Artículo
Artículo
Artículo
Los homicidios se registraron en Barranquilla y Soledad.
8:22 pm. Martes 28 de Febrero de 2017
De viernes a martes 5 homicidios, ninguno asociado a eventos de Carnaval
8:22 pm. Martes 28 de Febrero de 2017
En Barranquilla disminuyó la cifra en comparación con 2016. En Soledad se registraron otros 5 homicidios.

Las autoridades reportaron 5 homicidios entre el viernes y la noche del martes de Carnaval, lo que representa una disminución con respecto al mismo período en 2016, cuando se registraron 6 casos.

De acuerdo con el reporte, este año se registró 1 homicidio el día sábado, 1 el domingo y 3 el lunes de Carnaval. En 2016, se presentaron 3 el lunes y 3 el martes, para un total de 6.

Otros 5 homicidios se presentaron en el municipio de Soledad: 3 el viernes, 1 el sábado y 1 el domingo.

Según las autoridades, ninguna de estas muertes está relacionada con eventos oficiales del Carnaval.

De los fallecidos ocho eran hombres adultos, uno era menor de edad y una sola mujer.

En el análisis se puede determinar que de los diez (sumando Barranquilla y Soledad) siete fueron asesinados a bala, uno con arma blanca, otro con objeto contundente y uno descuartizado.

Adicionales a estas muertes, se presentaron seis fallecimientos por accidentes de tránsito, un ahorcado y el deceso de una mujer que había sido atacada el 11 de febrero pasado.

Viernes

En la tarde del viernes 24 un sicario atacó a cuatro personas que se encontraban en el interior de una vivienda en la carrera 15 con calle 18 de Soledad. En el hecho resultaron muertos John Jairo Montes Martínez, de 36 años; Jonathan Enrique Barceló Pacheco, de 29 años, y Rodolfo Donado Moreno, de 19 años. En el hecho que se presentó en el barrio Pumarejo, a un costado del arroyo El Platanal, también resultó herido Ricardo Andrés Soto Donado, de 32 años.

Cuentan los testigos que los cuatro hombres estaban departiendo y consumiendo sustancias alucinógenas en una casa hecha de tablas, perteneciente a Montes Martínez, cuando un hombre irrumpió y abrió fuego. Las primeras hipótesis se encaminan a que el ataque iba contra Soto Donado, el único que no murió. Posteriormente el pistolero huyó con otro hombre en una moto.

Las víctimas mayores de edad y el herido presentan diversas anotaciones. John Montes Martínez presentaba dos anotaciones por hurto y porte de estupefacientes; Jonathan Barceló tenía cuatro anotaciones: dos por porte de estupefacientes, una por porte ilegal de armas de fuego y una por hurto. Por último, Ricardo Soto tiene una anotación por tentativa de homicidio de 2014.

Sábado

El cadáver de Jesús Alberto Tovar Mejía fue hallado dentro de unas bolsas y envuelto en unas cortinas, en el interior de un bicicoche, en la mañana del sábado, por habitantes del barrio La Luz, en la carrera 21 con calle 6.

Jesús Alberto Tovar Mejía, hallado descuartizado en La Luz.

Familiares señalaron que el hombre de 24 años era bicicochero, tenía tres hijos y estudió hasta quinto de primaria. Según versiones de sus allegados la causa de la muerte podría ser que cruzó una ‘frontera invisible’ por motivo de su trabajo transportando personas.

"Pudieron haberlo matado por esas fronteras invisibles que hay entre los barrios. Incluso hay calles del barrio que no se pueden transitar porque uno vive en otra zona. A lo mejor lo mataron para dejar un mensaje entre pandillas", aseguró un allegado de la víctima.

El otro homicidio se presentó a las 10:30 de la mañana cuando dos personas en una motocicleta asesinaron a Anthony De Ávila, de 27 años, en inmediaciones del barrio Villa Selene, en Soledad.

Anthony De Ávila, mototaxista asesinado en Villa Selene.

La víctima, que se dedicaba al mototaxismo, tenía una hija y deja una mujer embarazada. Además tenía varias anotaciones judiciales y se asegura que tenía vínculos con la banda ‘Los Papalópez’.

Domingo

Otro de los casos que se presentó fue la muerte de Dilia Esther González Acevedo, de 45 años. Su deceso se produjo por una bala perdida en medio de un enfrentamiento entre agentes de la Policía y delincuentes. La mujer deja cinco hijos y tenía un negocio de costuras, en el barrio El Ferrocarril, de Soledad.

Dilia González Acevedo, asesinada por bala perdida en el centro de Soledad.

La hija de la fallecida, Fermina González, contó que su madre había salido de fiesta con su esposo, Yesid Ibáñez, una nuera y su hijo a un estadero llamado 'El ritmo de la noche' en el centro de Soledad. De ahí fueron a comer pescado en el mercado de ese municipio y luego llegaron a un costado de la iglesia de San Antonio de Padua, a un puesto de comidas rápidas para comprar unas salchipapas.

"En eso pasaron los delincuentes en unas motocicletas y la Policía dándose tiros y uno le dio a ella en el hombro, le llegó a un pulmón y luego al corazón. Eran como las 3:20 de la mañana", afirmó la hija, quien agregó que su madre no tenía problemas con nadie y sólo buscaba hacerle el bien a los demás.

En la mañana del domingo, la Policía Metropolitana de Barranquilla informó que habían capturado a dos hombres y dos adolescentes que presuntamente participaron del intercambio de disparos.

