Videos

Los detalles escabrosos de la explotación sexual en Cartagena

0j24QmUhfOI?rel=0
Policía allanó varios establecimientos.

La Fiscalía reveló este domingo detalles escabrosos de los casos que permitieron las capturas de 18 personas que estarían vinculadas a prácticas sexuales con menores de edad en sectores turísticos, la cooptación de niñas para ejercer la prostitución en Cartagena y en el extranjero, y el aberrante caso de un ‘depredador’ sexual que tatuaba a sus víctimas.

Para realizar las capturas, explicó la Fiscalía en rueda de prensa, fue necesaria "la recopilación durante el primer semestre de este año de testimonios, elementos probatorios y suficiente evidencia técnica que pusieron al descubierto cuatro ejes criminales de esta problemática en la ciudad, algunos cuentan con el auspicio de funcionarios públicos que facilitaban su actividad ilícita, pero todos dejan niñas y adolescentes víctimas de delitos sexuales y familias desintegradas".

En desarrollo de una ofensiva denominada Vesta, que tomó el nombre de la diosa griega protectora del hogar, la Fiscalía General de la Nación, la Policía Nacional, a través de varias de sus especialidades de policía judicial, y Migración Colombia, con el apoyo de la Armada Nacional y la agencia estadounidense ICE/HSI, realizaron 13 diligencias de allanamiento, seguimientos a cinco (5) centros hoteleros de la ciudad y siete (7) registros de Policía, con medidas cautelares,  en distintos puntos de Cartagena y su zona insular, y en tres días capturaron a 18 cabecillas de proxenitismo y depredadores sexuales nacionales y extranjeros, señalados de someter mediante vejámenes a más de 250 víctimas, entre niñas y adolescentes.

En cada uno de estos ejes se concentraron los resultados de esta ofensiva, ellos son:

- La demanda de explotación sexual comercial de niñas en plazas públicas

Sitios de afluencia alta de turistas en el centro histórico de Cartagena, como la Torre del Reloj y la Plaza de los Coches, fueron ocupados por jóvenes entre 14 y 17 años de edad, quienes habrían sido reclutadas por redes de proxenetas que les definieron rutinas y horarios, y las obligaron a ofrecer servicios sexuales a cambio de dinero. Verdaderas esclavas del Siglo XXI.

Por su vinculación a esta forma de explotación sexual comercial, precisó la Fiscalía, fueron "capturados Alias Gregori  y Yenifer, quienes serían los encargados de buscar y convencer niñas para las prácticas de explotación sexual comercial en lugares turísticos. Muchas de las víctimas identificadas en las investigaciones son migrantes venezolanas en estado de vulnerabilidad. Será imputados por proxenetismo (14 a 25 años de prisión), la pena puede llegar a 37,5 años por tratarse de familiares".

Según el ente acusador, algunos administradores de hoteles de la ciudad amurallada, entre estos Ana Torres y César Bernal, "con conocimiento y aquiescencia, habrían permitido actos sexuales contra menores de edad en los establecimientos a su cargo. Serían imputados por el delito de estímulo a la prostitución de menores (10 a 14 años de  prisión)".

Los uniformados Javier Tovar y Naymiro Cabarca, integrantes de la Policía Nacional, están sindicados de exigir dinero para abstenerse de cumplir con su deber y no capturar a los turistas que pagaban por servicios sexuales con niñas y adolescentes Serían imputados por el delito de concusión. 

José Caballero, por ser uno de los demandantes sexuales, con orden de captura por acceder a menor de edad. Será imputado por “demanda de explotación sexual comercial de persona menor de 18 años de edad” (14-25 años de cárcel).

Finalmente, en esta línea de investigación fueron solicitadas circulares azules de Interpol para que sean ubicados dos ciudadanos estadounidenses, uno alemán y otro argentino, pedidos en extradición por demanda de explotación sexual comercial de niñas menores de 18 años de edad en la Torre del Reloj. La pena puede llegar a ser de 37, 5 años por tratarse de turistas.

-  Trata de mujeres colombianas con fines de esclavitud sexual en países del Caribe: Capturada alias “Madame”

La investigación de la Fiscalía llegó a concluir que "a los barrios de Cartagena llegan personas que contactan niñas y mujeres jóvenes, les hacen ofrecimientos laborales en el extranjero, especialmente en las islas del Caribe, las ayudan con los trámites para obtener el pasaporte y otros requisitos y, al momento de viajar, les dan un supuesto auxilio en dólares para la manutención los primeros días".

Cuando las víctimas llegan al país en el que esperan trabajar, encuentran una realidad muy distinta, las despojan de sus documentos, las encierran y las explotan sexualmente.

