Artículo
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/LfJHnIhLW5g?rel=0
Artículo
Los casos de maltrato animal en Hibacharo se remontan al 2012 cuando les quitaban los jarretes a los burros, denunció la comunidad.
7:54 pm. Jueves 04 de Agosto de 2016
Denuncian que en Hibácharo, Piojó, se están robando los burros para vender su piel
7:54 pm. Jueves 04 de Agosto de 2016
Comunidad asegura que en los últimos tres meses han sido robados 10 burros y siete más fueron “pelados y las carnes dejadas en cada sitio”. Policía dice que se trata de un problema que se extiende por el departamento.

Desde hace 10 años, Víctor Ruiz Goenaga, conocido en Hibácharo -corregimiento de Piojó- como ‘el mono’ Ruiz, tenía un burro que utilizaba como su medio de transporte y carga. Con el animal, Ruiz Goenaga se trasladaba hasta una parcela en la que se dedicaba a labores del campo y sustentaba a su familia. 

Tristemente, hace tres días ‘el mono’ Ruiz se despertó y no vio al burro en el patio de su casa. Su esposa Manuela Durán Cuao, de 66 años, exinspectora del corregimiento, indicó que desconocidos se llevaron el animal en la madrugada del lunes sin que se dieran cuenta. 

“Hace tres días se metieron en mi casa a la 1:00 a.m., no sabemos quién y se robaron el burro. Aquí se está presentando una ola de robos de burros porque pagan la piel muy bien, pero varias personas ya nos hemos visto afectadas”, dijo Durán, quien aseguró que desde el mes de mayo “han sido robados 10 burros, mientras  que en el mismo tiempo otros siete fueron pelados, les quitaron la piel y dejaron las carnes ahí tiradas”.

Según Durán Cuao esta situación los tiene tristes y preocupados porque en el caso de su animal “era un burro especial porque cuando se cruzaba con yegua daba unos mulos robustos. Nosotros lo teníamos bien alimentados y atendidos, y ni si quiera la ola de calor lo puso débil”. 

La Policía de Piojó confirmó que en los últimos meses se han presentado varios casos, pero a raíz de estos mismos hechos se han aumentado los patrullajes. 

“Hemos recibido tres reportes de burros pelados en las parcelas de La Esperanza y La Pradera, en Hibácharo. Es un tema que toca a todo el departamento porque se ha incrementado la compra de burros y quienes no los venden se ven afectados porque  cogen estos animales y los pelan. Es un tema que está en las manos de la Policía judicial y ya se han individualizado a cuatro personas, dos naturales de Barranquilla y dos naturales de Piojó que están hurtando los burros para aprovecharse del cuero”, dijo el intendente Jhon Orozco Ramírez, comandante  de la Estación de Policía de Piojó.

De las medidas que se han tomado, Orozco Ramírez aseguró que “se han incrementado los patrullajes en zonas nocturnas, y se ha conocido de otros animales perdidos, pero hay que reconocer que a veces es por descuido de los mismos dueños”.

“Todo está articulado con la Policía del Atlántico que desplegó planes especiales y envió un grupo de investigación para determinar lo que está sucediendo”, dijo el comandante. 

Por su parte, Durán Cuao recordó que ya en 2012 se había registrado un caso similar con estos équidos. 

En 2012 sucedió algo parecido y fue que a los burros que no podían robar le quitan lo que se llama jarrete, que es la parte de atrás de las piernas y los dejaban listos para morirse. Desde entonces no se había vuelto a presentar esta situación, por eso queremos que la Policía nos diga qué pasa y no bajemos la guardia”, puntualizó la mujer. 

Te puede interesar

Artículo