Artículo
https://www.youtube.com/embed/Jtz7NJpwTBA
Artículo
https://www.youtube.com/embed/UdgISkfGoo0
Artículo
https://www.youtube.com/embed/xIaygobeK3U
Artículo
https://www.youtube.com/embed/rf7kSmTzg40
Artículo
Exterior de la Cárcel Modelo de Barranquilla.
7:43 pm. Domingo 21 de Enero de 2018
El trasfondo que encierra las denuncias de una supuesta red de manejo de tienda ilegal en la Cárcel Modelo
7:43 pm. Domingo 21 de Enero de 2018
Zona Cero tuvo acceso a documentos que revelan otra versión de los hechos.

El dragoneante del Inpec, Milton Anibal  González Ospino, ha venido denunciando que en la Cárcel Modelo de Barranquilla se descubrió una supuesta red de venta ilegal de productos con dinero en efectivo a los internos, lo cual está prohibido en los estatutos del Inpec.

El funcionario precisó que “dentro de la celda de uno de los internos se encontraron unos elementos que son del proyecto productivo como unas neveras y elementos como gaseosas, hielo, utiles de aseo, de mecato para la venta en efectivo a los internos, lo cual está prohibido dentro de los establecimientos carcelarios y para eso hay un sistema por el cual el Inpec le vende a los internos a un precio económico y lo que hacían con estos productos era que los sacaban por medio del sistema de forma económica y se lo vendían dos o tres veces más caro en efectivo al interno. La denuncia es clara y se debe investigar quiénes son los funcionarios que están detrás de esto y saber quién ordenó esto, ya que el interno manifiesta que el jefe de proyectos productivos es quien dio la orden para que esa nevera estuviera allí y recibiera el producido diario de eso”.

El jefe de proyectos productivos es el dragoneante Nelson Neira Medina. No obstante, Zona Cero tuvo acceso a documentos que revelarían cuál sería el trasfondo de esta denuncia.

Al parecer, las mismas estarían fundamentadas por una vieja rencilla que se viene presentando entre los dragoneantes Milton y Nelson.

Según se logró establecer, cuando el dragoneante Nelson ingresó a laborar en la Cárcel Modelo entregó un informe a las directivas regional del Inpec precisando que el casino que administraba el dragoneante Milton junto a otro compañero sindicalizado vendían muy caro los productos y también empezó a informar sobre supuestas anomalías que estaban sucediendo en el centro penitenciario. Allí habría iniciado las rencillas entre los dos dragoneantes.

Fue así como el 27 de enero del 2015, en una carta enviada al entonces director de regional del Inpec, Dionisio Calderón Sánchez, el dragoneante Neira puso en conocimiento a su jefe sobre una agresión física de que habría sido víctima a las 9:55 a.m. de ese día en el casino del centro carcelario.

“Fui sorprendido por el DR. Milton Anibal, quien estaba en discusión con otros compañeros, no tengo conocimiento por qué discutían, solo entraba al casino cuando de repente fui atacado. Sentí un golpe en el pecho, me insultó y manifestó desagrado hacia mi persona con palabras soeces”, precisó el dragoneante en esa carta.

Carta conocida por Zona Cero donde el dragoneante Nelson Neira informa de la supuesta agresión de su compañero Milton Anibal  a las directivas regional del Inpec.

La administración del casino fue cambiada y el dragoneante Milton fue asignado a otro cargo dentro del centro carcelario. Esto habría originado la agresión a su compañero, tal como se precisa en la carta.

Las diferencias fueron creciendo entre los dos integrantes del Inpec hasta el punto que se generó la denuncia mediática que en la Cárcel Modelo hay un supuesto tráfico de mercancía con dinero en efectivo, al parecer, en represalias por los informes presentados por Neira a las directivas del Inpec y con estas graves denuncias el principal afectado es este dragoneante.

El dragoneante Neira habría explicado a sus jefes que no existe ningún tráfico de venta en efectivo, sino que todo se debía a represalias de su compañero por las situaciones que han pasado con él en el pasado.

¿Cómo funciona la tienda legal en la Modelo?

Dentro de la Cárcel Modelo funciona una especie de tienda con productos de aseo, helados, mecatos y gaseosas. Pero por políticas del Inpec el recluso no puede comprar con efectivo para evitar la circulación de dinero dentro del centro de reclusión.

Los familiares de los reclusos deben consignar el dinero a una cuenta de ahorro que tiene el Inpec, que se encarga a través de un software de verificar cuánto dinero tiene cada recluso y de esta manera le van descontando de allí el valor respectivo de acuerdo a los que vayan pidiendo.

El encargado de la tienda es el dragoneante Neira, quien junto a él laboran los internos Emerson Rafael Fernández Ibarra y José Uriel Aranda Cardona, quienes tienen un permiso del Inpec para cumplir con las labores de organizar los productos y llevarlos a cada celda cada vez que un interno requiere que le lleve un elemento de aseo o alimenticio.

La escogencia de los internos que laboran en la tienda la realiza un comité del centro penitenciario, de los cuales hacen parte la psicóloga, el director de la cárcel y otros encargados en el área. El trabajo que ellos realizan les es pagado a su cuenta para que puedan pedir de la misma tienda lo que requieran y solo se le permite laborar 8 horas diarias con un día de descanso.

Precisamente,  la nevera que fue encontrada en la celda de uno de los reclusos es el mismo que labora en la tienda. La misma permanece en el lugar para poder guardar los productos que necesitan refrigeración una vez son pedidos en la tienda y que los reclusos no consumen de forma inmediata, ya que el dragoneante Neira no puede permanecer todo el tiempo en el lugar porque debe dedicarse a otras labores y es por eso que los reclusos aprovechan para comprar en cantidad, pero con la condición que no pueden superar el cupo diario de 52.082 pesos para no sobrepasar el cupo mensual que es de 1.562.484 pesos.  

Por ejemplo, si un recluso tiene en su cuenta consignado 100 mil pesos en un solo día puede pedir productos de la tienda que sumen 52.082 pesos. Es así como varios de ellos piden varios helados, gaseosas y las tienen guardadas en la nevera del otro recluso que trabaja en la tienda para cuando lo requieran en cualquier momento las puedan pedir. Al parecer, es allí donde algunos internos que reciben sus productos probablemente la venden a otros, pero no relacionado con los trabajadores y el dragoneante encargado de la tienda autorizada.

Comunicado del Inpec

La Regional Norte del Inpec, por su parte, se pronunció a través de un comunicado de prensa precisando que “adelantan una investigación tras la de denuncia efectuada por algunos funcionarios sobre la venta de productos en sitios no autorizados dentro del Establecimiento Carcelario ‘La Modelo’ de Barranquilla. La investigación permitirá establecer los responsables en la comercialización de estos productos al interior del penal...Una vez finalice la investigación se dará a conocer a la opinión pública los resultados de la misma y las sanciones que se puedan dar”, precisó a parte del comunicado.

Comunicado emitido por el Inpec.

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1073059266943217664
 title=
Artículo
Artículo
Expreso Brasilia
Artículo
Ambulancias 123