"En este segundo eje criminal detectado fue capturada alias Madame, presunto responsable de cooptar adolescentes y mayores de edad en Cartagena y trasladarlas hacía el exterior, con fines de explotación sexual, lo que constituye un delito de trata de personas de orden transnacional, con penas de hasta 23 años de prisión", indicó la Fiscalía.

Alias Madame registra antecedentes penales por tráfico de heroína y permanencia e ingreso irregular a Estados Unidos. Además, sería la mayor proxeneta de la ciudad de Cartagena y la encargada de manejar un corredor sexual en la zona de las playas, y contaría con una capacidad logística y contactos a nivel internacional para realizar eventos que demandan servicios sexuales de varias mujeres.

En desarrollo del operativo las autoridades de  migración de los Estados Unidos lograron la cooperación de autoridades de Bahamas para inadmitir ciudades americanas y a través de entrevistas efectuadas por ICE/HSI se confirmó que varias colombianas viajaban en tránsito para participar en fiestas “sexuales”, seleccionadas a través de catálogos presuntamente distribuidos internacionalmente por alias “Madame”.

En estos momentos se adelanta la audiencia de legalización de allanamiento y captura de la señora Liliana del Carmen Campos Puello, alias “Madame”, efectuada en las horas de la madrugada de este domingo. La Fiscalía solicitará al juez de garantías que su audiencia de imputación sea pública.

-  El ‘depredador’ sexual que tatuaba a sus víctimas

En esta tercera línea de investigación, los funcionarios de policía judicial capturaron a Raúl Danilo Romero Pabón, capitán de Infantería de Marina de la Armada Nacional, contra quien hay abundante material probatorio que lo señala de ubicar por redes sociales niñas menores de 14 años de edad, abusar de ellas, comprar su silencio y ordenarles que se tatuaran su nombre en partes de su cuerpo.

En las audiencias concentradas llevadas a cabo este sábado 28 de julio, el oficial aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía por los delitos de: concierto para delinquir (8-18 años), estímulo a la prostitución de menores de edad (10-14 años de prisión), demanda y explotación sexual comercial de persona menor de 18 años de edad (14-25 años de prisión), utilización o facilitación de medios de comunicación para facilitar explotación sexual comercial de persona menor de 18 años de edad (10-14 años de prisión) y uso de menores de edad en la comisión de delitos (10-20 años de prisión).

Otras personas capturadas por estos hechos son:

Hillary Patricia Madero, de 19 años de edad, que supuestamente contribuía a ubicar las niñas de las que abusaba Romero Pabón.

John Padilla, tatuador, quien sería el encargado de poner las marcas a las víctimas y también habría agredido sexualmente a varias menores de edad.

-  Encuentros sexuales masivos con niñas y adolescentes organizados por turistas extranjeros

La Fiscalía, la Policía Nacional y Migración Colombia allanaron un lugar conocido como ‘Casa Benjamin’, que permitió recopilar material probatorio y otros elementos, que se convertirían en evidencias que darían cuenta de estas actividades criminales en Cartagena.

Asimismo, en el reconocido sector El Laguito también fueron allanados dos inmuebles en los que se incautaron dosis de marihuana, $34’000.000, 5.911 dólares y 400 euros en efectivo.

En las diligencias fueron capturados seis presuntos integrantes de la estructura autodenominada VIP, entre colombianos y extranjeros, que serían los responsables de las prácticas sexuales masivas y otros delitos. Ellos corresponden a los alias de: Liad y Samu, ciudadanos israelíes, presuntos líderes del concierto para delinquir y los delitos contra la libertad y el honor sexual.

Margedis, Marcos y Giorgi, ciudadanos colombianos sindicados de cumplir funciones de proxenetas, intermediación y facilitación. Iván, ciudadano venezolano.

En el curso de esta investigación se obtuvo orden de captura contra el ciudadano israelí Assi Mosh, cabecilla de esta organización, quien fue expulsado de Colombia el 17 de noviembre de 2017 y respecto de quien se ha solicitado circular azul ante Interpol, para su inmediata judicialización en Colombia. 

Todos los capturados en esta ofensiva por la protección y el respeto de los niños y adolescentes en Cartagena, son presentados ante jueces de control de garantías de la ciudad, y deberán responder por al menos uno de los siguientes delitos: demanda de explotación sexual comercial con persona menor de 18 años, proxenetismo, inducción a la prostitución, estímulo a la prostitución de menores, acceso carnal abusivo con menor de catorce años y trata de personas.   

Extinción del dominio

Complementariamente, la Fiscalía ha dispuesto la extinción del derecho del dominio de los inmuebles que habrían sido usados para los delitos expuestos, como hoteles, hostales y casas donde fueron hospedadas las víctimas, particularmente del accionar de Alias Madame. Entre ellos la sede de Casa Benjamin, del Hostal Artun de San Agustín y del Hotel Central Los Tropicales.

Comentarios