Artículo
Artículo
Artículo
Artículo
Nairo Quintana ya logró un triunfo de etapa este Giro de Italia.
4:26 pm. Lunes 22 de Mayo de 2017
“Nairo con 7, 8 o 10 curvas puede distanciar a Dumoulin”: director del Movistar América
4:26 pm. Lunes 22 de Mayo de 2017
Libardo Leyton habló con Zona Cero y explicó las posibilidades del colombiano en el Giro.

La gran montaña abrirá sus puertas desde este martes: los valientes desafían la tercera semana del Giro de Italia. En este centenario, la carrera que se viste de rosa, medirá todas las capacidades del líder Tom Dumoulin y su retador, el colombiano Nairo Quintana.

El holandés Dumoulin ha sorprendido a propios y extraños con el desempeño escalador de las dos primeras semanas de la competencia. Un paso constante que incluso le alcanzó para desbancar en la subida al Oropa a Quintana, el pasado sábado, donde le marcó algunos segundos más.

Sin embargo, muchos aún tienen los deseos de ver el comportamiento de la ‘mariposa’, como apodan al holandés, cuando deba enfrentarse a los puertos más duros y encadenados unos tras otros, de esta semana. Tierra propicia para el escalador de Boyacá.

Nairo Quintana no puede medirse en la crono, pero puede sacar mucha ventaja en la escalada.

Entre estos especialistas está Libardo Leyton, director deportivo del Movistar América, equipo filial de la franquicia europea en nuestro país y una de las formaciones más poderosas del continente americano.

“Creo que no es fácil, porque ganar en cualquier parte del mundo siempre va ser difícil y todos se preparan para eso. Lo que hemos visto hasta ahora son llegadas en alto, que si bien son subidas no son las condiciones para el tipo de terreno en el cual Nairo puede marcar diferencia”, reseñó Leyton para Zona Cero.

 

 

“Nairo en un carretera con rampas con mayor inclinación, curvas de mayor peralte y con jornadas más largas, con dos o tres premios de montaña, va poder descontar la diferencia y meter algo de tiempo”, opinó el director del equipo que ha ganado competencias como el Clásico RCN y la Vuelta a Colombia.

El paso de la ‘mariposa’ y la trepada del ‘escarabajo’

Leyton es de lo que opina que hasta el momento las subidas de las primeras 15 jornadas no han sido tan prolongadas y con los terrenos de descansos suficientes para que el holandés regulase su marcha y así minimizar el daño sufrido en estas etapas.

“Dumuolin es un corredor muy fuerte que ha progresado en la subida, pero ya lo vimos, cuando Nairo lo atacó en las rampas más duras no pudo seguirle la rueda. Él con base a su preparación, estabiliza en los 30 o 40 segundos de diferencia, pero el día en que Nairo encuentre 7, 8 o 10 curvas con peralte complicado va lograr distanciar a Dumoulin”, sentenció Leyton.

Con su paso regulado, Dumoulin se llevó la etapa de montaña del sábado pasado.

Igualmente dijo que para las etapas venideras, donde los pasos de montaña están encadenados y con porcentajes mucho más complicados, sufrirá mucho más Dumoulin, que el mismo Nairo.

“Es más lo que sufre un corredor de cronos como Dumoulin en las subidas, que lo que sufre un corredor escalador como Nairo en las cronos. El va gastando día tras día y el viernes o el sábado podría estar ya acusando la fatiga”, pronosticó.

 

 

La estrategia para la Cima Coppi

La tercera semana, más específicamente la jornada de este martes, se distingue  por el paso de fuera de categoría por el Stelvio, la segunda ascensión del día y la montaña más alta de este año en la competencia, de allí que recibiera el nombre como la ‘Cima Coppi’, en honor al mejor escalador que ha tenido Italia, Fausto Coppi.

Esta etapa tiene 222 kilómetros con la subida al Mortirolo, luego al Stelvio y finalizando en el Umbrailpass, para luego una trepidante y suicida bajada de 20 kilómetros. Una etapa que para Leyton debe correrse a la ofensiva total en contra de Dumoulin.

La etapa 16 abrirá la semana de la alta montaña, este martes.

“Pensaría que lo que van a intentar es separarlo de sus corredores desde el inicio con una fuga grande donde pueda ir Andrey Amador para obligar al Sunweb a perseguir, para que en la subida al Mortirolo se quede sin compañeros. Y ya subiendo el Stelvio, que Nairo ataque y busque diferencia desde el segundo premio de montaña, porque la diferencia que tiene Dumoulin es muy amplia y no se puede esperar al último premio”, explicó.

Así mismo, dijo que lo mejor es llegar con buena renta a la bajada final de la etapa, en especial evitando la incómoda compañía del italiano Vincenzo Nibali, quien puede dar amargas sorpresas en la cuesta hacia abajo.

Nairo ya logró un triunfo de etapa escalando.

“También sabemos que Nibali es un corredor que si lo suben a paso va pasar los dos primeros premios de montaña, y va buscar atacar en la bajada y eso es peligroso también, por el tiempo que pueda meter y por el nerviosismo que pueda crear en la bajada y pueda causar que gente se salga de la carretera”, agregó.

Las últimas escaladas antes de Milán

La jornada 21 prepara una crono completamente plana, lo cual sobra decir es el terreno donde Dumoulin puede sentenciar la carrera a su favor. Sin embargo en los días previos deberá superar etapas con subidas como el Pontivies de la etapa 18, Piancavallo de la etapa 19, el Grapa y el Foza de la etapa 20.

La trepada a Pontivies puede dejar la general cabeza arriba.

“Piancavallo es una llegada en alto, pero lo que pasa antes va ser bastante decisivo. Si seguimos mirando vemos que hay bastante terreno donde se puede ganar el Giro, donde puede atacar, y eso es lo importante. Si hay salud de parte de Nairo, en el Piancavallo la subida va ser muy dura y yo creo que allí las diferencias van ser determinantes para saber con qué tiempo a favor se llega a la crono”, resaltó.

Las etapas finales dan un plus a los escaladores más naturales, tras los tantos días de desgaste. Terrenos llenos de falsos planos y buenos recuerdos como el monte Grappa, donde Nairo sentenció la cronoescalada a su favor en el Giro del 2014, son razones que llenan de confianza al colombiano.

La cima del Piancavallo podrá dejar las diferencias claras ante de la crono.

“Esas etapas son complejas. Luego se va a subir el monte Grappa que es un premio de montaña bastante importante. Creo que allí pueden trabajar los equipos a la espera que algún líder se descuide o se meta en una fuga y pueda sacar diferencia”, cerró Leyton.

La etapa 20 brindará una escalada final y luego una cima con falso plano que solo podrá ser aprovechada por los más fuertes durante la parte final. 

El último premio de montaña de la carrera será el Foza, allí se tirarán los últimos arrestos.

 

Te puede interesar

Artículo
https://www.youtube.com/embed/l-bvuaB4QTc
Artículo
Universidad Simón Bolívar
Artículo
Artículo
Artículo
AUTOFEST