racha de resultados. 

Poca asistencia al estadio para poco fútbol en el primer tiempo. Aunque era el duelo que posiblemente catapultaría a Junior a la cima de la tabla, los aficionados tuvieron un mal presentimiento en cuanto al juego que tendría el equipo y honestamente, no fallaron en sus apreciaciones. 

Junior no jugó su partido más exuberante y la verdad, el Huila tampoco fue un rival que mostró un soberbio manejo de la pelota en la primera mitad. Junior fue el de mayor tenencia de la pelota, pero jugando un partido plano y con una posesión insulsa del balón. 

Sin embargo, la diferencia entre una nómina y la otra era suficiente para saber que en cualquier momento los barranquilleros tendrían que marcar diferencia, aunque no jugara de la mejor manera.

A los 2 minutos nada más, Freddy Hinestroza se descolgó por la banda izquierda y sacó un tiro que se quedó en las manos de Carlos Mosquera. Desde temprano, el mejor en rendimiento de los refuerzos del equipo comenzó a demostrar que con su desborde podría ser importante en el partido. 

El primer tanto de la tarde llegaría a los 16 minutos, merced de una pelota quieta. El chileno Matías Fernández lanzó un tiro de esquina perfecto a la cabeza de Luis Narváez, quien le ganó en el duelo a un marcador opita, y mandar la pelota al fondo de las redes, para el 1-0. 

Huila también tuvo lo suyo, también por la vía de la pelota parada. A los 26 minutos Michael Ordóñez mandó la pelota contra el travesaño, en una ejecución de tiro libre que dejó vencido completamente a Sebastián Viera, a quien la suerte lo acompañó en la jugada. 

Junior volvió a aparecer en el arco contrario a los 35 minutos, nuevamente con un tiro libre, esta vez pateado por Matías, con efecto al palo del arquero, donde Mosquera se fajó para evitar que la esférica se anidara en las redes de la cabaña visitante. 

A los 38, Huila, en la mejor jugada colectiva de la primera mitad, confirmó una combinación entre Tomás Maya y Jorge Aguirre, que terminó en una reacción felina de Viera, para contener el peligro y mantener la ventaja 1-0 para Junior.  

Así, con poca profundidad, pero con un gol a favor, los Tiburones se fueron a los camerinos con la intención de poder redondear el tanteador y ganar un duelo que los llevara a la punta del torneo colombiano. 

La segunda mitad inició como la primera, con una embestida por la izquierda de Hinestroza, esta vez con mejor suerte. Matías cortó una pelota para Teófilo, quien la sirvió a Fabián Sambueza y este la abrió a la izquierda a Hinestroza quien sacó un latigazo de zurda para anidarla en el arco y poner el 2-0 en apenas 49 minutos. 

Con la tranquilidad en el marcador, Suárez se decidió a mover su banco. Mandó al campo de juego a Michael Rangel y Sebastián Hernández, en los puestos de Teófilo y Matías, para darle descanso a los segundos y tratar de rematar el partido con piernas frescas en la mitad y la delantera. 

El Atlético Huila adelantó las líneas y comenzó a protagonizar escaramuzas sobre la meta de Viera, llevando serio riesgo pero sin ninguna puntería para poder marcar la diferencia. En tanto, Junior comenzó a buscar la manera de aprovechar los espacios dejados por su rival para definir el partido. 

Al diez minutos del final el partido quedó definido. El recién ingresado Hernández armó por el interior de la cancha, en tres cuartos del campo huilense, una doble pared con Sambueza, quien se la devolvió a Sebastián para que sacara un tiro ajustado al palo para dejar sin opciones al arquero y colocar el 3-0 a los 80 minutos.

Tras los minutos finales de trámite, la goleada quedó confirmada y Junior se instaló en la parte más alta del tablero, a la espera de lo que pueda pasar con el América de Cali, pues un empate o una derrota de los caleños, lo dejaría líder solitario del torneo.

Junior no tuvo su juego más colectivo, pero fue práctico y tuvo las sociedades para marcar goles de buena factura. Tal vez el camino que Suárez estaba esperando, encontrar practicidad para poder definir los partidos y más que todo, la seriedad en sus jugadores para manejar el compromiso.