Video
https://www.youtube.com/embed/-zA8A6CtQOk
Artículo
Artículo
El senador Roberto Gerlein
6:57 am. Lunes 04 de Septiembre de 2017
Roberto Gerlein da el ‘Sí’ y anuncia que va por su nueva reelección
6:57 am. Lunes 04 de Septiembre de 2017
El congresista informó que en la lista del Partido Conservador Aida Merlano y Roberto Rodríguez Arias serán los candidatos de su grupo a la Cámara de Representantes por el Atlántico.

José Granados Fernández

@JoseGranadosF

 

Y el senador Roberto Gerlein dio el ‘Sí’. El más antiguo congresista de Colombia, con 49 años de ejercicio parlamentario continuo, decidió buscar su décima primera reelección seguida y será candidato por el Partido Conservador en las elecciones del 11 de marzo de 2018.

“Sí, seré candidato al Senado”, respondió en entrevista exclusiva con Emisora Atlántico y Zona Cero.com, en su apartamento al norte de Barranquilla. Al admitir que lo pensó, una y otra vez, por los quebrantos de salud cardiacos y por sus 78 años de edad, el congresista dijo que “quiero pedirle a Dios que me mantenga con salud para poder enfrentar el reto de la campaña presidencial y de cuatro años más de senaturía”.

Gerlein, quien en 2014 fue en el Partido Conservador el senador de mayor votación en el país con 127.004 sufragios, la mayoría de ellos (88.371) conseguidos en el departamento del Atlántico, confirmó que su grupo buscará, al menos, dos curules en la Cámara de Representantes: una con Aida Merlano, actual congresista, y otra con Roberto Rodríguez Arias.

Este último es un abogado especialista en Derecho Administrativo con más de 15 años en la actividad política. Es experto en la formulación y gestión de proyectos a nivel nacional, “labor que le ha permitido al gerleinismo llevar obras a municipios como Baranoa, Usiacurí y Sabanalarga”.

Rodríguez ha sido concejal de Baranoa y en las elecciones de 2015 fue candidato a la Alcaldía de ese Municipio, debate en el que sacó 7.746 votos. Entre otros objetivos anuncia que trabajará para que “el corredor industrial de Galapa se extienda hasta Baranoa” a fin de que haya fuentes de empleo en esa zona del Atlántico.

INEQUIDAD SOCIAL

Al anunciar que buscará la reelección, Gerlein manifestó que “¡triunfar es la palabra que define la vida de los jefes políticos!” y sostuvo que al lograr el respaldo electoral seguirá trabajando para superar un “problema fundamental” que tiene Colombia: la distribución de la riqueza.

“Aquí -manifestó- hay mucha riqueza en muy pocas manos, pero en muy pocas manos; la concentración de la tierra es llamativamente grave y la concentración del capital en las ciudades también es llamativamente grave; son muy pocos los grupos económicos y todavía muchos menos los dueños de los grupos económicos. Entonces, trabajar por la distribución de la riqueza es, para mí, lo más importante que un jefe político puede optar”.

Sobre la crítica situación del país por el creciente déficit fiscal señaló que espera que, en un periodo no muy largo, Colombia “retome el camino hacia una economía estable”.

El senador Roberto Gerlein

EQUIVOCACIÓN DE FARC

Gerlein también se refirió a la llegada de las Farc a la política y consideró “equivocado” que el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común mantenga las siglas del grupo guerrillero.

“A mí me pareció equivocada esa decisión”, señaló y sostuvo que si las Farc aspiran a “dejar lo que vivieron por tantos años, si aspiran a superar su enfrentamiento con el país civil, si quieren presentarse como novedad política, hubieran debido iniciar ese proceso con el cambio del nombre del partido”.

El senador conservador indicó que en la vida hay “ciertos gestos indicativos” de los hombres que con una sola palabra transmiten una idea, un pensamiento, un querer, una voluntad, “y esa voluntad de paz, que supongo existe en las Farc, se habría mensurado, con mucha mayor profundidad, si hubiesen cambiado el nombre”.

CORRUPCIÓN JUDICIAL

Respecto al escándalo de la corrupción en la Corte Suprema de Justicia, que tiene asqueado al país, el congresista, al recordar como abogado que existe una presunción de inocencia y un debido proceso, indicó que quiere “creer que hay una posibilidad” de que mejore la justicia, cambien las cosas y que la cabeza de la administración de justicia se radique “en los mejores y en los más capaces”.

“Aspiro y espero que las personas procesadas en Colombia por los delitos contra la administración de justicia, o cualquiera vinculado al tema de la corrupción, sean capaces de probar su inocencia; si no lo son, pues, entonces, que caigan sobre ellas el peso de la ley”, enfatizó Gerlein Echeverría.

El nuevo caso de corrupción en el máximo tribunal de justicia del país vincula, inicialmente, a los exmagistrados Leonidas Bustos, Francisco Ricaurte y Camilo Tarquino y a abogados como Luis Gustavo Moreno, quien llegó a ser el Fiscal Anticorrupción del país, en el cobro de multimillonarias sumas de dinero para archivar o congelar procesos de congresistas y otros dirigentes políticos involucrados en malos manejos administrativos, enriquecimiento ilícito y vínculos con grupos al margen de la ley, entre otros delitos.

PASTRANA ES INJUSTO

Finalmente, Gerlein rechazó el calificativo de “corrupto” que el expresidente Andrés Pastrana le dio al Partido Conservador al no aceptar el ofrecimiento para que fuera presidente de esta colectividad. “Creo que es injusto con el Partido Conservador”, dijo el congresista; sin embargo, consideró que el hoy crítico exmandatario no debe retirarse para formar oficialmente el partido Nueva Fuerza Democrática.

“Ojalá (Pastrana) no se marche, ojalá se quede; ojalá trabajé con el partido, con sus senadores y sus representantes; ojalá nos ayude a todos a pensar o repensar las soluciones de las necesidades por las cuales atravesamos. Pero eso no se alcanza a coagular si los miembros del Partido Conservador no solo no colaboramos, sino que nos enfrentamos entre nosotros. Yo le pediría al presidente Pastrana que asumiera la posición normal de expresidente y que nos ayudara a triunfar en lugar de debilitarnos con comentarios tan duros”, puntualizó el parlamentario barranquillero.