Barack Obama, expresidente de los Estados Unidos.
10:06 am. Viernes 01 de Diciembre de 2017
Obama afirma que no tiene evidencia de que Pakistán supiera de Bin Laden
10:06 am. Viernes 01 de Diciembre de 2017
Reconoció que hay "elementos" en ese país que no han sido buenos socios en la lucha contra el terrorismo.

El expresidente estadounidense Barack Obama afirmó hoy que no tiene pruebas de que Pakistán supiese que Osama bin Laden se encontraba en su territorio cuando fue abatido, en 2011, pero reconoció que hay "elementos" en ese país que no han sido buenos socios en la lucha contra el terrorismo.

"No tenemos pruebas de que el Gobierno paquistaní supiera de la presencia de Osama bin Laden allí, eso es algo que obviamente miramos", dijo Obama a su entrevistador en su intervención en el Encuentro de Líderes del Hindustan Times en Nueva Delhi.

"Le dejo a usted la descripción a partir de lo que acabo de decir", agregó dirigiéndose a su interlocutor.

No obstante, Obama reconoció que en ocasiones ha habido "elementos" -que rehusó identificar- en Pakistán, que "no han sido buenos socios" de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo.

"Aunque Pakistán ha sido de muchas formas un socio en la lucha contra ciertas organizaciones terroristas, lo que es también cierto es que hay elementos que algunas veces no han sido buenos socios nuestros", dijo.

Obama señaló que es cierto y "comprensible fuente de frustración" que algunas veces hay conexiones "entre organizaciones terroristas basadas en Pakistán y elementos que están conectados con varias entidades más oficiales dentro de Pakistán".

En la madrugada del 2 de mayo de 2011, 23 Navy Seal entraron en suelo paquistaní desde el vecino Afganistán en dos helicópteros para dar muerte al terrorista más buscado del mundo, en una operación en la que también murieron dos guardaespaldas del saudí, la mujer de uno de ellos y uno de los hijos del líder de Al Qaeda.

La misión, de 38 minutos de duración, se realizó sin el conocimiento de las autoridades civiles y militares paquistaníes, de acuerdo con la versión oficial de Islamabad y Washington.

Pakistán amaneció entonces en estado de shock, no por el hecho de que el líder de Al Qaeda residiese junto con su numerosa familia en la ciudad militar de Abbottabad, sino porque Estados Unidos había violado su soberanía.

EFE

Universidad Simón Bolívar
Artículo
Artículo