Artículo
Artículo
Artículo
Jesús Ripoll Angulo, joven fallecido.
11:04 am. Sábado 12 de Agosto de 2017
Joven de 17 años iba a toda velocidad en moto: le cerraron la vía y murió tras salir volando
11:04 am. Sábado 12 de Agosto de 2017
Jesús Ripoll Angulo, de 17 años, falleció tras un violento accidente de tránsito.

Una imprudencia en la vía, sumada al exceso de velocidad, terminó con la vida de un joven de 17 años identificado como Jesús Ripoll Angulo, quien desde hace un año residía con su abuela en Soledad, tras llegar procedente de Venezuela.

Ripoll Angulo vivía con su abuela, la señora Vilma Mejía, en Soledad, en la calle 21 con la carrera 15A, desde hace un año, cuando llegó con su madre de visita y decidió no regresar ante lo complicado de la situación, como recuerda su abuela.

“La mamá de él vive hace 16 años en Venezuela. Hace un año vinieron a visitar y él dijo que no se iba a devolver, que no quería seguir allá. Se quedó conmigo en la casa en la que vivo, que es de otro hijo mío”, detalló la mujer.

Este viernes, como era costumbre, Jesús se levantó y su abuela procedió a prepararle el desayuno. Nada indicaba que sería lo último que Vilma le iba a servir a su nieto en la vida.

“Él salió a las 12 del día. Yo le serví su desayuno. Agarró la moto, es una de esas motos de alto cilindraje, que corre bastante. Yo le dije: ‘papi no vayas a correr’. No me hizo caso”, relató entre las lágrimas doña Vilma.

Jesús Ripoll se aprestó a salir por la la calle 30, según testigos, acelerando su máquina a toda velocidad y manejando de manera temeraria en una vía altamente congestionada con carros particulares, vehículos de servicio público y camiones de carga.

Cuando salió por Soledad, cogiendo la 30, un carro y un bus de pueblo lo cerraron y salió volando como unos 7 metros, cayó ahí entre SaludTotal y Pan Bimbo. Se le salieron todos los dientes, pero dicen que alcanzó a sentarse, entonces en SaludTotal le brindaron los primeros auxilios. Eso fue a las 12:20 del mediodía. Él falleció a las 5:00 de la tarde porque le dio un paro”, lamentó la abuela.

Jesús Ripoll Angulo trabajaba en una empresa de yogurt y carnes frías en Rebolo desde hace un año, donde se había ganado el aprecio de sus compañeros. Era el cuarto de cinco hermanos y no dejó hijos ni pareja sentimental.

 
Universidad Simón Bolívar
Galería
Galería
Artículo
Artículo