7:02 am. Viernes 14 de Septiembre de 2018
Opinión
7:02 am. Viernes 14 de Septiembre de 2018

Contrario a las críticas de muchos especialistas en el fútbol, particularmente del interior del país, nuestra opinión es gratamente de reconocimiento a la tarea encomendada y cumplida por el técnico encargado de la selección de mayores Arturo Reyes. La prueba inicial en Estados Unidos frente a Venezuela y Argentina, si bien no puede tomarse como definitiva para dar una sentencia sobre el verdadero estado del equipo, por lo menos nos deja un buen ambiente de esperanza para un futuro muy cercano.

Especialmente por la nómina de nuevos valores que se alistan para reemplazar a muchos, la mayoría de quienes nos representaron en los Mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018. Los convocados por Reyes quien asumió apenas hace alguna semanas en sustitución del argentino José Pékerman dieron buena cuenta de sus aportes. No brillantemente como quisiera pensarse, pero si cumpliendo tareas, órdenes y con un rendimiento importante que seguramente irá creciendo con el paso de los entrenamientos y juegos.

En este sentido, creo ser testigo de opiniones mayoritariamente en el pueblo colombiano; desde luego con excepciones que deben ser tenidas en cuenta pero no de forma tan descalificada como han pretendido columnistas, periodistas de importantes medios escritos de Bogotá y de comentaristas radiales también del interior del país.

Y, como para ratificar sus agrios comentarios en torno a las actuaciones del seleccionado, los hay que han sentenciado desde ya que Arturo Reyes no debe ser confirmado en la dirección técnica del equipo. Que es muy joven, sin recorrido ni experiencia internacional, que no conoce bien a los jugadores o simplemente por ser un entrenador oriundo de la Costa Caribe. ¡Vaya usted a saber..!

Quieran o no, lo cierto es que en deporte y en lo que se refiere a fútbol, los numeritos son los que hablan. Y en ese orden hay que señalar que Colombia logró en su primera prueba de preparación un resultado muy bueno. Ganar a Venezuela y empatar con Argentina es una cosecha de cuatro puntos lo que supera la media para colocar por encima de lo regular.

No debemos desacreditar el triunfo ante los venezolanos bajo la idea de que Venezuela es un rival de poca monta o que está por debajo de nuestro potencial. En los últimos tiempos el fútbol vino tinto ha crecido tanto que inclusive en eliminatorias ha salido victorioso frente a rivales reconocidos como Argentina, Chile, Uruguay y demás oponentes suramericanos. Y frente a nuestra selección, no olvidemos que Venezuela nos ha ganado en nuestro patio.

Ante Argentina, si bien están los gauchos en un proceso de renovación parecida a la nuestra, siempre han estado posicionados por encima de Colombia. Lo agradable es que frente a venezolanos y argentinos la selección tricolor demostró capacidad y manejo técnico, desenvolvimiento táctico acorde con las exigencias de los rivales y las recomendaciones del técnico Reyes. Además, quienes actuaron por primera vez o aquellos que no han tenido mucha continuidad supieron amoldarse a las ideas de los experimentados como Falcao, Bacca, Muriel, Quintero, Davinson, Cuadrado y el mismo arquero Ospina.  

Jugadores como Benedetti, Sebastián Villa, Mateus Uribe, Deiver Machado, Wilmar Barrios,  Helibelton Palacios, John Lucumí, Luis Díaz, Alfredo Morelos y el mismo arquero Arboleda quien no tuvo minutos de juego, abren una gran esperanza de renovación a los veteranos como Falcao, Bacca y otros tantos que seguramente ya para el Mundial del 22 no estarán seguramente disponibles.

Esta nueva camada con aportes de experimentados y en edades vigentes como James Rodríguez, Quintero, Mina y Arias tendrán en los siguientes cuatro años un recorrido que les afianzará con mejores posibilidades en una cita mundialista; claro confiando que serán protagonistas en las eliminatorias y que Colombia conseguirá  una casilla a la próxima cita universal.

Desde luego, y lo más seguro es que en la dirección técnica estén otros entrenadores que, sepan aprovechar condicione y virtudes técnicas y futbolísticas. Ojala no nos equivoquemos y que la Federación sepa escoger lo mejor para manejar el plantel. No somos optimistas como para creer que la responsabilidad va a recaer en un joven entrenador como Arturo Reyes; eso sí, confiamos en que  la designación sea la m acertada y, para nuestro criterio, recaiga en un extranjero. Dado que si se escoge a un técnico colombiano regresaríamos al tradicionalismo de las llamada roscas regionales.
 

Comentarios