Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
2:56 pm. Lunes 17 de Julio de 2017
Contraloría halló presunto desfalco por $78.500 millones en Electricaribe
2:56 pm. Lunes 17 de Julio de 2017
La empresa usó indebidamente los subsidios destinados a 600 mil usuarios de estratos bajos

La Contraloría General de la República encontró que la empresa Electricaribe utilizó más de $78.500 millones de pesos que le giró el Gobierno para subsidiar alrededor de 600 mil usuarios, en un objeto totalmente distinto y presuntamente ilegal: disminuir las pérdidas de dicha empresa.

El hallazgo fue detectado por el organismo de control en la auditoría que acaba de realizar a Electricaribe S.A. E.S.P, luego de analizar un promedio de 800 mil facturas mensuales expedidas durante los años  2015 y 2016, para un total de 19 millones de facturas revisadas aproximadamente, de acuerdo con el comunicado oficial de la CGR que anexa el respectivo informe auditor.

Los $78.500 millones que empleó la empresa con el objeto de disminuir sus pérdidas provienen del subsidio otorgado por el Fondo de Energía Social -FOES- que deben ir destinados para aliviar al pago de la factura de energía de los usuarios de menos recursos de usuarios de estratos 1 y 2.

Esta cifra corresponde al 99% del beneficio FOES que debieron recibir los usuarios afectados que hacen parte de la población más pobre, en este caso de los 7 departamentos de la Costa Atlántica.

La CGR calculó que mensualmente la empresa Electricaribe afectó entre el 64% y el 80% de la facturación de estas, porcentaje equivalente a cerca de 600 mil usuarios mensuales.

La CGR trasladará este hallazgo a la Fiscalía y Procuraduría para que adelanten las investigaciones a que haya lugar.

No es claro, desde cuando se vienen aplicando estas prácticas por parte de Electricaribe, razón por la cual  el Contralor General, Edgardo Maya Villazón, ordenó realizar nuevas acciones de control para investigar vigencias correspondientes a los 5 años anteriores al 2015.

Un beneficio que desconoció Electricaribe

 

 

El FOES es un sistema especial de cuentas creado por la Ley 812 de 2003 (Plan Nacional de Desarrollo 2003-2006) y que ha sido prorrogado sucesivamente por los planes de desarrollo hasta el año 2018.

El objeto principal del FOES es subsidiar a los usuarios con menor capacidad económica para disminuir el valor del pago de su servicio hasta su consumo de subsistencia. Para los años 2015 y 2016, analizados por la Contraloría, el valor del subsidio girado por el Ministerio de Minas y Energía fue de $46 por cada Kwh.

El beneficio tiene como propósito ayudar, junto con el subsidio del Fondo de Solidaridad para Subsidios y Redistribución de Ingreso -FSSR, en el pago de su servicio de energía a la población de los estratos 1 y 2 de zonas especiales, es decir la población con menores ingresos.

Según el informe de auditoría, al revisar en detalle la aplicación individual del subsidio a los usuarios durante los años 2015 y 2016, se encontró que al asignar el beneficio FOES en su sistema de facturación, Electricaribe desconoció la esencia del subsidio, que es aminorar el valor de la obligación a cargo del usuario en su factura y a cambio lo destinó a disminuir sus pérdidas.

Caso  de análisis

Para ilustrar cómo funcionaba esta práctica, se presenta el siguiente caso de un usuario en el departamento del Atlántico: se le aplicó un descuento por subsidio FOES de solo diecinueve pesos con setenta y ocho centavos ($19.78), cuando tenía derecho a recibir mil novecientos setenta y ocho pesos ($1.978), resultantes de multiplicar su consumo de 43 Kwh por los 46 pesos que establece la ley.

 

Los $1.958.22 de diferencia, Electricaribe los restó en la factura al “aporte empresa”, concepto que refleja las pérdidas que asume la Compañía. Como se ilustra en la figura, en la factura aparecen como “aporte empresa” sólo $ 8.950.98, cuando la suma real para este caso era de $10.909.20.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolívar
Artículo
Artículo
Artículo
AUTOFEST