Los detenidos fueron identificados por la Policía como Javier Estiven Serrano Truyol,  y Darío José Moreno Ortiz, ambos de 26 años; y los dos menores conducidos tienen 14 y 17 años de edad. Los agentes les hallaron dos armas de fuego: una pistola calibre 9 milímetros,  un proveedor con 15 cartuchos y un  revólver calibre 38, tres cartuchos y tres  vainillas percutidas, además de un chaleco antibalas. También fueron incautadas las tres motocicletas en las que se movilizaban.

Los familiares están a la espera del dictamen de Medicina Legal que les indique quié disparó la bala que mató a Dilia González.

En horas de la madrugada también murió Alexander Antonio Estrada Rodríguez, un albañil de 34 años que fue atacado a puñal por oponerse a que lo atracaran. El hombre recibió una herida mortal en la parte izquierda del cuello, a las 2:30 de la mañana en el barrio Villas de San Pablo, en la calle 149 con carrera 29.

Alexander Antonio Estrada Rodríguez, albañil asesinado en Villas de San Pablo por oponerse a atraco.

Yoleimis Barrios, esposa del fallecido, contó que ellos estaban en la fiesta de un familiar. Habían salido a las 10 de la noche de su casa en la manzana 15 torre 11, en el barrio Villas de San Pablo. En la madrugada decidieron regresar cuando fueron atacados.

"Yo iba caminando y de pronto escucho que rompen una botella. Cuando volteo veo a mi esposo peleando con otro hombre. No entendía qué estaba pasando", relató Yoleimis Barrios.

Informó la Policía Metropolitana de Barranquilla que, las investigaciones preliminares, señalan a Benigno Diaz Bedoya, conocido como 'El Monstruo' como el agresor.

Lunes

Ayer se presentaron tres homicidios en casos aislados: uno en Nueva Colombia, otro en La Paz y el último en La Chinita.

A las 2 de la mañana fue asesinado de cuatro disparos Deivi de Jesús Martínez Medina, de 25 años, mientras iba de regreso a su casa en el barrio Nueva Colombia, en la calle 72 con carrera 22B.

Luz Dary Medina, madre del fallecido, contó que su hijo iba de regreso de la calle 70 C hacia su casa en la calle 72, cuando fue atacado. "Él tomó toda la carrera 22 B y cuando iba bajando la loma, casi en la esquina de la casa, fue que le dispararon. Yo estaba dormida, así que no escuché nada. Eran las 2 de la mañana", afirmó la madre.

Deivy Martínez Medina, asesinado por presunto lío pasional en Nueva Colombia.

Según la reconstrucción de los relatos de testigos, Medina indicó que a su hijo le dieron inicialmente un tiro en la espalda, lo que hace que se desplome y en el suelo fue rematado tres veces en la cabeza. "Fueron dos hombres. Cuando le disparan a 'Mi Negro', los amigos que iban delante escuchan los disparos e intentan devolverse, pero los tipos les hicieron unos tiros y se aguantaron. Esperaron a que se fueran los homicidas y subieron. Ahí lo encontraron muerto", contó la mujer de 43 años.

Según expresaron sus familiares, Deivy Martínez no tenía enemigos ni problemas, lo único que le generaba disgustos eran las mujeres. "Terminaba con una, salía con la otra, enganchaba con otra. Era mujeriego", dijeron. Esto ha motivado la hipótesis de que su homicidio se debe a un lío de faldas, sobre todo porque no le robaron el celular ni la billetera en el ataque.

Deivy Martínez era el mayor de cuatro hermanos y era oriundo de Plato, Magdalena, de donde había llegado a los 13 años. Con su trabajo vendiendo fritos se iba a costear el segundo semestre de salud ocupacional en Tecnar. Era soltero y no tenía hijos.

Otro de los casos se presentó en el barrio La Paz, donde Hernando José López Pedrozo fue asesinado con palos y piedras por una turba, luego de que disparara contra Marco Junior Rondón Santamaría, de 26 años, hiriéndolo dos veces.

Según la información suministrada por la Policía Metropolitana de Barranquilla, en la calle 100 con carrera 13 se produjo una riña. En medio de los enfrentamientos, Hernando López habría sacado un arma de fuego y lesionó a Marco Rondón. Esto habría motivado que la comunidad la emprendiera contra López, atacándolo con palos y piedras.

Hernando López Pedrozo, atacado con piedras y palos por una turba.

Cerca de 200 metros recorrió malherido hasta desplomarse al frente de la casa de unos familiares, diagonal a la Clínica San Camilo. López tenía una profunda herida en la frente, otra fractura encima de la nuca y la última en la mandíbula inferior. Mientras que Rondón, recibió los impactos en la parte izquierda de la espalda media y otro en el omoplato del mismo lado.

Se manejan dos hipótesis de la situación: que López y Rondón tenían una pelea vieja pendiente y se encontraron en la misma fiesta, por lo que iniciaron una riña. La segunda, es que López estaba defendiendo a un amigo y por eso fue atacado por la turba, e intentó defenderse disparando contra el tumulto.

Por último, fue asesinado con dos disparos en su casa Jhon Fredy Godoy Banquez, vendedor de dulces. El joven de 22 años fue atacado por hombres disfrazados, que llegaron a la vivienda en la calle 6 con carrera 13, en el barrio La Chinita, rompieron la puerta de entrada y le dispararon en la cama: una vez en el lado izquierdo del tórax y otra en la parte izquierda de la cabeza.

Casa donde fue asesinado John Fredy Godoy Banquez, en La Chinita.

Familiares señalaron que la víctima se dedicaba a vender dulces, limpiaba parabrisas y se rebuscaba con otros oficios. El joven de 22 años había sido criado por su abuela, tras el fallecimiento de su madre hace varios años.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolívar
Artículo